Qué come usted: Cheetos Flamin’ Hot

Qué come usted: Cheetos Flamin’ Hot

 
 
 
que come 22
Cuando escucha la palabra botana ¿en qué piensa? ¿Frituras? ¿Churritos? Muy probablemente piense en algo salado, picante y, tal vez, grasoso.
 
En México, el consumo de botanas creció en los últimos años más de un 40 por ciento. Esto, sumado a la venta y consumo descontrolados de otros tipos de comida chatarra y bebidas azucaradas ha venido a sumar toneladas de peso a la salud de los mexicanos, además de promover otros problemas derivados de lo mismo: la dieta chatarra.
 
Cheetos, de Sabritas, es una de las marcas más populares entre las botanas que se consumen en el país y su presentación Flamin’ Hot, se ha extendido a otras marcas en el anaquel de Sabritas. Algunos ejemplos son: Papas Sabritas, Doritos y Tostitos, extendiendo su alcance al antojo o posibilidad económica de sus clientes.
 
Aunque la variedad Flamin’ Hot ya tiene muchos años en los Estados Unidos, bajo el nombre de Hot Cheetos (paradójicamente inventada por un migrante mexicano), en México tiene apenas algunos años. A pesar de eso, su popularidad es enorme y crece cada vez más, al igual que las cifras, las malas.
 
 
EMPAQUE
 
El tema obvio de esta botana es el fuego. Esto se debe al nivel de picor que hay en ella. El empaque presenta el amarillo como color principal, apoyado por el naranja en forma de flamas que aparecen sobre el nombre del producto, en la parte superior de la bolsa.
 
En el costado derecho se hace presente Chester Cheetos, la chita, mascota de la marca, quien sostiene un demoniaco trinche con un gesto emotivo mientras observa, con la intención de tomarlas, tres piezas de chetos.
 
En la parte trasera de la bolsa aparece de nuevo su mascota sosteniendo un elote con la leyenda “hecho de cereal de maíz”, una posible respuesta al rumor en redes sociales de que son productos que se queman cual productos plásticos.
 
 
INGREDIENTES
 
Un total de 22 ingredientes componen la picante estructura de este producto. Diecisiete de ellos dan forma al condimento rojizo que cubre a la botana.
 
Cereal de maíz y aceite vegetal son los dos principales ingredientes, seguidos del condimento.
 
Entre los ingredientes restantes se encuentran los colorantes, mencionados una y otra vez como sospechosos de hiperactividad y déficit de atención en menores.
 
El otro grupo de ingredientes en el condimento es el de los potenciadores de sabor. Éste se conforma por glutamato monosódico, inosinato de sodio y guanilato de sodio. Los tres, en conjunto, se encargan de potenciar los sabores agregados a la mezcla al grado de inundar de sabores el paladar y provocar la salivación, inmediatamente después de consumir el producto o incluso antes de hacerlo.
 
CONTENIDO
 
Según el etiquetado nutrimental, una bolsa de 48 gramos de producto aporta el 25 por ciento de las grasas saturadas tolerables y el 23 por ciento de otras grasas.
 
El sodio cuenta con el 19 por ciento del porcentaje máximo tolerable, una cantidad muy considerable al tratarse de un producto que pesa menos de 50 gramos.
 
Al ser un producto abundante en cereales refinados, grasas y sodio, no es recomendable su consumo frecuente, incluso, evitarlo totalmente si se tiene tendencia a presentar cuadros de acidez estomacal, agruras u otros tipos de problemas relacionados con el sistema gastrointestinal, así como problemas de hipertensión arterial, obesidad o diabetes.
 
FLAMIN’ HOT, ENCHILANDO SIN CHILE
 
Este producto se caracteriza por su sabor picante, lo curioso es que entre sus ingredientes no encontramos ningún tipo de chile.
 
El picor de esta presentación de chetos viene de la acidez de algunos de sus ingredientes, acidez que promueve la irritación de la mucosa gástrica de una manera más aguda que la provocada por la capsaicina, sustancia contenida en los chiles y encargada de picar de manera natural.
 
 

Lee más sobre:

Últimas noticias

Scroll al inicio

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.