martes, noviembre 30, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Regidores entre Dios y el Diablo

 

andres-valdez

El coordinador de regidores del Partido Acción Nacional por fin rompió el silencio que acostumbra en las sesiones de Cabildo y se dijo ofendido por las insinuaciones de sus pares de que los tricolores son corruptos.

Carlos IV Nemesio Bloch Artola no es de los ediles que polemiza, más bien es de los que intenta pasar desapercibido, tanto como María de Jesús Castro Acosta, la ex secretaria de Gerardo Vargas Landeros, actual secretario General de Gobierno de Mario López Valdez. Es un silente, tal como lo son sus compañeros, Luis Alonso Pineda Apodaca, Luis Xavier Zazueta Ibarra, o como Marisela Gutiérrez Medina o Guadalupe Vázquez Reyes, todos conocidos por solo aprobar en bloque las propuestas oficiales, sin discusión de por medio, y por callar ante las críticas.

Ellos son la contraparte de los regidores Nora Alicia Arellano Chávez, Gilberto Irazoqui Galaviz, Jesús Andrés Valdez Conde y Fernando Solís Verduzco, quienes plantan cara en la diatriba edilista, que asumen la vergüenza de cuando sus decisiones afectan a la población civil y que son expuestos públicamente, pero también aceptan la responsabilidad de recomponer lo mal hecho.

Bloch Artola, retador y bravucón, esperó su turno para hablar. Pidió el micrófono, carraspeó, tomó aire y lanzó su arenga en contra de los regidores que apoyan a los vecinos de los fraccionamientos Bosques del Real y Santa Clara, cuyos jardines públicos fueron borrados por un plumazo del Cabildo, con mayoriteo de los priistas, y cedidos a la constructora Mezta para que edificara más viviendas, pese a que ésta había vendido las casas con la promesa de construir un parque en la zona de donación.

Con voz de los regidores del Partido Sinaloense, Eduardo Soto Armenta y de Patricia Aylín Ramos Kelly, los residentes acusaron corrupción de los regidores, del director de Imagen Urbana y Obras Públicas, Gregorio Molina Germán, y del propio alcalde Arturo Duarte García, porque los primeros aprobaron sin investigación previa ceder las zonas de donación a la constructora, los segundos porque omitieron información vital para rechazar el proyecto y el tercero por aferrarse en el beneficio oficial a la inmobiliaria que planteó construir un parque temático de 10 hectáreas pero que ha incumplido todo acuerdo del proyecto.

“Es falso que se tome dinero, y se incrimine a funcionarios”, dijo el coordinador priista a manera de conclusión, y luego lanzó su bravata: “si los afectados tienen documentos protocolizados de lo que afirman que los muestren”. Luego sonrió, sepultando el tema, según él.

Antes, el regidor llamó mentirosos a los colonos manifestantes pues alegó en favor de la inmobiliaria que ésta cedió 280 metros más en Bosque del Real pues el parque quedó de mil 480 metros cuadrados en lugar de los mil 200 que pactó, en tanto que los residentes de Santa Clara tiene dos parques cercanos y bien pueden ceder uno por un beneficio colectivo mayor.

Obligado por la pena ajena, Jesús Andrés Valdez Conde, entró al quite, y aceptó que en los casos Bosques del Real y Santa Clara hubo un error derivado de una información inexacta y que por ello obliga a renegociar la cesión.

“Estamos tratando de corregir lo sucedido, y si es posible dar marcha atrás a los acuerdos se hará. No estamos en el Cabildo para perjudicar a nadie. Hay opciones de solución que se les están planteando a las partes”.

Valdez Conde aceptó que en el enfrentamiento entre los colonos y la inmobiliaria, el Cabildo quedó atrapado en medio, por aprobar un proyecto sin tener toda la información y sin conocer la opinión vecinal.

“Fue un dictamen técnico, y no social”, corrigió.

Eduardo Soto Armenta tomó aplomo: “El Cabildo tiene un rol doble en este asunto, defensor de ellos mismos y de los funcionarios, y fiscal con los colonos. De plano, no hay seriedad. Defienden los intereses del dinero”.

Además, dejó su recomendación: “aún hay tiempo de resarcir esto”.

Ramos Kelly se sumó a su compañero y dijo que la rebatinga de terrenos con o sin aprobación del Cabildo es un hecho que advierte corrupción y complicidad de los niveles más altos del Estado. “Las casas de interés social son un mito en Sinaloa. Las inmobiliarias engañan a placer a sus clientes y no hay poder oficial que las llame a cuentas, porque los gobiernos municipales o estatales o son socios o cómplices de ellas. La regidora se dijo avergonzada de integrar un gobierno con tales señalamientos públicos.

Y advirtió: “En las masas hay irritación en contra de nosotros, cuándo ya no seamos Gobierno, qué nos va a pasar, porque las cosas se hicieron bajo mentiras. Lástima de oportunidad de servir”.

Y ya por separado, Soto Armenta se burló de Bloch Artola: “El bato enseñó el cobre, largo que no fuera”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 983
28 de noviembre del 2021
GALERÍA
Barbados se convierte oficialmente en República y se despide del mandato de Isabel ii
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.