abril 12, 2021 7:17 PM

Gobierno bajo sospecha

 

emboscada-proceso-3

El gabinete de Malova es investigado por la masacre de militares

Para las autoridades federales que investigan el asesinato de cinco militares durante la emboscada del 30 de septiembre en Culiacán, es evidente la colusión de la Policía Ministerial y municipal de Badiraguato en los hechos.

La vigilancia de la zona norte era responsabilidad de la Policía Ministerial, dicen a Ríodoce fuentes ligadas a la investigación. Esta corporación normalmente coloca filtros de revisión en las entradas de Culiacán y sorprende que en el momento de la agresión no había ninguna autoridad de seguridad pública en un punto tan importante.

En este sentido, advirtieron, se investiga para deslindar responsabilidades y proceder legalmente, tanto en policías ministeriales como municipales, incluyendo los de Badiraguato, pues una patrulla de ese municipio escoltó a una ambulancia que trasladaba a Oliver Escobar Vall, un presunto gatillero herido en un enfrentamiento en la sierra ese mismo día.

Las fuentes de Ríodoce confirmaron el rescate de Oliver Escobar Vall, quien fue estabilizado en la clínica de Badiraguato y cuando era trasladado a Culiacán, la ambulancia fue interceptada por hombres armados.

Informaron que una hora antes de que los militares llegaran con Julio Óscar Ortiz Vega, el Kevin, Oliver fue trasladado a Culiacán a bordo de una ambulancia y una patrulla de la Policía Municipal de Badiraguato. Siete minutos después de pasar la caseta de Limón de los Ramos, fue detenida por un grupo de personas armadas que viajaban en por lo menos tres vehículos, y le pidieron al conductor de la ambulancia que entregara al herido.

Después de esto, la ambulancia regresó a Badiraguato. Y precisan las fuentes que no es la misma en la que fue trasladado el Kevin.

Aunque las autoridades habían establecido que en la emboscada participaron tres células, el desarrollo de la investigación los ha llevado a precisar que en realidad atacaron cuatro, comandadas cada una de ellas por el Cabo, el Teo, el Güero Ranas y el Chimal.

Ubicados como autores intelectuales, materiales y logísticos, son grupos que se asocian con Iván Archivaldo Guzmán Salazar.

Se estima que son entre 25 y 60 personas las que integran estas cuatro células identificados como autores materiales del ataque.

Para las autoridades entrevistadas, a 15 días del atentado se puede concluir que las instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto y las declaraciones del Secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos Zepeda, no son mediáticas, sino que se han materializado en acciones y resultados por parte de las autoridades federales, mismos que se han visto en la reducción de delitos.

Advierten que esto no es temporal sino que va en serio hasta sus últimas consecuencias, trátese de servidores públicos o de personas involucradas o pertenecientes a la delincuencia organizada.

Los avances que se han realizado hasta el momento —aclararon—se han efectuado dentro de la ley y sin quejas de organismos de derechos humanos, debido a que los operativos se realizan de tal forma que se tratan de evitar efectos colaterales en los que se pueda poner en peligro la vida de los ciudadanos.

Sobre la detención de Cristian Espinoza Rueda, el 300,  el lunes pasado en Culiacán, y a quien le aseguraron dos pistolas, lo ubican como el tercero a bordo en la estructura de Iván Archivaldo Guzmán. El segundo, dicen, es el Kevin, cuyo paradero se desconoce hasta ahora.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos