abril 15, 2021 8:58 AM

El México del perdón

 
CULIACÁN,SINALOA 11MAYO2016.- En el teatro lince de la Universidad Occidente Culiacán, se llevo acabo el segundo debate político encabezado por los ocho aspirantes de distintos partidos a la gubernatura del estado de Sinaloa. En el evento los candidatos presentaron sus propuestas para convencer a la ciudadanía de obtener su voto. Los candidatos participantes son: Leobardo Alcántara por el Partido del Trabajo , Hector Melesio Cuen Ojeda por la coalición Partido Sinaloense y movimiento ciudadano, Guadalupe Rocha partido encuentro Social, Quirino Ordaz Coppel para la coalición Partido Nueva Alianza, Partido Verde Ecologista y Partido Revolucionario Institucional, Jesus Feereiro para Morena, Francisco Frias Castro como candidato independiente, Martin Heredia para el Partido Acción Nacional y Mariano Gomez para el partido de la Revolución Democrática.
La estructura electoral del PRI no necesita un solo peso para moverse. En el reporte de gastos de campaña de Quirino Ordaz, el apartado en gastos operativos correspondiente a estructura electoral está en cero pesos, lo mismo que el de sueldos y salarios del personal eventual. Quirino y el PRI no necesitan dinero para tener colaboradores y mover su estructura electoral.
En cambio, Héctor Melesio Cuen necesitó casi un millón de pesos para su estructura electoral, y Martín Heredia casi 700 mil. Y hasta el PRD, que se dijo carecía de estructura, destinó 673 mil pesos.
Los informes públicos que el INE mantiene en la Plataforma del Sistema Integral de Fiscalización están llenos de rarezas y hoyos negros:
– El gobernador electo solo destinó en su campaña 3 mil 391 pesos para viáticos y 18 mil 167 pesos para gasolina (y eso que recorrió el estado en carro y con una caravana de autos detrás de él de norte a sur y de oriente a poniente).
– El candidato del PAN, Martín Heredia, no hizo ninguna aportación a su propia campaña, ni monetaria ni en especie. Y sus simpatizantes y militantes apenas aportaron 42 mil 849 pesos.
– Héctor Melesio Cuen, el candidato del PAS y Movimiento Ciudadano, no pagó por la producción de sus comerciales de radio y televisión.
– Leobardo Alcántara, el candidato del Partido del Trabajo, que no abandonó la diputación local para ser candidato, fue quien más dinero gastó en relación con el número de votos que obtuvo: 648 pesos por cada uno. Todo para terminar con el más bajo número de sufragios, incluso menos que Monny Rocha, que gastó menos de un millón de pesos.
Vigilar el gasto, fiscalizarlo, es todavía una asignatura pendiente de la autoridad electoral —facultad ahora a cargo del INE, incluso en las elecciones locales—. Los informes contables cuadraditos y la imposición de multas a candidatos y partidos, solo evidencian las muchas dudas que surgen del gasto y los ingresos reportados oficialmente.
Los partidos y candidatos han estado obligados a rendir informes y entregarlos a la autoridad desde hace muchas elecciones. Y cumplen. Pero solo hasta ahora es posible consultarlos en línea y compararlos, sin las dificultades del pasado, por la uniformidad de los formatos.
Aun así, es en lo que no dicen los informes donde se encuentra el impacto de los gastos de campaña. Un hoyo negro que se traga evidencias empíricas no reportadas. Resulta al menos inverosímil que las campañas resultan tan baratas en los informes de gastos, y tan caras en la realidad. Los candidatos terminan por gastar cantidades ridículas en gasolina, viáticos, producción de comerciales, y elaboración de camisetas y gorras.
Un candidato primero que todo debe aprender a cuidarse en el gasto y no dejar ninguna huella. Aunque la ley obliga a reportar toda aportación, incluso en especie, y comprobar fiscalmente cada gasto, en realidad es precisamente lo que se evita en las campañas políticas.
 
Margen de error
(Reclamo) El asesinato del maestro René León en Paseo Olas Altas de Mazatlán evidencia el nivel de riesgo a que se enfrenta cualquier ciudadano en Sinaloa. Peor todavía que no es la primera ocasión que ocurre una situación similar. Basta el mínimo reclamo, o cualquier disputa del tráfico vehicular, para que alguien se atreva a sacar un arma y disparar.
 
Mirilla
(50) Enrique Peña Nieto cumplió 50 años. En el México del perdón, él mismo ofreció disculpas por lo ocurrido con la Casa Blanca —que dicho sea de paso lo hizo cuando no requería hacerlo porque no resultó culpable de ningún delito según la investigación interna—.
 
Primera cita
(La entrevista) No es novedad que Rafael Caro recurra a la presión mediática cuando se siente acusado o acorralado. Hace un par de semanas en esta misma columna se comentaba de las ocasiones en que Caro recurrió a los medios para mandar sus mensajes. Esta semana la revista Proceso publica una entrevista de la periodista Anabel Hernández con el prófugo de La Noria, que sigue justamente esa lógica: Casi por cumplir tres años en libertad, Caro Quintero no parece el mismo hombre avejentado y de aspecto enfermo que abandonó el penal, en la fotografía de Proceso luce con el cabello teñido y escrupulosamente afeitado.
Aunque está en libertad, en realidad el capo que pasó 28 años en la cárcel es un prófugo. Vive a salto de mata. Escondiéndose. Los americanos lo siguen reclamando.
De ese archivo de citas y declaraciones de Caro Quintero sobresale una más, que aun viniendo del pasado es todavía rescatable: “Si viene Ronald Reagan y me dice que le vendí mariguana, acepto, sí se la vendí. Si los de la DEA vienen y dicen que se las vendí, pues sí. Pero que me traigan una muestra de lo que supuestamente dicen que les vendí.”
 
DEATRASALANTE
(Perdón) La clase política en México es ajena a la rendición de cuentas, que implica explicar la toma de decisiones públicas, pero es más ajena a ofrecer disculpas en las equivocaciones. Ya casi por despedirse de la gubernatura Jesús Aguilar Padilla fue ante los comuneros de la presa Picachos, en el pueblo de San Marcos, y les dijo que si algo iba a darles en ese momento eran disculpas. Y es que los habitantes de los pueblos afectados por la presa llevaban años de reclamos y exigencias para que se les retribuyeran las afectaciones a sus bienes, y no obtenían nada.
Los comuneros creyeron ver en las disculpas el inicio de la solución a los muchos problemas que enfrentaban, entre ellos el básico de la falta de viviendas, pero cambió el gobierno y la situación no cambió (PUNTO)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos