abril 13, 2021 10:52 PM

Arroyos peligrosos

 
Canal chulavista (4)
Culiacán es atravesado por 57 afluentes que arrastran gran caudal durante las lluvias
La última actualización del Atlas de Riesgos del SINAPROC (Sistema Nacional de Protección Civil) data de 2013, y entre los meses de julio y septiembre la intensidad de las lluvias convierte algunos puntos del municipio en zonas inseguras, y a pesar de que Culiacán no es considerada una zona de alta precipitación, en sus meses lluviosos, el tema de inundaciones se potencializa.
Culiacán despertó el lunes 25 haciendo un recuento de daños. La lluvia del día anterior arrasó con lo que encontró a su paso y la fuerza del agua no hizo distingos de clases sociales. Daños en la Campiña y las Quintas como en Barrancos o Chulavista así como una vida humana cobrada, fue el saldo del agua que no discriminó.
Según el Atlas de Riesgos de la ciudad, el área urbana de Culiacán es atravesado por 57 arroyos que se caracterizan por el área de captación de su cuenca y el río o canal al que desembocan, donde existen 10 de gran caudal en los cuatro puntos cardinales del municipio, para un total de 220 kilómetros de vías pluviales.
Entre el crecimiento indiscriminado de asentamientos y más calles pavimentadas, así como el desabasto en el tema de recolección de basura, la cifra de 10 arroyos peligrosos está evidentemente desfasada.
El número de atenciones de Protección Civil tanto estatal como municipal se incrementó ese día al 100 por ciento, con reportes de 28 vehículos dañados y decenas de casas inundadas, así como un deceso al sur de la ciudad, y según explicó Ismael Checa Landeros, titular de la corporación a nivel estatal, Culiacán debe tener especial cuidado en cada uno de los arroyos.
“Culiacán está surcado por muchos arroyos y éstos cruzan por distintas colonias y avenidas, por lo tanto se requiere la participación de la autoridad pero también de la sociedad, por lo tanto debemos considerar todos los arroyos y todos los cruces de los mismos, ya que las condiciones que nos ha mostrado la naturaleza es que a todos debemos de tratarlos de manera especial”, dijo.
El primer deceso por la temporada de lluvias ocurrió en un arroyo que atraviesa las colonias Progreso y Chulavista; el reporte se dio a las 22:35 horas y terminó con el fallecimiento de Luz Elena Calderón Gutiérrez, cuyo cuerpo fue encontrado en la avenida Geovanni Zamudio en la colonia Barrancos.
“Podemos señalar qué es lo que se está presentando el día de hoy. No ha terminado la temporada para determinar si aumentará pero podemos considerar que a inicio de la temporada, el riesgo con los arroyos es lo que más se ha presentado como riesgo en Culiacán”, explicó Checa Landeros.
El sur bajo el agua
Eran aproximadamente las 10 de la noche del domingo 24 y don Jorge Acosta Medina, acompañado de su esposa, se guarecían de la lluvia en el interior de su casa, ubicada sobre la calle Fray Bernardino de Sahagún, justo a una calle de la avenida Revolución en la colonia Guadalupe Victoria.
A un costado de su casa pasa un arroyo que metros al sur está revestido, pero al llegar a la calle Fray Bernardino de Sahagún es de piedra y lodo, nada más. El agua comenzó a desbordarse y su furia encontró blanco en la casa de Jorge.
“De repente escuché un ruido, como un trueno. Salí al patio y vi que la pared se desmoronó, se cayó todita”, narra el vecino de la colonia al sur de la ciudad.
La pared que describe Jorge Medina yace en el fondo del canal. La construcción tuvo una longitud de 25 metros por 1.5 de altura, y pedazo a pedazo fue cayendo por la fuerza del agua. Jorge y su esposa lograron resguardarse del agua.
“Cuando abrí la puerta me aventó el agua, bien fuerte. Perdimos muchas cosas, no nada más la barda”, añade.
Luego Jorge señala al fondo del arroyo, el cual aún acarrea un poco de agua. Con su dedo índice recorre el área donde una vez estuvo la barda, luego mueve su mano y señala un aire acondicionado, y así continúa señalando objetos.
Explica que desde hace 40 años vive en ese lugar y poco a poco fue edificando su casa. En 2013 con el huracán Manuel su casa no sufrió ningún daño, pasaron el temporal dentro de la construcción, sin embargo, con la lluvia del pasado domingo, las cosas fueron muy distintas.
“Entró por aquí, mire hasta dónde llega la marca del agua. Por eso bajé la pastilla, ya estaba llegando al contacto. Salí al patio con mi señora y desde ahí vimos todo y ni con Manuel nos fue así, oiga”.
Frente a la casa de Jorge, también a un costado del arroyo, una familia tuvo que ser evacuada debido al cauce del agua, y a un costado el agua también logró encontrar blanco en otra casa.
La gerencia municipal de obras públicas acudió al auxilio con una cuadrilla y lograron limpiar una parte del arroyo, sin embargo, el jueves 28 a las 13:00 horas, la unidad de inspección y vigilancia entrega una notificación con folio 11129 donde requieren al afectado por motivo del retiro del escombro.
“Y yo cómo lo voy a quitar ¿ya viste?, es mucho, es una barda de 25 metros que cayó ahí en el agua, apenas con una máquina porque vinieron los del ayuntamiento y me ayudaron pero no se dan abasto, es mucho, mira, fíjate”, explica Jorge.
El citatorio requiere a Jorge Medina acudir este lunes 1 de agosto para llevar a cabo una dirigencia y dar fe que se ha retirado el escombro.
“Ellos dijeron (el ayuntamiento) que me iban a ayudar y luego me traen este citatorio, ¿así cómo? Yo necesito tapiar aquí porque si se viene otra lluvia esa sí no la voy a contar, está cabrón oiga, pero ellos me dicen una cosa y vienen otros y hacen otra”.
El funcionario que acudió a notificar a Jorge Medina es el inspector municipal Ernesto Lizárraga Chico, adscrito a la dirección de desarrollo urbano y ecológico del municipio.
Como antecedente, el viernes 15 de julio una construcción a la entrada del hotel Tres Ríos se derrumbó. Los trabajadores laboraban bajo la lluvia y la estructura que edificaban se colapsó, provocando la muerte de cinco empleados de la obra.
Luego del accidente, la misma unidad del ayuntamiento colocó sellos de clausura a la obra, la cual no contaba con los permisos correspondientes.
Canal chulavista (1)
La temporada alta
Las lluvias se vuelven intensas entre los meses de julio y septiembre en el municipio, por lo que la gerencia municipal de obras públicas mantiene una guardia de alrededor de 100 trabajadores durante la noche para cubrir eventualidades.
Pero no se dan abasto. A pesar de contar con una plantilla de trabajadores superior a mil, así como apoyo de otras áreas como parques y jardines, alumbrado público e incluso de la policía municipal y aseo y limpia, el trabajo de la gerencia se duplica en estas fechas.
Con 718 colonias en el municipio, Héctor Armenta, subgerente de planeación e imagen urbana coordina a las diversas cuadrillas para la limpieza de rejillas pluviales así como de arroyos, sin embargo, el problema los ha rebasado.
“Estamos al pendiente a través de nuestros supervisores para hacer una revisión de los niveles de agua de los arroyos y para atender las solicitudes ciudadanas”, explicó.
Según explicó Héctor Armenta, la gerencia tiene asignadas zonas y sectores para cada uno de los equipos de trabajo para que durante la temporada lluvias atender los llamados ciudadanos.
“Algo muy importante que se realiza por el personal es la limpieza de las rejillas pluviales, puesto que toda la basura que arrastra el agua de las lluvias nos puede ocasionar taponamientos en las alcantarillas y estamos al pendiente de que esto no suceda”, explica Héctor Armenta.
Sin embargo, las rejillas pluviales son rebasadas por el cauce de los arroyos que confluyen a la cuenca de los tres ríos en el espacio urbano, y según datos del Atlas de Riesgo, son un factor de peligro tanto por el caudal que pueden traer, como por el corto tiempo de concentración (avenidas súbitas), lo que dificulta las tareas de prevención de desastres.
En el Atlas de Riesgo se explica que una lluvia que alcanza una intensidad de 70 milímetros (medición hecha en un lapso de 24 horas) es considerada por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) como muy intensa, y en Culiacán pueden traer una intensidad de entre 170 y 210 milímetros, lo cual termina por saturar al terreno, ocasionando una inundación.
El cauce del arroyo
Iniciada de manera oficial la temporada de lluvias, Protección Civil tanto estatal como municipal acusan un incremento en sus labores debido al cauce que generan los arroyos en la ciudad. Ismael Checa Landeros indicó que es Culiacán el municipio más afectado en el inicio de temporada.
“Los arroyos hoy en día son los que siempre hemos tenido, no hay ninguno nuevo, todos son arroyos naturales. Pudiera ser que se ha aumentado el caudal producto de las construcciones de los fraccionamientos y de las calles que se han pavimentado, las cuales traen a su vez mucho mayor fuerza y rapidez hacia los arroyos y estos más rápidamente se llena su caudal para el cual están diseñados”, añadió.
Asimismo, el titular de la dependencia a nivel municipal, Miguel Torrez Ponce, indicó que a pesar de los esfuerzos de las autoridades, mientras los ciudadanos continúen sin tomar precauciones, las tragedias continuarán.
Torrez Ponce propuso incluso que niños que sean sorprendidos jugando en arroyos o bañándose cerca de alguno, sea detenido por la autoridad y llevado a los padres o bien, remitido a la barandilla.
“No hay multa ni sanción, simplemente es una llamada de atención. Es algo intimidatorio pero vale más entregarlo nosotros y no que se los entregue la Semefo (Servicio Médico Forense)”, explicó.
En junio y julio del año pasado, las lluvias ya habían cobrado la vida de dos menores de edad a causa de arroyos crecidos, por lo que la autoridad busca evitar este tipo de siniestros.
Y a manera de premonición, el pasado domingo 24, justo antes del temporal que azotó Culiacán, se declaró en sesión permanente el Consejo Municipal de Protección Civil, ya que la temporada de huracanes y ciclones 2016 prácticamente dio inicio.
La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) pronostica 17 ciclones tropicales, de los cuales ocho serían tormentas tropicales, cinco huracanes categorías 1 y 2 y el resto huracanes 3, 4 y 5 que alcanzarían tierra en territorio sinaloense.
 
 
 
 
 
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos