mayo 7, 2021 8:47 PM

Guasave, endeudado con 487 millones de pesos

 

guasave-2
   GUASAVE. El más endeudado, después de Culiacán.

Al municipio “lo agarramos en terapia intensiva y sigue grave”: Kory Leyson

 

Al ocupar el segundo lugar estatal con el endeudamiento más alto de entre los 18 municipios de Sinaloa, el alcalde de Guasave, Armando Leyson Castro, admitió que la situación financiera en la comuna es grave.

Tan sólo al cierre de 2015, el endeudamiento total de Guasave alcanzaba los 487 millones de pesos, sólo por debajo de Culiacán, la capital del Estado y una ciudad tres veces más grande que el municipio agrícola.

Desde 2013 a 2015, Guasave incrementó su endeudamiento total en un 53 por ciento, según datos de la Auditoría Superior del Estado.

En la semana que transcurrió y a sólo dos meses de concluir el trienio, el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Guasave (STASAG) hizo estallar una huelga, aunque ésta apenas duró unas ocho horas al obtener un compromiso de abono.

Sin embargo, Alejandro Pimentel Medina, secretario general del STASAG, advirtió vía telefónica que de no finiquitarse la deuda con sus agremiados, los sindicalizados volverán a protestar.

El líder de los trabajadores sindicalizados explicó que los últimos dos años han sido críticos para Guasave. Por un lado, al trabajador sindicalizado se le retienen sus aportaciones pero no llegan a su destino, una práctica en la que también ha incurrido el Gobierno del Estado. Mientras que al trabajador eventual y de confianza se le ha dejado de pagar la nómina completa.

Leyson Castro admitió la crisis pero también culpó a las deudas que el municipio ya arrastraba de administraciones pasadas, una deuda que lo obligó a destinar aproximadamente 95 millones de pesos en su pago y privarse de ese recurso para el gasto corriente, según argumentó.

 

—En un ejercicio de autocrítica, ¿Fue una mala administración? —se le preguntó.

No, fueron las condiciones, la situación financiera, fue el entorno, porque esto no es privativo de Guasave. A Guasave lo agarramos en terapia intensiva y sigue grave.

Situación crítica

De acuerdo con el Análisis del Endeudamiento al segundo semestre de 2015, elaborado por la Auditoría Superior del Estado, en los últimos tres años Guasave perdió su capacidad de recaudación e incrementó sus pasivos sin fuente de pago casi el triple, colocando al municipio en una situación crítica.

Mientras las participaciones federales bajaban y la recaudación municipal se iba hasta el suelo, Guasave se fue quedando sin opciones para pagar sus compromisos, los cuales aumentaron y al final de 2015 tenía deudas por 209 millones de pesos pero sólo contaba con 40 millones de pesos para pagar.

Según el análisis de endeudamiento, la administración de Leyson Castro recibió el municipio con 30 millones de pesos de pasivos sin fuente de pago que la administración pasada le heredó, pero al final de 2015, los pasivos sin fuente de pago se subieron hasta 187 millones de pesos.

“Si aunado a los pasivos sin fuente de pago se considera la deuda pública proyectada para 2016, las obligaciones totales derivadas del endeudamiento significarán el  54 por ciento de los ingresos ordinarios disponibles y los recursos remanentes alcanzarán para cubrir sólo el 39 por ciento del gasto de funcionamiento proyectado, sin oportunidad de hacer frente al resto de sus necesidades de gasto corriente e inversión, colocando al municipio en un nivel crítico”, detalla el informe de la ASE.

Y advierte: “Lo que más afectó y continuará impactando las finanzas del municipio de Guasave son sus pasivos sin fuente de pago, que lejos de reducirse, se incrementan sustancialmente año con año”.

Otro dato que destaca el análisis es el relacionado con la deuda per cápita, es decir, la cantidad con la que se endeuda al municipio por cada uno de sus ciudadanos. Mientras que el promedio municipal en Sinaloa es de 245 pesos por ciudadano, Guasave ha llegado a una deuda por cada habitante de 764 pesos.

 

El conflicto sindical

A dos días de haber protagonizado una huelga de ocho horas, Pimentel Medina confirmó que el ayuntamiento le abonó al STASAG dos millones de pesos pero aún restan por pagar cinco millones, de una deuda por las prestaciones que obliga el contrato colectivo del trabajo.

Entre las prestaciones destaca el fondo de vivienda de los trabajadores sindicalizados, al cual el municipio aporta un tres por ciento del salario y el trabajador otro tres por ciento. Sin embargo, el ayuntamiento dejó de aportar su parte y la de su empleado.

“El primer año empezó bien pero ya el segundo año se complicó, a nosotros no se nos ha dejado pagar la quincena, pero sí las prestaciones del contrato colectivo, pero al eventual, al de confianza sí le ha quedado a deber la nómina”, dijo.

Además del Fondo de Vivienda, el ayuntamiento debe becas, ahorro, retenciones salariales y uniformes para el personal sindicalizado.

Según explicó Pimentel Medina, el ayuntamiento ha comprometido una nueva fecha para pagar los cinco millones restantes que sería el próximo 23 de noviembre pero ahora, un nuevo tema ha comenzado a preocuparles: el aguinaldo.

Tan sólo para su personal sindicalizado, el ayuntamiento deberá pagar nueve millones de pesos, una cantidad que hasta el momento el STASAG se mantiene a la expectativa de que se logre pagar.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.