abril 15, 2021 7:21 AM

Los asesinos de Oneil Patrick podrían ser personas cercanas a él

captura_de_pantalla_2016_11_07_a_las_7_07_41-92721

A Oneil Patrick lo engañaron. Lo robaron, lo golpearon, lo asesinaron y después lo enterraron. Sus verdugos: personas que eran cercanas a él.
El patio de una casa abandonada en una colonia de alta marginación en el puerto fue la última morada de Oneil, un hombre estadounidense que desde hace más de 10 años residía en Mazatlán, una ciudad en donde era reconocido por su activismo en favor de los derechos homosexuales y las personas desprotegidas.
Apenas unos meses antes de su desaparición, Oneil recaudó fondos entre la comunidad de extranjeros para restaurar una primaria del puerto. Y es que sus amigos lo describen como un hombre que le gustaba restaurar y restauraba desde edificaciones antiguas hasta el espíritu de las personas que le conocían.
“Él defendía los derechos de la comunidad gay, hacia recaudaciones para las marchas o para cualquiera que necesitara. Su hobbie era la restauración, siempre lo veías haciendo algo”, contó uno de sus amigos cercanos.
Fue entre 2005 y 2006 que Oneil Patrick llegó a Mazatlán y se encargó de la restauración del Hotel Oh Inn Mazatlán en el Centro Histórico del Puerto, ahí vivió durante varios años y ahí conoció a algunos de sus mejores amigos mazatlecos.
Al paso del tiempo, el hotel cerró y Oneil se mudó a vivir a Playa Sur, un fraccionamiento cercano a la zona de Olas Altas y el Centro Histórico de Mazatlán, en donde inició su nuevo negocio: El Café Playa Sur.
Después del 25 de octubre, su familia y amigos perdieron contacto con Oneil y comenzó una búsqueda desesperada que terminó el pasado jueves 3 de noviembre con la aparición de su cuerpo enterrado.
Mientras se lleva a cabo la audiencia inicial para vincular a proceso a tres detenidos, presuntos responsables del asesinato de Oneil, fuentes cercanas al caso narraron cómo Oneil fue engañado con la organización de una supuesta fiesta.
Sus asesinos, quienes podrían ser personas cercanas a él y trabajadores del café que era de su propiedad, lo engañaron, alcoholizaron y golpearon para después vaciar sus tarjetas bancarias. El robo podría haber llegado hasta los 500 mil pesos.
Una vez con el dinero, la situación se habría salido de control y un golpe acabaría con la vida de Oneil.
El cuerpo de la víctima fue trasladado en un taxi, a quien se le habrían pagado alrededor de 20 mil pesos para realizar el viaje desde un hotel hacia la colonia Azteca, ubicada en la antigua zona de tolerancia de Mazatlán.
Ahí, en el patio de una casa abandonada que se ubica enfrente del hogar de la mamá de uno de los presuntos asesinos, enterraron el cuerpo mutilado de Oneil.
Por el asesinato de Oneil, las autoridades han confirmado la detención de tres presuntos responsables y la tarde este lunes se lleva a cabo la audiencia inicial para vincular a proceso a los acusados.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos