jueves, mayo 19, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

El lobo con piel de oveja

 
 
Cuen en el pan
 
En esta fábula de Esopo, un lobo se disfraza de oveja para estar encerrado con ellas y darse el festín de su vida, no consideró el hambre y cuchillo del pastor que cuidaba aquellos animalitos de blanco linaje. Así que antes de que el lobo hincara el diente, le hincaron el cuchillo para satisfacer el apetito de la familia del pastor. La moraleja de esta fábula es sencilla: quien busca engañar a otro para lograr sus propios beneficios, puede que sea víctima de sus  propias ambiciones. O sea, el lobo puede ser comido por el lobo.
Viene a cuento esta fábula con lo sucedido a Héctor Melesio Cuen en su aspiración de gobernador, quien hábilmente se metió al redil panista y estaba trabajando fuerte en la conquista de aquellas ambiciones, cuando inesperadamente fue sacado del redil y sacrificado mediáticamente en la plaza pública.
Y es que antes de eso parecía que se le acomodaban los astros para ser el elegido. Los dirigentes nacionales pensaban que él sería un buen candidato para la coalición PAN-PAS-PRD; la dirigencia estatal lo veía como uno de los suyos y no les estorbaba su caciquismo en la UAS, incluso la amenaza de que les conquistara el partido; una parte de sus militantes fueron seducidos por su imagen y discurso y creían muchos de ellos que si lo había hecho bien en la UAS, lo haría mejor en el gobierno del estado. Las cuentas, además, más menos lo hacían muy competitivo frente a un candidato priista poco conocido y carente de trayectoria política en el estado.
El PAN, con más de 300 mil votos y el PAS con 124 mil en la última elección de diputados locales, sólo les faltaban unas decenas de miles de votos para ser competitivos y garantizar el triunfo, estaban seguros que lo lograrían con las manos en la cintura. Las ovejas estaban en la bolsa.
Sin embargo, el pastor rondaba el redil de la alianza con el cuchillo en mano, y en el momento menos esperado o mejor más calculado, metió la mano para sacar al lobo vestido de oveja, lo hizo con uno de los recursos más infames de la política, la información privilegiada y el manejo de trascendidos mediáticos que son verdaderos buscapiés destinados a mover el tapete. O, sea, el que los lee y teme porque sabe que hay algo de cierto en ellos. Y lo peor es que puede haber más. Así que, a la primera de cambio, Cuen Ojeda dobló las manos y aceptó dócilmente y aquél, en un acto de magnanimidad perversa le perdonó la vida.
Volvió Cuen triste a su redil partidario, donde lo recibieron cabizbajos, desesperanzados y frustrados. No tenían más la oveja azul y la mayor se alejaba irremediablemente. Y ahora irá por la oveja mayor, sin otro disfraz, que el de toda la vida, el que se han forjado en la UAS. Y lo peor es que hay otros lobos que no son del mismo pelaje. Los hay azules, rojos, amarillos, ocres y hasta uno que se dice independiente. Y la oveja hoy está a buen resguardo con un pastor que la siente suya y está trabajando para que no se la quiten a su sucesor tricolor. Todos la huelen pero por el momento nadie la toca. El redil además se volvió más seguro para evitar la llegada subrepticia de alguien ajeno y con malas intenciones.
En fin, la fábula de Esopo nos da pie para decir que en política, andar con piel de oveja puede llegar a ser una gran decisión que puede traducirse en beneficios, pero igual, mal administrada podría convertirse en un arma de doble filo y es que el lobo mayor siempre tendrá más recursos a su alcance y al final de cuentas, aquel es simplemente un lobito en esa gran llanura llamada, en este caso, Sinaloa.
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1007
15 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.