octubre 20, 2019 5:50 am

Linchamientos frustrados

 

uber-maz-3

Enfrentamientos entre taxistas tradicionales y de Uber, conflicto que se deja crecer

 

 

 

Guillermo Haro Millán y Joel Bouciéguez Lizárraga, director de Vialidad y Transportes en el Estado y secretario del Ayuntamiento de Mazatlán,  intervinieron después del enfrentamiento a golpes y cuando un chofer de Uber estuvo a punto de ser linchado por los taxistas.

Emanados de las mismas filas del PRI, tanto el Gobierno Municipal, como el Gobierno del Estado habían nadado de “muertito” desde el miércoles 4 de abril, hasta que llegó el enfrentamiento a golpes y la amenaza de linchamiento.

“Se acordó desactivar cualquier manifestación de bloqueos, agresiones, exigencias o protestas contra la autoridad por la inaplicabilidad de la ley”, dijo el director de Vialidad y Transportes del Estado, el miércoles 27 de abril, después de una reunión sostenida con el Frente de Transportistas de Mazatlán.

Tres días antes, el lunes 24, los taxistas escenificaron un enfrentamiento a golpes en la Zona Dorada contra un operador de Uber, y el martes 25,  la policía municipal rescató a un chofer que se encerró durante tres horas en su vehículo para no ser linchado.

Ese día en la calle Gaviotas, ubicada en la Zona  Dorada, un taxista bloqueó la circulación a un vehículo Uber al mismo tiempo que hablaba por radio a sus compañeros para que participaran en la cacería del operador.

Momentos después, Mariano Ortega Vizcarra, regidor priista y coordinador del Frente de Transportistas de Mazatlán, llegó al lugar del conflicto haciendo un llamado a los taxistas rojos y verdes para bloquear a los vehículos Uber.

Ahí, Ortega Vizcarra se inconforma con la policía municipal, el Gobierno Municipal, y el Gobierno del Estado, pues exige que la Dirección de Vialidad y Transportes haga su trabajo aplicando la Ley de Tránsito y Transportes.

Renuente a que la policía  preventiva rescate al operador de Uber, entre peticiones de grúa para remolcar el vehículo, los agentes municipales logran salvar al chofer del enfrentamiento que amenazaba con terminar en linchamiento.

En la noche del 25, la persecución de los conductores de Uber se intensificó al grado de que uno de ellos tuvo que resguardarse en las instalaciones de Tránsito Municipal, ubicado en la colonia Benito Juárez.

Funcionarios de la Dirección de Vialidad y Transportes del Estado tuvieron una reunión con líderes de taxistas, pulmonías y Atamsa, quienes se comprometieron a respetar la ley.

Guillermo Haro sostuvo que los taxistas sí están dentro de la ley para brindar el servicio de transporte público, mientras que el personal de Uber está fuera del marco legal.

Lo que Haro Millán operó en el conflicto Uber había sido un intento fallido del delegado de Vialidad y Transportes en la Zona Sur, José Vallejo Carrillo, sobre quien pesa el señalamiento de ser propietario de taxis en Mazatlán.

Entrevistado por Ríodoce, José Vallejo Carrillo, dijo: “Hemos sido muy reiterativos que nuestras actuaciones están a la vista de la opinión pública, hemos sido nosotros imparciales y objetivos en nuestras funciones, de tal manera que estamos abiertos a cualquier crítica y señalamiento”.

 

—Hay señalamientos directos de que usted es propietario de taxis ¿es cierto?

—Bueno yo soy… no soy concesionario ¿eh?, yo soy permisionario desde 1980, de un solo permiso de taxi, pero anteriormente yo he sido delegado de Vialidad y Transportes de El Rosario, de 1993 al año 2000. Mi actuación siempre he sido apegada a lo que establece la Ley de Tránsito del Estado.

 

—¿Qué escenarios vislumbra usted con el conflicto de Uber?

—Mira es una situación que tendrá que regularizarse, no puede el estado dejar de atender un problema que le compete: regular el funcionamiento del transporte público del pasaje en el estado. La autoridad  lo tiene que hacer para que todo funcione con normalidad apegado a la Ley. Y toda la modalidad de transporte público de pasaje, su propia reglamentación, su funcionamiento y de alguna manera tendrá que llegarse a que se regule el servicio, no puede darse en un servicio público en la anarquía. Tiene que regularse, tiene que consensuarse, para que esto resulte de la mejor manera en beneficio de la sociedad, de los usuarios, sobre todo

 

—¿Ha tenido usted un acercamiento con la empresa Uber?

—Lo que pasa es ¿con quién hablas? Es una empresa que no tiene un domicilio oficial, aquí no hay un domicilio fiscal, (no se sabe) quiénes son los representantes, ¿en dónde está alguien que lo represente legalmente? Ellos hacen la contratación a través del sistema de redes sociales, invitan a la gente. El estado no sabe cuántas personas están prestando el servicio público. Quiénes son, si tienen licencia de conducir, si están aptos, cuántos vehículos, si tienen seguros para proteger al usuario. Es algo que tiene que verse tarde que temprano, pero tiene también la empresa o como se denomine, pues qué dar la cara. Porque ¿con quién hablas?, ¿con quién haces acuerdos?

 

Vallejo Carrillo afirma que en Mazatlán hay aproximadamente entre taxis, aurigas y pulmonías mil 700 vehículos, pero se desconoce el número los que integran el servicio de transporte público Uber.

 

—¿Considera a Uber una empresa “fantasma” o “pirata”?

—Sí es una forma de llamarle a un transporte que no está debidamente autorizado por el ejecutivo del estado. Pirata, porque no está legal, así está denominado, pero las denominaciones son diferentes, el caso es el mismo, es una empresa fantasma, no invierte nada, porque los vehículos son de cada persona que los introduce y no sabemos cuándo los dan de alta, cuando los dan de baja, algunos entran, algunos salen, en fin.

 

—Hay usuarios que ven atractivo este servicio…

—Ciertamente que ha de resultar muy atractivo la prestación de este servicio para un sector de la sociedad, y tal vez se haga necesario para algunas gentes que vienen y les gusta utilizar ese tipo de servicio a través de una aplicación. Pero por ejemplo, ¿quiénes son los conductores?, ¿están capacitados?, ¿están aptos? Hay cierto desorden en ese sentido o mucho desorden que habría que verlo con mucho cuidado, con mucha responsabilidad, para que esto tenga un orden.

 

La noche del miércoles 26 de abril, los operadores de las unidades Uber realizaron una manifestación por las principales avenidas de Mazatlán, para rechazar la violencia y exigir respeto a los usuarios del servicio que ellos ofrecen.

 

 

Recuadro

 

 

Lo que dice la Ley de Tránsito y Transportes del Estado de Sinaloa:

 

“Para prestar un servicio de transporte de pasaje tienes que tener concesión o permiso autorizado por el ejecutivo del Estado. Quien no disponga de eso, está en una irregularidad en su funcionamiento”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 872
13 de octubre del 2019
GALERÍA
se registran balaceras en varios puntos de la ciudad TRAS CAPTURA DE HIJO DEL CHAPO
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

¿Crees que las condonaciones millonarias de impuestos por parte del SAT a políticos, artistas y grandes empresarios fue justa?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral