sábado, enero 22, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Busca CNDH garantizar la libertad de expresión

 

periodistas
LIBERTAD DE PRENSA. Garantía amenazada.

Presenta ante la SCJN una acción para derogar reforma aprobada en Sinaloa en abril pasado que limita el derecho de informar

 

 

 

 

Los diputados del Congreso del Estado aprobaron una reforma al Código Penal que permite restringir la libertad de expresión a medios de comunicación y ciudadanos que pretendan documentar abusos de autoridad o violaciones de derechos humanos.

En 2014 los diputados de la anterior legislatura trataron de impedir la toma de audios, videos o fotografías de los hechos delictivos con la aprobación del Artículo 51 bis de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Estado que luego fue derogado.

En abril pasado, los diputados de la actual legislatura fueron más allá y en el Código Penal del Estado incluyeron un artículo que implícitamente faculta a los servidores públicos prohibir la grabación  de audios, videos o imágenes no solo de los hechos delictivos sino de cualquier escena pública.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos presentó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación una Acción de Inconstitucionalidad para derogar ese artículo.

La CNDH considera que el Artículo 298 viola el derecho a la libertad de expresión, el derecho a buscar, recibir y difundir información y la obligación  del  Estado  de  respetar,  proteger  y  garantizar  los  derechos humanos.

El Artículo impugnado establece: “Comete  el  delito  de  ejercicio  indebido  del  servicio público, el servidor público que: VI. Impida la grabación de audios, videos o imágenes de escenas públicas que no atenten contra la vida privada de las personas,  ni  perturben  u  obstaculicen  los  protocolos  establecidos por la autoridad; o ejecute cualquier otro acto arbitrario o atentatorio a los derechos  garantizados  en  la  Constitución  Política  de  los  Estados Unidos Mexicanos o en la Constitución Política del Estado”.

El  Artículo, detalla la CNDH, está encaminado a proteger la libertad de expresión y en general, los derechos garantizados en la Constitución contra un ejercicio arbitrario por parte de los servidores  públicos; sin  embargo  el  resultado pudiera derivar en validar restricciones a la libertad de expresión que no tienen sustento constitucional.

De acuerdo con la CNDH ese artículo posibilita a los servidores públicos impedir la obtención de información cuando considere que se perturba u obstaculizan los protocolos establecidos, pues se deja a juicio de los servidores determinar tal restricción.

El artículo impugnado adolece de claridad y precisión, indica.

“Los  textos  legales  que  contienen  las  normas  penales  deben  describir  con suficiente precisión qué conductas están tipificando sin lugar a dudas; en el caso  concreto  no se cumple con tal principio, pues la descripción típica es oscura, vaga e imprecisa, al  grado de comprometer la seguridad jurídica de las personas”, señala.

“Para esta Comisión Nacional, permite una restricción al  derecho a la libertad de expresión, por ello, estima que el precepto en cuestión carece de fundamento constitucional puesto  que limita de manera  indirecta  el  ejercicio  de  este  derecho,  al  posibilitar  que  servidores  públicos impidan  la  obtención de información cuando la autoridad  considere que  se  perturba  u obstaculiza  los  protocolos establecidos”.

Detalla que existe indeterminación en precisar,  a qué  protocolos se refiere, cuáles son las autoridades facultadas para emitirlos, cuál es su fundamento constitucional y cuál es el alcance de su aplicación.

“No  se  puede  restringir  el  libre  ejercicio  del  derecho  de  libertad  de  expresión  en  función  de  una  obstaculización  de  la  ejecución  de  dichos  protocolos, porque la Constitución Federal no permite más restricciones que las que su propio texto señala”.

La constitución solo establece restricciones cuando se ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros, se provoque algún delito o se perturbe el orden público.

La  norma  cuestionada  podría  ejercer  mecanismos  de  censura  previa, advierte, por  que resultará  discrecional  determinar  qué  actos  perturban  u  obstaculizan  los protocolos establecidos por la autoridad, inhibiendo con ello la participación de  los periodistas así como de cualquier persona que quiera ejercer su derecho de libertad de expresión.

El artículo, destaca la CNDH, impediría la documentación ciudadana en asuntos de interés público de hechos que constituyen parte del dominio público y que están dirigidos a respaldar la existencia de violaciones a derechos humanos.

“No pasa inadvertido que la grabación de audios, videos o imágenes de escenas públicas, también se identifica con posibles denuncias ciudadanas ante  abusos  de  autoridad,  en  ese  sentido  limitar  e  impedir  que  un  ciudadano  filme  una  detención o cualquier otro acto relacionado con las funciones de los servidores públicos  constituye  un  ataque  contra  la  libertad  de  expresión”.

Cuando una persona sea reprimida con el pretexto de obstaculizar los protocolos, indica, y se quiera acudir a la vía penal para sancionar la restricción a la libertad de expresión no se podrá debido a que la autoridad se encuentra legitimada para restringir ese derecho.

La norma, destaca, podría crear un espectro de impunidad, en el que las autoridades pueden válidamente restringir el derecho de la libertad de expresión.

La CNDH asegura que el artículo viola la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 990
16 de enero del 2022
GALERÍA
La erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.