abril 20, 2021 6:33 AM

El efecto UBER: renovarse o morir

uber-2

Entró el sistema a Sinaloa, pese al malestar de gobierno y concesionarios de transporte público

 

Desde hace cinco años Juan N maneja un taxi pirata. Tiene su tarjeta de presentación, con su nombre y apellido. Juan solicitó no brindar sus generales así como su nombre verdadero.

“Está delicado, uno nunca sabe de dónde va a brincar la liebre, oiga”.

El pasado martes 4 de octubre, la empresa UBER comenzó a brindar sus servicios en Los Mochis, Culiacán y Mazatlán. En medio de inconformidad por parte de transportistas y concesionarios del servicio público, la empresa trasnacional opera y el temor de que afecte la economía de estos trabajadores, crece.

Y Arístides, empresario local, se inscribió en UBER como socio conductor, es decir, brinda sus servicios de chofer particular. Apenas hace de dos a tres viajes al día, comenta que va tranquilo, su intención no es hacerse rico.

“No me estoy haciendo rico pero ahí va, me gusta, me gusta lo que estoy haciendo y voy a continuar haciéndolo hasta que me lo permita UBER, no sé si más adelante pidan horas mínimas y todo eso, por el momento yo estoy muy bien y de mis compañeros no he conocido ninguna queja”.

Otros socios conductores realizan en promedio entre 10 y 15 viajes, con precios entre 55 y 70 pesos y en prácticamente la mayoría de los casos, hasta un 40 por ciento más económico que un taxi.

En un inicio, la versión del gobernador Mario López Valdez fue que prohibirían la operación de UBER en Sinaloa al catalogarlo de ilegal; sin embargo, un día antes de iniciar operaciones, López Valdez cambió radicalmente su discurso.

“UBER, ¿saben qué es?… es que la tecnología le ganó a la legislación”, dijo Mario López Valdez, admitiendo que la empresa operaría sin prohibiciones del gobierno.

A Juan parece no molestarle mucho la incursión de la empresa. Regularmente trabaja por las noches, aunque cuando hay “jale”, labora también durante el día a bordo de un automóvil color blanco y de modelo reciente. Señala que diariamente debe pagar 400 pesos a la “central”, ya que el automóvil en el cual labora no es de su propiedad, se lo rentan, y además parte de esa cuota es por el servicio de radio, donde de vez en vez le mandan trabajo.

“Nomás le pongo los imanes y ya, ahí está la franja roja. Me reporto a la radio, me pasan pasaje nada más, yo no jalo chueco. Hay quienes sí jalan chueco, yo no, pero lo que sí te digo es que si esos de UBER entran a trabajar, a lo mejor no los dejan”.

La respuesta de la autoridad a través del subsecretario general de gobierno, Raúl Pérez Miranda, es que de encontrar unidades piratas, serán sujetas a las sanciones que marque la Ley.

“Los casos que se detecten operando en esos términos simplemente son sujetos a sanción y se retiran inmediatamente de la circulación e incluso pueden ser consignados, esa parte opera, aplica. Si hay algunas unidades que están operando bajo un control de expediente, es decir, aquellos que han solicitado durante años a través de organizaciones un permiso y se les otorga un permiso provisional, en esos caso pudiéramos decir que están en proceso de regularización, pero más allá de esos vehículos no puede haber unidades prestando el servicio porque son sujetos de las sanciones que marca la Ley”.

Pérez Miranda, en entrevista, aceptó también que la empresa laboraría sin mayores prohibiciones, motivo de un comunicado de la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), donde recomiendan a los gobiernos locales permitir la operación de este tipo de servicios, así como a los congresos locales la legislación de los mismos.

“La Ley Federal de Competencia Económica establece a través de recomendaciones hechas a los gobiernos de los estados y a los congresos, que se brinden las facilidades en la incursión de esta nueva modalidad de transporte, entonces si nos fijamos en ese tipo (de modelo), nada más encuadramos en dónde se señala esto que es a través de una recomendación, pudiéramos decir que hay que tomar en cuenta esas recomendaciones que nos hacen, estamos en cierta forma obligados a tomarlas, pero por otro lado tenemos la Ley Estatal. Esto qué nos dice o a dónde nos lleva, que como Estado se debe legislar en armonizar y en modificar y en adecuar la Ley del Estado en base a los planteamientos y a las observaciones que nos hace la COFECE”.

Juan se reporta a la central. Comunica que va a dejar un cliente a una colonia del norte de la ciudad. Justo en ese momento le suena el celular, contesta. Durante el trayecto explica que debe sacar al menos 600 pesos en un día para sacar adelante el “jale”. Carga gasolina con 200 pesos y de esa inversión, según dice, puede sacar hasta 2 mil pesos en un buen día, y la expectativa de la baja en el trabajo no parece molestarle.

“No, oiga. A mí no me espanta eso de UBER, es más, si me están dando ganas de jalar también con ellos. Imagine nomás, si me sale un jale de esos, nomás le quito los imanes y llego de UBER, uno debe de ver la manera de salir adelante porque el gobierno no lo va a hacer por uno”.

En su apertura, UBER opera en el estado con poco más de 500 unidades. La cifra exacta de choferes tampoco ha sido revelada por motivos de seguridad, sin embargo, la empresa trasnacional ofrece promociones a usuarios y socios conductores, que van desde viajes gratis a premios económicos por desempeño.

Arístides comenta que la ventaja es clara: el servicio que otorgan a través de la confianza es la tarjeta de presentación que tienen.

“Creo que es una buena experiencia, porque se siente bien que llegues y que la persona que solicitó tu servicio, aparte de que ya confió en ti sin conocerte, está esperando que llegues con un buen trato y un buen servicio, se siente bien que la gente se baje del carro y que se note la buena atención que le diste, eso se siente bien, hacer sentir bien a la gente”.

Aplicación para camiones

Por otra parte, concesionarios de camiones urbanos aprovecharon la coyuntura, y desde el martes 4 trabajan con la empresaria Georgina Patrón Camacho, creadora de la aplicación “Enrútate”, la cual consiste en generar un mapeo en tiempo real de las diferentes rutas de camiones urbanos en la ciudad.

La aplicación ubica al usuario en el lugar en donde está a través de un mapa, posteriormente se selecciona la ubicación a donde se pretende desplazarse, indicando las rutas de camión que pueden llevar al usuario a ese lugar en tiempo real.

Actualmente son 26 rutas las que operan con la aplicación, de las 63 que existen en Culiacán, y el martes, en reunión con empresarios del transporte público local, buscan ampliar la oferta.

“El proyecto de Enrútate tiene ya más de dos años, empezó en 2013 y la aplicación móvil la lanzamos en abril de 2014 y desde entonces ha tenido sus distintas actualizaciones”, explicó Georgina Patrón.

Según explica la empresaria, el efecto UBER pone sobre la mesa la modernidad: renovarse o morir.

“El que esté UBER aquí es que ellos vieron en Sinaloa una oportunidad en temas de movilidad, entonces creo que es una buena referencia y que para el transporte público sea taxi o cualquiera en el tema de movilidad es una alerta para hacer algo y mejorar, para que te sumes a la ola y puedas ser competitivo”.

 

CAMIONES EN ENRÚTATE

Solidaridad

San Miguel Tierra Blanca

ISSSTESIN

UDEO

Buenos aires

San Miguel Amistad

Circuito Sur

Mirador

Loma de Rodriguera

Zapata Centro

Palmito

Bugambilias

Penitenciaria

Aguaruto

Zapata Panteón

Toledo

Infonavit Las Flores

Villa Universidad

Mandarina

Bachigualato

Canal 3

Prepa Huertas

Normal

Barrancos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos