abril 19, 2021 11:41 AM

Se desmoronan los Avendaño

hector manuel avendaño

 

Ayer su hermano, ahora cae el Chiquilín: lo reclaman en Estados Unidos

 

 

 

 

Martín Gaudencio Avendaño Ojeda, capturado en Zapopan, Jalisco, a principios de septiembre, era investigado desde hace 23 años por autoridades de Estados Unidos, según documentos del poder judicial americano en poder de Ríodoce.

Sin embargo, en 1993, cuando por primera vez empieza a aparecer su nombre junto a la red delictiva de Ismael el Mayo Zambada, extrañamente se retiraban las acusaciones en su contra y se reabrían tiempo después.

Es hasta el 20 de agosto de 2009, que la magistrada Irma E. González aprobó una orden de aprehensión en su contra, luego de que se robusteciera aún más el caso gracias a un grupo de testigos que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos —USDOJ, por sus siglas en inglés— logró mantener para acusarlo; eso se establece en el archivo 3:93-CR-00532-IEG, radicado en la corte de Distrito Sur de California.

Los Avendaño Ojeda -Martín, Manuel y Sergio-, estuvieron operando muchos años en la organización de Zambada García con un bajo perfil, hasta que revelaciones desde los Estados Unidos empezaron a señalarlos como operadores financieros en la organización.

Martín Gaudencio Avendaño Ojeda, apodado el Chiquilín, fue incluido desde hace años como uno de los 122 objetivos prioritarios del gobierno de Enrique Peña Nieto y su batalla contra el tráfico de drogas. La Comisión Nacional de Seguridad informó sobre su captura en el municipio de Zapopan, Jalisco.

Apenas en junio pasado su hermano Manuel fue detenido por la Policía Federal en la ciudad de Culiacán, según el comunicado conjunto que se emitió.

 

Persecución en pausas

El departamento de Justicia de los Estados Unidos en 2009 aprobó esa orden de captura, pero apenas cuatro días después los fiscales pidieron a la jueza que cancelara la orden de aprehensión girada. El argumento fue que  luego de 16 años Avendaño Ojeda no podía ser localizado, y los fiscales del caso Karen P. Hewitt y Timothy D. Coughlin solicitaron que el expediente fuera sellado.
Fue hasta hace algunos meses que nuevos testigos protegidos trajeron de nuevo el nombre de Martín Avendaño a la mesa, y el caso fue reabierto, solicitando nuevamente su arresto y su eventual extradición. Justamente por las fechas en que empezaron a ser detenidos miembros del clan Avendaño, primero Manuel en junio en Culiacán y luego Martín en septiembre en Zapopan, Jalisco.

En 2011, el Departamento del Tesoro dio a conocer que los hermanos Avendaño Ojeda lavaban dinero para el Cártel de Sinaloa y congeló sus bienes en Estados Unidos, y prohibió realizar cualquier transacción con sus empresas.

La Oficina de Control de Bienes Extranjeros, perteneciente al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, anunció esa vez la denominación del “lugarteniente” del Cártel de Sinaloa, Martín Guadencio Avendaño Ojeda, sus dos hermanos y dos acompañantes situados en México como Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico, según la ley en la materia (Ley Kingpin).

La acción emprendida, dijo la OFAC, “tiene como objetivo interrumpir la capacidad de la red de distribución de drogas y de lavado de dinero de Martín Avendaño Ojeda, la cual genera fondos para el Cártel de Sinaloa.

“Estas acciones forman parte de los continuos esfuerzos del Departamento de Tesoro que identifican y desbaratan las vías financieras explotadas por el Cártel de Sinaloa, Ismael el Mayo Zambada, y sus lugartenientes”.

Martín Guadencio Avendano Ojeda —argumentaron— “controla una red de distribución de drogas y de lavado de dinero con base en Culiacán, la cual era suministrada por uno de los líderes del Cártel de Sinaloa, Ismael el Mayo Zambada García. Además, facilita la importación de drogas de México a EU con la ayuda de sus hermanos, Héctor Manuel y Sergio Avendaño Ojeda…”.

Esa vez fueron señaladas las empresas Autos Mini, un concesionario de automóviles en Ensenada, Baja California, y el Autódromo Culiacán (una pista de carreras de automóviles ubicada en la capital sinaloense), señalando que las mismas son propiedad de Martín y su hermano Héctor Manuel Avendaño Ojeda.

La acción emprendida por la OFAC prohíbe a los estadunidenses toda transacción financiera o comercial con los designados y congela los bienes que puedan poseer dentro de la jurisdicción de Estados Unidos.

El Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, detalló que el 2 de septiembre, en las inmediaciones del municipio de Zapopan, Jalisco, fuerzas federales encabezadas por la División Antidrogas de la Policía Federal, concretaron la captura.

 

La detención de Martín se dio después de un intenso trabajo de gabinete y de campo con el que se logró precisar su identidad, a la vez que se obtuvieron datos que permitieron establecer su zona de movilidad y acción, en las inmediaciones del municipio de Zapopan, en el estado de Jalisco, explicó.

El pasado 2 de septiembre se implementaron una serie de acciones encaminadas a lograr su captura y como parte de las operaciones de patrullaje en la zona, se le ubicó a bordo de una camioneta.

Al notar la presencia de la autoridad, Martín intentó evadirse, lesionó a uno de los policías federales e impactó el vehículo en el que pretendía huir, para finalmente ser detenido. Durante la detención se le aseguraron dos armas de fuego y un paquete con cerca de un kilo de cocaína, dijo Sales Heredia.

 

Su hermano, el Meño

El 28 de junio pasado, la Procuraduría General de la República presentó a Héctor Manuel Avendaño Ojeda, alias el Meño. Hermano de Martín Gaudencio, también es reclamado para ser procesado en aquel país por delitos contra la salud.

Ahí se dijo que “el Meño controla una red de distribución de drogas y de lavado de dinero con base en Culiacán, la cual era suministrada por uno de los líderes de ese cártel, además, facilita la importación de drogas de México a EUA con la ayuda de sus hermanos, Héctor Manuel y Sergio Avendaño Ojeda”.

Elementos de la AIC, adscritos a Interpol México, en coordinación con efectivos de la Policía Federal de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), detuvieron al inculpado en la ciudad de Culiacán.

Héctor Manuel es reclamado por la Corte Superior del Distrito de Columbia en los Estados Unidos de América.

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos