miércoles, enero 26, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Las campañas que vienen

quirino 1 
 
El primer minuto del 3 de abril terminan las precampañas e inician las  campañas constitucionales para alcanzar los votos suficientes que lleven al gobierno del estado. Con ello concluye la etapa interna de los partidos, en la que se selecciona el candidato y salvo en el PAN, en el resto no vimos una competencia entre aspirantes. Se impuso el dedazo desde el PRI hasta Morena. Y las precampañas no correspondieron a la letra ni al espíritu de la ley. En el mejor de los casos fueron de posicionamiento político entre la militancia, tanto en los partidos como en los que van en coalición.
Hay quienes en esta etapa ya ganaron, y al final puede ser mayor o menor, eso dependerá de los votos. Por el lado de Quirino, ganaron los que le “brindaron” apoyo postpresidencial, al obtener sin chistar del candidato nominaciones para las presidencias municipales y los distritos electorales.
En el norte el malovismo tiene en la bolsa la candidatura priista a la presidencia de Ahome y los cuatro aspirantes a diputados. Más la nominación de Juan Pablo Yamuni en el PAN. En la capital todo es para el llamado grupo Culiacán y el sur es la región donde al no existir un grupo hegemónico es el más distribuido.
En cuanto a la nominación del panista de nueva hornada, el ex diputado federal Martín Heredia llega tarde a la candidatura y con un partido que no es ni la sombra de 2004, cuando llevando de candidato a Heriberto Félix alcanzó el 46 por ciento de los votos. Hoy, el PAN podría convertirse en una tercera fuerza y su candidato obtener niveles de votación de principios de los años ochenta, lo que no hace mucho le pasó al PRD.
Más aun, cuándo los barones del panismo sinaloense estarían apoyando la candidatura de Héctor Melesio e incluso la del propio Quirino Ordaz. El pragmatismo ronda la casona del bulevar Niños Héroes y hay desbandada en todos los niveles, luego de que acariciaron la posibilidad de triunfo con el ex rector de la UAS y su candidato, que por cierto viene del PRI, no se ve cómo pueda levantar el vuelo desde los escombros.
La candidatura de Héctor Melesio en la coalición PAS-MC, no es la que pudo ser PAN-PAS. El MC es un partido pequeño, testimonial, que busca por esta vía costosa conservar el registro estatal. No aportará muchos votos a su candidato; incluso con la decisión que no comparten figuras de ese partido, es probable que reduzca su votación histórica. Entonces, la posibilidad de que Héctor Melesio se meta a la pelea por los votos y remonte su mejor votación de 2012, cuando fue en alianza con el PANAL y obtuvo 189 mil sufragios, va a depender del tipo de campaña que realice en el campo de la competencia. Si la contienda inició en los juzgados al demandar por la vía civil a Tere Guerra, es de esperar que en la búsqueda de construir sobre los negativos y favorecer una candidatura víctima, existe la posibilidad de que el tiro salga por la culata. En un país agraviado por el poder, las víctimas son las víctimas y se está con ellas.
Además, las nominaciones del PAS para presidentes municipales como a diputados, la mayoría de ellos son políticos de ocasión y quizá por eso la apuesta de Héctor Melesio está en las postulaciones de candidatos al Congreso del Estado, donde va su plana mayor. En el resto no hay nada, quizá unas regidurías. La pregunta es si Cuen Ojeda es derrotado, ¿a qué se va a dedicar?
Finalmente, hay que volver los ojos hacia los ciudadanos, quienes serán los que definirán con su voto el resultado de esta singular contienda, percibo que en las elecciones del próximo verano habrá una caída de 4 ó 5 por ciento en la participación y ésta podría situarse en un 50 por ciento de la lista nominal, lo que significa que saldrían a votar un millón de personas. Si atendemos la votación histórica del PRI, ésta ronda los 300 mil votos, más los que pueda agregar el Verde. Pero especialmente el todavía corporativo PANAL tiene entre 350 y 400 mil votos seguros. Salvo, ojo, que haya voto cruzado que le perjudicaría a Quirino Ordaz como antes a Jesús Vizcarra.
El PAN, después de las últimas elecciones constitucionales, ha visto disminuido su voto duro a menos de 200 mil votos y ahora éste podría ser de 150 y hasta 200 mil, que es la votación previsible. Y Héctor Melesio está entre los 124 mil votos que obtuvo el PAS en la elección de diputados en 2013 y los 189 mil votos que obtuvo en 2012, yendo arropado por el PANAL.
En definitiva, tendremos una elección de alta volatilidad y fragmentación electoral.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 991
23 de enero del 2022
GALERÍA
La FGR aseguró 22 toneladas de mariguana y metanfetamina, y un millón de pastillas de fentanilo en Sinaloa y 5 estados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.