sábado, octubre 23, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Periodistas le gritan ¡Justicia, Justicia, Justicia! al presidente Enrique Peña

CIUDAD DE MÉXICO, 17MAYO2017.- El Presidente Enrique Peña Nieto encabezó la reunión extraordinaria de la CONAGO en la que se anunciaron distintas acciones por la libertad de expresión y para la protección de periodistas y defensores; ahí reafirmó su compromiso de que la muerte de periodistas no quede impune y se encuentre a los responsables. En la imagen saluda al gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel.  FOTO: PRESIDENCIA /CUARTOSCURO.COM

Hartazgo en Los Pinos

El minuto de silencio que pidió a los gobernadores reunidos en Los Pinos para recordar a los periodistas asesinados en el país, fue interrumpido. La rabia y la impotencia de camarógrafos y reporteros gráficos que acudían a cubrir la Reunión de Gobernadores el pasado miércoles en la Ciudad de México se fue contra el presidente Enrique Peña Nieto, cuando los periodistas rompieron el protocolo y le gritaron de frente:  ¡Justicia! ¡Justicia! ¡Justicia!

Las fuertes medidas de seguridad que blindaban aquel encuentro de mandatarios estatales dieron paso a una de las protestas más sentidas que hicieran en años recientes periodistas de la capital del país. Y es que dos días después del asesinato de Javier Valdez Cárdenas, periodista del Semanario Ríodoce y corresponsal de La Jornada, volvía a abrirse la herida constante  que deja  la muerte de 127 periodistas asesinados desde el  año dos mil y ninguno de ellos esclarecidos cabalmente.

Fuera de la solemnidad que imponía el  Salón “Adolfo López Mateos” y el Recinto oficial de Los Pinos, afuera, en todo el país crecían las protestas en distintas ciudades. Presionado, el Presidente se reunió horas antes con los 24 gobernadores asistentes para sacar un posicionamiento emergente que sofocara la indignación colectiva extendida por todo México y más allá de sus fronteras.

El Presidente se acercó al grupo de camarógrafos y reporteros gráficos que seguían sigilosamente sus gestos y su discurso. Y les expresó su pesar: “entiendo su indignación a la que nos sumamos y nos solidarizamos… como ciudadano comparto la exigencia de justicia del gremio y la sociedad entera… como presidente les digo que actuaremos con firmeza y determinación para detener y castigar a los responsables… México debe distinguirse por ser un país donde se respeta la libertad de expresión”.

Apenas empezaba a  elogiar a los periodistas y defensores de derechos humanos asesinados, el grito de los comunicadores se escuchó al unísono y paró su intervención cuando gritaban indignados: “justicia, justicia… no más discursos. Que abran las carpetas de investigación que nunca terminan. No hay efectividad. Exigimos investigar. No más muertos. Alto a la impunidad”.

Después del incidente, el presidente Enrique Peña habló de tres medidas de carácter federal que habrán de ponerse en marcha de inmediato para reforzar las medidas de protección a periodistas.

La primera gira en torno a la necesidad de otorgar mayor  presupuesto al mecanismo de protección para personas vinculadas con la defensa de la libre expresión y los  derechos humanos, que hoy atiende a 538 afectados, entre éstos a 196 periodistas.

La segunda de estas medidas anunciadas en el marco de la Reunión de la Conferencia Nacional de gobernadores (CONAGO), consiste en establecer un protocolo de operación para coordinar acciones con los Estados donde se presenten casos de agresión a comunicadores.

Por último, el Presidente se comprometió a reforzar la Fiscalía para la Atención de los Delitos contra la libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República, esto es, contratar más personal y mejorar la capacitación en las Agencias de Ministerios Públicos, incluyendo a peritos y policías.

Cuando se despidió de los Embajadores de Estados Unidos y de El Vaticano en México y  de los gobernadores —entre ellos Quirino Ordaz, de Sinaloa—, se dirigió al grupo de fotógrafos que cubrían la reunión, les ofreció el pésame y les dijo: “Tengan certeza de que estos crímenes no quedarán impunes y la labor que ellos realizaron, porque la verdad siempre se conocerá  y no será en vano que ellos hayan lamentablemente perdido la vida”.

El Procurador General de la República, Raúl Cervantes asumió que tiene que ponerse nombre y apellido a los asesinos y agresores de los periodistas: “Tenemos que llegar a fondo en la investigación de los responsables no solo materiales, sino con los autores intelectuales. Tenemos que agotar en todos y cada uno de los casos la línea de investigación relacionada con el ejercicio de  la libertad de expresión, y nunca descartar esta hipótesis hasta no tener pruebas claras y científicas que nos permitan determinar el móvil de la agresión”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Al menos 11 muertos y más de 10 heridos al caer un autobús en Ecuador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.