abril 20, 2021 1:28 AM

UAS, se reserva derecho de admisión

 

uas ceneval

En nuevo ciclo escolar, jóvenes sinaloenses siguen sin acceso a educación pública profesional

 

 

 

La Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) fue la única institución pública que rechazó alumnos por falta de espacios para el ciclo escolar 2016-2017.

De las tres principales instituciones públicas de educación superior en el estado, la Universidad de Occidente (UdeO) tiene capacidad para atender a todos los aspirantes que se registraron y la Escuela Normal de Sinaloa rechazará jóvenes, pero porque no alcanzan el puntaje mínimo en el examen de ingreso.

La UdeO es la única que tiene capacidad para todos los aspirantes pero también es la que cobra la colegiatura más casa pues los alumnos deben pagar 3 mil 68 pesos cada trimestre, mientras que en la UAS son mil 600 pesos al año y la Escuela Normal 5 mil 500 pesos anuales.

Las UAS rechazó a 3 mil 562 aspirantes a ingresar a preparatoria y licenciatura y aceptó más alumnos para los que le alcanza el presupuesto.

Un total de 47 mil 456 aspirantes presentaron examen, de los cuales solo ingresarían 36 mil 217.

La Universidad amplió la matrícula y aceptó a 43 mil 930 alumnos.

Según el Rector Juan Eulogio Guerra Liera, para el próximo ciclo escolar requerirán entre 250 y 300 millones de pesos más por la ampliación.

Los resultados tendrían que haber sido dados a conocer el lunes 7 de agosto pero los hicieron públicos hasta el viernes 12 por la mañana.

La Universidad rechazó a 11 mil 239 estudiantes, principalmente de las carreras correspondientes a las áreas de salud.

El miércoles 17 la casa de estudio anunció que la Comisión Institucional de Admisión aprobó abrir 7 mil 713 espacios adicionales para atender la demanda de ingreso.

Con la nueva matrícula, quedaron rechazados 3 mil 562 jóvenes.

“Esta Comisión Institucional de Admisión hizo un estudio serio, detallado, y que hoy nos permite abarcar a las diferentes unidades académicas donde se ofertan los programas, poniendo a disposición de los jóvenes que hasta hoy no habían podido ingresar 7 mil 713 espacios adicionales, de los cuales 2 mil 633 serán para bachillerato y 5 mil 080 serán para licenciatura”.

Por vocación, agregó, la Universidad Autónoma de Sinaloa está “haciendo este gran esfuerzo para que una mayor cantidad de jóvenes ingrese y decirles que estaremos manejando una matrícula de más de 154 mil estudiantes, comparado con los 152 mil 700 que teníamos en el ciclo anterior”.

En la Escuela de Medicina abrieron el Grupo A, para los que alcanzaron a ingresar, por lo que tomarán clases en el auditorio del Consejo Universitario y deberán acreditar todas las materias para incorporarse el próximo semestre como alumnos regulares.

Con el anuncio de la ampliación de la matrícula, el Rector también pidió más dinero.

Al Gobernador, Mario López Valdez, al Gobernador Electo, Quirino Ordaz Coppel y los Diputados y Diputados Electos, pidió “apreciar” el esfuerzo de la Universidad  cuando se apruebe el presupuesto para el próximo año.

La Universidad, indicó, requiere de alrededor de 300 millones de pesos más para sostener la nueva matrícula.

En medios de comunicación impresos, Guerra Liera publicó un desplegado en el que también pide el “respaldo generoso y oportuno”.

Los estudiantes rechazados de la UAS formaron el Colectivo Cero Rechazados con más de 40 alumnos que no fueron admitidos en la universidad, principalmente en las áreas de salud.

Los aspirantes a ingresar a una licenciatura anunciaron que están preparando los documentos necesarios para presentar una demanda colectiva de amparo.

Los rechazados pretenden demandar a la Universidad en un Juzgado de Distrito por la negativa de ingreso a la educación.

Con la ampliación de la matrícula, los integrantes del Colectivo están en espera de conocer cuántos podrán ingresar a las aulas para determinar si presentan la demanda de amparo.

“Somos muchos los jóvenes que quedamos fuera, somos muchos los jóvenes que queremos estudiar y pues la Universidad debe de ampliar los espacios para que estudien porque no nos podemos quedar sin educación, nuestro movimiento son de todas las carreras, hay fisioterapia, servicio social, agricultura, medicina”.

Idania Ortega, rechazada de la Facultad de Medicina, dijo que “estamos dispuestos a llegar hasta llevar al amparo, dar una batalla legal”.

La Universidad de Occidente es la única institución pública que tuvo capacidad para admitir a todos los jóvenes que solicitaron el examen de admisión.

En total fueron 3 mil 705 los que solicitaron su ingreso y hay lugar para todos, aunque de acuerdo con personal de la Universidad estiman que serán entre 3 mil 500 y 3 mil 600 los que acudan a inscribirse a las 28 carreras que ofertan.

De acuerdo con personal de la UdeO, hubo dos procesos de admisión.

En el primero participaron 2 mil 700 jóvenes, quienes aplicaron el examen Ceneval el 18 de junio. En agosto abrieron el segundo periodo de registro de aspirantes y el 19 de agosto aplicaron el examen a mil jóvenes más.

En la Escuela Normal de Sinaloa (ENS) los jóvenes serán rechazados por no alcanzar el mínimo de 950 puntos en el proceso de admisión.

Según información proporcionada por personal de la ENS, solicitaron ficha de ingreso 495 jóvenes para ocupar los 405 espacios disponibles para este ciclo escolar.

La ENS tiene 135 lugares para educación preescolar, 135 para primaria y 135 para especialidades en educación cívica, inglés y especial.

En el primer examen de ingreso participaron 368 aspirantes, pero solo 234 obtuvieron el puntaje necesario.

En el segundo examen aplicaron 127 jóvenes pero los resultados todavía no se dan a conocer.

La escuela encargada de formar a los maestros todavía tiene 171 lugares disponibles.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos