abril 18, 2021 11:18 PM

Crimen fuera de control

 

patrullaje-4

Patrullaje ciudadano en Valle Alto y Villas del Río, ante el abandono de autoridades policiacas

El lunes 10 de octubre Luis regresó a su hogar en el fraccionamiento Villas del Río. Al llegar, nota que había en su domicilio demasiada luz, muchos focos prendidos. Su verdadero nombre y domicilio pidió reservarlos, pero acepta contar su historia.

“Llegué el lunes en la tarde, nomás iba dejar la maleta y en un dos por tres irme a la escuela pero en eso me fijo que la casa se ve más iluminada y me pregunto por qué, y entonces me di cuenta que la protección del patio de atrás está arrancada, toda amartillada, no sé exactamente si le pusieron un soplete, pero me robaron todo”.

La historia de Luis es una de las tantas de robo en casa habitación a lo largo y ancho de los fraccionamientos Villas del Río, Valle Alto y las zonas abiertas de Stanza Toscana y Real del Country, sector que desde hace poco más de 10 años comenzó un crecimiento importante en Culiacán.

Estudiante universitario, Luis estuvo el fin de semana fuera de Culiacán, y a su regreso encontró que los ladrones no solamente robaron en su casa, sino que hasta fiesta armaron.

“Lo poco que tenía se lo llevaron, y lo que me preocupa es que ya sabían mi horario, se quedaron a comer mi comida y se quedaron a ‘pistear’, en mi cuarto encontré botellas de cerveza, me tenían bien vigilado y observado”.

El común denominador es la desconfianza, ya que los robos se han ido incrementando no sólo en casa habitación, sino a establecimientos y comercios, así como el robo de vehículos sin un horario fijo, más bien tienen una rutina establecida ante una vigilancia de la autoridad nula.

A Lucía, estudiante también, le quitaron su reloj, un teléfono inteligente y un bolso que contenía su computadora y una tableta. En conjunto le robaron aproximadamente 25 mil pesos en aparatos electrónicos. Y al igual que Luis, tampoco hizo denuncia.

“No, no denuncié, no le vi caso. El ratero sabía que yo me bajaba en esa esquina del camión y me esperó a que caminara. Apenas pasé el parque y me alcanzó, sacó una pistola, me la enseñó (se señala la cintura) y me dijo que mirara al suelo. Me quita mis cosas y se va en una moto con otro muchacho que lo esperaba adelante”.

Y al igual que la mayoría de los vecinos que han sido objeto de algún atraco, Luis y Lucía son dos víctimas más sin contabilizar.

Debido a la ola de asaltos, vecinos de Valle Alto se reunieron con representantes de la Dirección Seguridad Púbica Municipal en la explanada de la iglesia de este fraccionamiento. La reunión tuvo lugar el viernes 7 de octubre, y ahí la promesa fue redoblar vigilancia. Fueron, según versiones de los propios asistentes, alrededor de 100 personas las reunidas en el lugar.

Al respecto, el secretario de Seguridad Pública Municipal, César Abelardo Rubio Olivas, reiteró lo ocurrido, y en conferencia de prensa celebrada el jueves 13 aseguró que a los vecinos se les apoya con vigilancia.

“Yo hice el compromiso y yo voy a dejar patrullas nuestras ahí, una o dos quizá, no puedo meter más, te digo, por los sectores que yo tengo que cubrir también, pero de que voy a tener patrullas las voy a tener, y ahorita nos está apoyando la Estatal también ahí”, dijo Rubio Olivas.

Hasta la madre

De manera paralela, un grupo de vecinos conformado por 32 profesionistas de diversos ramos, que van desde médicos, abogados, arquitectos y empresarios, decidieron formar una patrulla local, y desde el lunes 10 realizan recorridos a todas horas durante las zonas afectadas.

Ríodoce contactó a este grupo de vecinos y explicaron que la consigna es capturar a uno de los asaltantes, ya que según la versión de dos de sus representantes, están hasta la madre que no suceda nada.

“No es un grupo de vecinos histéricos”, acota durante la entrevista uno de los vecinos.

“Este es un exhorto de la ciudadanía para los que vienen (nueva administración) se pongan abusados, la ciudadanía está harta”, añadió.

Los recorridos, explicados por los vecinos, tienen la intención de primero ubicar a los criminales para posteriormente buscar una reacción adecuada. Parten desde cierto punto y recorren no solamente las principales calles del sector, sino las entrecalles que conectan a un fraccionamiento de otro.

Durante un recorrido dado con los vecinos vigilantes, se pudo constatar que ninguna patrulla circuló por la zona entre las 17:00 y las 18:00 horas del jueves 13, justo el mismo día en que horas antes, Rubio Olivas, secretario de Seguridad Pública Municipal, aseguró en conferencia de prensa que tenía la zona cubierta.

“Tenemos un problema en Valle Alto y en Urbi Villas del Cedro, que incluso en ambos lugares hicieron por ahí reuniones e incluso hubo manifestaciones de los mismos vecinos. Yo personalmente les decía, yo personalmente acudí a Valle Alto, tuve la oportunidad de hablar con un sector de Valle Alto, hacer un compromiso e incluso les dejé patrullas nuestras ahí, además, posteriormente creo eso fue un lunes o un martes y el viernes hubo otra reunión, se les apoyó además con una patrulla de ministerial y una de estatal, de tal manera que tres patrullas circulan en la zona, yo a veces meto dos, a veces meto una, pero de tres a cuatro patrullas andan todo el día y parte de la noche, si ustedes checan Valle Alto ahorita yo creo que ya, que Valle Alto ya nuevamente está tranquilo, ya no han reportado robos al menos en domicilios”, dijo Rubio Olivas.

El patrullaje inició ese día en Valle Alto, justo en la estructura conocida por vecinos del sector como “el queso”. Ahí, ninguna patrulla fue vista, ni siquiera en la zona comercial del sector, donde hay una tienda departamental y un supermercado.

En la esquina donde se juntan la avenida principal de Valle Alto con el bulevar Villas del Río, a un lado de una estación de gasolina, en la otra una nevería, un Oxxo y la iglesia, transitaban muchos carros, mucho movimiento, mucha gente pero ninguna patrulla.

“Por eso es que somos nosotros los que aquí andamos, viendo, buscando primero, vigilando”, dice el vecino que conduce el vehículo sobre el cual patrullan.

En esa semana, a una vecina de Villas del Río le robaron las cuatro llantas completas de su carro, dejándolo postrado sobre ladrillos. El robo ocurrió justo afuera de su domicilio en su cochera y a plena luz del día.

El miércoles 13, un vecino del fraccionamiento Country del Río, contiguo a Villas del Río, un hombre de 31 años fue asesinado a tiros en un intento de robo a las 20:30 horas.

Durante todo septiembre, vecinos de Urbi Villas del Cedro levantaron la voz por el mismo problema. Robos en comercios y casas habitación, asaltos a transeúntes, despojo de vehículos y nula vigilancia. La autoridad municipal les prometió solución, y esta aún no llega.

Acción-reacción

Los hechos ocurridos los llevan a actuar. Toda acción provoca una reacción. Los vecinos de Valle Alto y Villas del Río que desde el pasado lunes patrullan la zona saben que eventualmente darán con algún hampón, y saben que podría haber represalias por parte de la autoridad, la cual según ellos, les sigue fallando.

“¿Qué hemos ganado aguantando? Nos están matando, nos están asaltando, nos están rompiendo la madre, por eso nosotros hacemos esto, y no vas a decir nuestros nombres no por miedo a nosotros sino por nuestras familias”, sentencia uno de los vecinos.

Durante la plática a bordo del auto en que se realizó el patrullaje, la ausencia de la fuerza policial fue notoria. Mientras Rubio Olivas presumía de estrategia e inteligencia en sus operativos, por las calles del sector apenas se logró apreciar a una patrulla de ministeriales.

Con el número 2682, la patrulla fue ubicada alrededor de las 17:40 horas en una tienda de pinturas.

“Pilas, autoridades. ¿No quieren que se convierta esto en una anarquía? Pues pónganse a chambear, no creo que no sepan quiénes son los que nos están chingando y no lo vamos a seguir permitiendo, llámenos como nos llamen, pero lo que sí te digo es que ya como ciudadanos no nos vamos a dejar”, añade el vecino.

En Valle Alto, tan sólo en la segunda mitad de septiembre, la calle Valle Limón ha sido visitada por los amantes de lo ajeno. El saldo son cuatro domicilios robados, y ninguna denuncia, los vecinos no le ven caso. Sin vigilancia, cómo van a investigar, esa es la lógica explicada.

En el mismo fraccionamiento, en la calle Pisa, dos automóviles fueron despojados en las cocheras de dos diferentes domicilios.

La vigilancia de la autoridad municipal no se notó durante la tarde del jueves 13 de octubre. Los vecinos de la zona señalaron que continuarán los patrullajes. Los recorridos son en diferentes carros y a diferentes horas desde el mediodía hasta entrada la madrugada.

“Somos 32 y estamos hartos, y llámenos como nos quieran llamar: vengadores o lo que quieran, a nosotros no nos interesa el nombre. Lo que sí es que estén completamente seguros de que ya como ciudadanos no nos vamos a dejar”.

Inseguridad globalizada

En el centro de la ciudad, una mujer de la tercera edad fue despojada de su bolso por una persona del sexo masculino. En el robo, la mujer fue lanzada al suelo provocándole una fractura en su cadera.

El evento tuvo lugar el 10 de octubre sobre la calle Cristóbal Colón entre Jesús Andrade y Ruperto L. Paliza, justo en el primer plano de la ciudad y logró ser registrado por una cámara de vigilancia de uno de los comercios en la zona, el cual se “viralizó” en redes sociales.

El video causó indignación ya que el atraco ocurrió a plena luz del día. En él se muestra a la mujer de la tercera edad caminando sobre la acera sur de la calle Colón con rumbo al oriente, cuando un hombre la alcanza por la espalda, le jala el bolso y la derriba.

En la misma zona, en el kínder Baltazar Izaguirre Rojo, ubicado en la esquina de Cristóbal Colón y Ruperto L. Paliza, hubo tres robos entre el jueves 6 y el domingo 9 de octubre.

El titular de Seguridad Pública Municipal explicó que en el sector ya opera un grupo especializado para dar con los responsables de la ola de robos, los cuales según comerciantes de la zona, se extiende desde el mes de julio a la fecha.

Además, en la noche del 12 de octubre, en la colonia Amistad una niña fue herida durante un supuesto asalto al interior de su hogar, y la mañana del viernes 14 falleció a causa de las heridas.

Y las cifras oficiales no son claras. Los números de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) indican que de enero de 2011 a septiembre de este año, el robo en casa habitación va en decremento, iniciando en 2.48 el promedio diario durante el inicio del sexenio y cayendo a 1.26.

Mientras tanto, los patrullajes ciudadanos continúan. Maquilladas o no, las cifras no dan alivio a las familias de Valle Alto y Villas del Río, a quienes la falta de respuesta oficial y la ausencia de soluciones en seguridad pública, los colocaron en una situación de autodefensa.

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos