agosto 3, 2020 3:58 AM

Regaló la SEDESHU dinero a institución de amigos de Malova

 

teatro-mochis-4

En Sinaloa más de 155 mil personas sufren de pobreza extrema, no cuentan con seguridad social, educación o vivienda. Pero en el 2016, la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (SEDESHU) a cargo de Juan Ernesto Millán Pietsch, decidió “regalar” 13 millones 900 mil pesos a la organización filantrópica de la familia Salido Artola, amigos cercanos del ex gobernador Mario López Valdez.

Sin ningún documento que justifique la entrega de los recursos públicos, la SEDESHU entregó el dinero a Impulsora de la Cultura y las Artes, Institución de Asistencia Privada dirigida por María del Pilar Artola Sada, esposa de Idelfonso Salido Ibarra, empresario mochiteco amigo de López Valdez.

Según detectó la Auditoría Superior del Estado (ASE), lo anterior constituyó un daño al patrimonio de la hacienda pública y se exige que se reintegren los 13 millones 930 mil pesos que se “obsequiaron” a la institución de asistencia privada, tan sólo en 2016.

Y es que al revisar los recursos presupuestados para los Proyectos Estratégicos en el último año del sexenio malovista, la ASE encontró que la SEDESHU de Millán Pietsch tomó 11 millones 940 mil pesos que originalmente se habían autorizado para Inversión Pública y los mezcló con el capítulo de gasto “Transferencias, Asignaciones, Subsidios y Otras”.

Fue así que el recurso dejó de ser para inversión pública y se entregó a la organización privada bajó el concepto de “Transferencias Internas Otorgadas a Entidades Paraestatales no Empresariales y no Financieras”, sin contar con una solicitud del traspaso entre capítulos de gasto, oficios de solicitud de ampliación o justificación, así como oficio de autorización de inversión.

Ese movimiento presupuestal irregular violentó la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público y la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos, por lo que la ASE sancionará administrativamente al funcionario encargado de autorizar el movimiento.

Pero además, en la revisión de cómo se ejerció el recurso, la ASE encontró que no existe un sólo documento que justifique para qué se entregó el recurso público a la institución que preside la familia mochiteca.

De acuerdo con el Informe de Fiscalización de la Auditoría Específica ordenada por el Congreso de Sinaloa tras la suspensión de la cuenta pública de Mario López Valdez, la SEDESHU no logró mostrar documentos en donde se demuestre el fin para el que fueron utilizados los recursos.

El dinero se entregó en doce pagos que van desde los 800 mil pesos hasta un millón 115 mil pesos mensuales y que se distribuyeron a lo largo de todo el 2016.

Según la ASE, no existe un programa de la SEDESHU en el cual esté inmerso el pago con el que se benefició a  Impulsora de la Cultura y las Artes I.A.P., por lo tanto tampoco existe lineamientos o reglas de operación y no se encontraron indicadores de resultados que reporten las metas y fines estratégicos del Programa.

Por los 13 millones 900 mil pesos tampoco se elaboró un convenio en el que se describiera el fin para el cual serían destinados.

Impulsora de la Cultura y las Artes IAP es una institución que según su portal web fue creada en 2006 con el propósito de desarrollar programas y obras de arte y cultura en Ahome, “para contribuir a mejorar y elevar su nivel y calidad de vida”.

Actualmente la institución está encargada del manejo del Museo Trapiche y el Teatro Ingenio de Los Mochis, ambos edificios construidos con recursos públicos durante el sexenio de Mario López Valdez, con una inversión superior a los 900 millones de pesos.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 914
02 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Alerta ámber