Adiós a MORENA

jovenes morena
Para una revolución mental así concebida y exigida por el futuro de la provincia, se necesita la otra juventud: aquella que aún conserva el sentido de la dignidad: la que tiene espolones en el alma; la juventud que no engorda con las bellotas del chiquero de la simonía mexicana. Nos referimos a la juventud que lleva en su pecho al Quijote liberado del absurdo romántico, por el Quijote cuya lanza apunta contra la dolencia de nuestro tiempo, sabiendo que el ideal es color de tierra, sabor de sangre y eternidad de cielo. Ya lo decía Henri Barbusse: “juventud en tropel, las estrellas están en la tierra, enraizadas”.
 
¿Existe acaso esta última clase de juventud en la bella provincia de Sinaloa?… Nosotros contestamos que sí existe, no en el grado de perfección que vamos diciendo, pero sí sustanciada de ese rumor silencioso, de ese misterio en curso, como juventud en trance de parirse a sí misma con la lumbre del pueblo en sus ojos abiertos y con la sangre movida por el ondear de la más alta bandera. Fragmentos del libro Evolución tardía de la Provincia, de Enrique  Félix Castro.
 
La juventud que conserva el sentido de la dignidad se va de MORENA-Sinaloa. Decenas de jóvenes se salen buscando espacios de libertad, donde se pueda ejercer la  crítica, donde se tome en cuenta su palabra. Espacios donde se pueda hacer política con democracia. Donde no haya un dueño del proyecto.
 
MORENA en Sinaloa se construye con desviaciones, y me temo que así es en todo el país. Su presidente nacional no escucha. Recorre kilómetros y kilómetros pero no escucha a las bases, no dialoga. Se siente omnisapiente.
 
MORENA es un partido político donde el poder carismático del líder se funda exclusivamente en vínculos personales, en los lazos de lealtad que unen directamente a los discípulos con el líder. Sin embargo, a diferencia de los lazos personales que derivan de la tradición, la lealtad es en este caso el fruto del “estado de gracia”, de la  “misión”, que el líder está llamado a cumplir, según la opinión generalizada de sus discípulos, que se ven también, de modo característico, imbuidos por el espíritu y el celo misionero.
 
A diferencia de otras formas de poder, el poder carismático da lugar a una organización de las relaciones sociales que no conoce  las “reglas”, ni el fenómeno de la  “carrera política” ni una división del  trabajo clara y definida.  Las lealtades de tipo directo por un lado y la delegación de la autoridad por el jefe, por otro, según criterios personales y arbitrarios, son los únicos principios que inspiran el funcionamiento de la organización. La organización carismática sustituye, por tanto, la estabilidad de las expectativas sobre la que basan tanto las organizaciones burocráticas como las tradicionales. Eso es MORENA, una organización con un líder carismático. Un partido político de un solo hombre, donde él decide  sin importar la legalidad. Es necesario que leamos a Angelo Panabianco  en su libro ya clásico Modelos de Partido.
 
Porque no se acepta la crítica y porque MORENA se construye sin democracia, han renunciado a ese partido decenas de jóvenes. Parte de su renuncia dice:
 
“Desde hace varios meses es de su conocimiento que muchos militantes estamos bajo proceso en la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido, ya en noviembre fuimos destituidos de las consejerías estatales que nos fueron otorgadas por el voto popular militante, ante este hecho nos defendimos logrando la restitución de nuestros derechos, pero esta historia parece no tener fin, apenas el lunes pasado fuimos notificados de un nuevo proceso en nuestra contra, cuya sola admisión en el órgano de justicia debería resultar vergonzante para ellos, se trata de la acusación de “sabotaje”, en esencia se nos acusa de protestar durante un acto público del presidente nacional del partido, que se escuche claro: se nos acusa de protestar en un acto público, es decir, de hacer uso de nuestra libertad de expresión.
 
“De la vida interna del partido se desgaja una mala decisión en la nominación por imposición de Jesús Estrada Ferreiro como candidato a la gubernatura de nuestro Estado, generando rechazo que algunos compañeros hicieron patente desde hace mucho tiempo, sin embargo, las palabras no hicieron eco en la dirigencia nacional que se aferró a su designio por encima de cualquier ejercicio democrático; sin escuchar a nadie, encerrados en un monólogo dónde la cúpula manda y la base obedece, se monopolizó la palabra y se desencadenó la protesta.
 
“No nos despedimos del activismo ni de la política, en esta etapa que hoy comienza saludamos con gratitud a quienes siguen compartiendo los objetivos y los ideales de las izquierdas y deciden quedarse militando en Morena, y también a las bases progresistas y de izquierda en otros partidos que siguen luchando; saludamos con la conciencia limpia porque dimos lo mejor de nosotros y a cambio recibimos la nobleza de la gente que quiere una verdadera transformación, a todas esas personas les decimos que nos seguiremos encontrando en las calles luchando codo a codo, porque la izquierda es esa construcción colectiva e histórica que se puede compartir en varias trincheras.
“A la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia: Patricia Ortiz, Héctor Díaz Polanco, Adrián Arroyo Legazpi, Gabriela Rodríguez y Víctor Suárez, les decimos que están leyendo, en sus resoluciones y acusaciones, una lista de ejecuciones políticas que les dictan sobre el cadalso que montó la gente más vulgar y derechista que hoy secuestra el partido que debió ser la esperanza de México, pero lo que dijo su dirigente nacional exactamente hace 11 años, hoy encuentra otro lamentable día para tener razón: Ustedes nos van a juzgar a nosotros, pero todavía falta que a ustedes y a nosotros nos juzgue la historia.”
 
 
 
 
 
 
 
 
Firman: Sthefany Rea Reátiga, Carlos Alfonso Rea Reátiga, Humberto Aramberry, Yanely Martínez, Gladys Olmeda, Víctor Calderón Cabanillas, César Terán, Yajaira Martínez, Orestes Guerrero, José Andrés Borquez, Meztly Vega Tolosa, Juan Antonio Lara Medina, Cristian Abel Tarín, Cristina Alba Ramos, Ramón Jiménez Peñuelas, Gyselle Leal Cruz, Itzel Figueroa,  Bárbara Barraza, Saria Madaí Martínez, Valeria Montoya,  José Luis Pulido, Margarita Chávez Soto, Oscar Millán Rivas y Arturo Millán Rivas.
 
E-mail: [email protected]
Twitter: @riosrojo
 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.