viernes, enero 21, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Yo estuve ahí… Leal Orduño

 
reserva
Las cabañas sí fueron reservadas ese día, pero la información es confidencial: coordinador de Reserva Ecológica de la UAS
 
 “Ustedes afirmaron en su nota y yo soy el responsable de la reserva y en esa fecha yo estaba ahí, por eso afirmo que es falso lo que ustedes dicen”, refirió Alfredo Leal Orduño, responsable de la reserva ecológica Nuestra Señora del Rosario, sobre la publicación hecha por este semanario de que en ese lugar fue la reunión entre el Chapo y los actores Kate del Castillo y Sean Penn.
 
Luego de que Penn publicó en la revista Rolling Stone algunos detalles de la reunión con el narcotraficante, este semanario dio a conocer, tras una investigación, que la sede había sido la reserva ecológica de la UAS, ubicada en Cosalá.
 
Según la titular de la PGR, Arely Gómez, el encuentro entre los actores y el narcotraficante detectado por la SEIDO, Marina y CISEN, con apoyo de asesores colombianos y agencias estadunidenses, el 2 de octubre del año pasado, tuvo origen la cacería por parte de las fuerzas federales, que terminó en la recaptura de Guzmán Loera en Los Mochis el 8 de enero.
 
Dos cabañas fueron reservadas para los días 2 y 3 de octubre, la “Urracas” y “Colibrí”. La pared blanca de una de ellas sirvió como fondo para la fotografía donde el Chapo Guzmán se da la mano con el actor y activista estadunidense Sean Penn.
 
El doctor Leal Orduño, coordinador de la Reserva y del Programa de Mejoramiento del Profesorado, informó que ambas cabañas estuvieron reservadas esos días pero niega que hayan estado ahí el Chapo, Kate o Penn.
 
—En entrevista que dio a Univisión mencionó que estas dos cabañas sí habían estado ocupadas.
—Que nosotros teníamos huéspedes. Ahí es todo lo que nosotros afirmamos, ellos hicieron un documental digámoslo así, ellos estuvieron en el pueblo y en la reserva. Lo que ellos publicaron, ellos lo levantaron y lo que nosotros afirmamos es textualmente lo que ellos publican. La nota de ustedes es responsabilidad de ustedes.
 
¿Podemos tener la documentación de esos días? ¿Ustedes tienen la documentación de quiénes se quedaron esos días?
—Ustedes no pueden.
 
¿Y ustedes sí tienen documentado?
—Nosotros tenemos acreditado quiénes estuvieron; ustedes están afirmando que hubo una reservación a nombre de una persona, de las que se mencionan ahí y eso es falso, eso sí te lo puedo afirmar.
 
—¿Podemos tener acceso a ese registro?
—Si la autoridad judicial lo ocupa tendrá acceso a eso, son datos personales. Tú ve a cualquier hotel a ver si te van a dar los datos de los huéspedes… si tú eres nuestro huésped ten la seguridad que no se lo vamos a dar, pero tú no fuiste mi huésped allá.
 
—¿Nunca estuvieron en la reserva?
—Ustedes afirman que hubo reservación, con objeto de una supuesta reunión, lo que nosotros afirmamos es que no tenemos evidencia con los procedimientos que nosotros tenemos.
 
Los procedimientos de reservación a los que Leal Orduño se refiere es un número telefónico y un correo electrónico, donde una persona está a cargo de responder; las opciones de alojamiento, además de las cabañas, son un hostal y el hotel; se paga por vía bancaria o en efectivo a la llegada: “te van a pedir un nombre, un teléfono, tus datos personales para acreditar a tu llegada, tu reservación, punto, eso es lo que hay”, dijo.
 
El encargado de la reserva manifestó que ese día que se realizó la reunión, él se quedó a dormir ahí pero no vio a nadie: “así como no te conocía, te puedo ver quizá en otro espacio a ti y no te puedo reconocer y no me vayas a juzgar porque no te conocí. Esas personas no están en mi ambiente, ni en mi imaginario social, físico, psicológico; pueden pasar y no las conozco”.
 
“Yo estuve ahí, pero se afirma que yo interactúe, o el responsable en este caso; el responsable de la reserva soy yo, y se afirma que el responsable interactuó y les pidió que se fueran y no sé cuántas cosas…”
 
—Me está afirmando que usted estuvo ahí…
—Ustedes afirmaron que el responsable de la reserva había interactuado, entonces se asume por tanto que el responsable de la reserva, el único responsable soy yo, no hay nadie más, no se puede presumir, soy yo, y yo estuve ahí, entonces todo lo demás que se desprende es falso. Quizá lo único que aciertan ustedes es que el responsable estaba ahí.
 
Hay certezas de la reunión…
—Pues demuéstrenlo, pero no es a mí, ustedes asuman la responsabilidad de su nota, pero de la reserva y de los procedimientos que ahí hay yo puedo afirmar lo que estoy diciendo. Si ustedes coinciden o no coinciden es problema de ustedes, no es problema mío.
 
Según las investigaciones de Ríodoce que coincide con el relato de Penn, los actores y Guzmán Loera comieron mariscos y carne asada durante su velada.
El personal de la reserva y algunos estudiantes de la facultad de biología que hacen sus prácticas fueron reubicados esa tarde—noche en el hotel que se encuentra más distante de las cabañas para que no se molestara a los huéspedes.
 
El doctor Leal, aunque aseguró que no vio nada, mencionó que “todas las cabañas tienen un lugar para asar carne y el 99 por ciento de los huéspedes hace su carne asada”.
 
¿Había muchos huéspedes ese día?
— No, no había muchos, pero suficientes para lo que es ordinariamente la semana, pueden ser 3, 4, había más espacios rentados, por lo tanto ahí ya ustedes faltan a la veracidad.
 
—¿Trasladaron a los empleados al hotel para que no estuvieran en el área de las cabañas?
—¿A los empleados?
 
A los empleados y a los biólogos que se quedan a dormir ahí…
—Tienen sus espacios ellos, el personal tiene sus espacios, donde se queda cada vez que está de guardia ahí, por lo que le digo, ustedes no han estado ahí.
 
—¿Cuando usted estuvo ahí, en ningún momento vio que hubiera en esta área común una reunión?
— En los espacios que están ocupados, si tú has estado ahí, que creo que no es así, son espacios muy grandes las cabañas, entonces las personas tienen su opción, no podemos saber cuándo el huésped, o los huéspedes ingresan, nosotros no podemos saber si duermen descansan o demás.
 
Independiente de la publicación de Ríodoce, ha leído usted lo que narró Sean Penn el actor.
— Sí, leí parte de eso, sí.
 
—¿Encuentra alguna coincidencia entre los espacios que describe y los espacios de la reserva?
— Pues no, lo que hay ahí es una reserva baja caducifolia, es una geografía que puede ser común, prácticamente todos los centros mineros de  la empresa Zarco, y de las construcciones de los 40 son muy parecidas, si no es que es el mismo patrón constructivo. Entonces lo que recuerdo es que él dice que la entrevista se realizó mucho antes, entonces pues no sé.
 
 
El “incidente”
 
El 27 de noviembre pasado, Alfredo Leal Orduño fue víctima de la violencia junto con Jacobo Cruz Ortega, ex director de la facultad de Agronomía de la Universidad Autónoma de Sinaloa; al primero lo soltaron después de darle unos golpes y al segundo se lo llevaron para posteriormente soltarlo, quitándoles el vehículo.
“Estuvo en riesgo la vida de los dos”, mencionó Leal Orduño, y explicó que el incidente fue en los predios al sur de la escuela de Agricultura, en un área de trabajo donde se llevan a cabo proyectos de investigación, mientras ellos estaban en los preparativos del campo.
 
La UAS interpuso una denuncia por el despojo del automóvil. Dentro de la Universidad se sospechó que quienes realizaron el ataque fueron agentes de la Marina vestidos de civil que les interesaba tener información.
 
Tenemos entendido que el día 27 de noviembre tuvo un incidente junto con un ex director de agronomía…
—Lo único que te puedo decir es que ustedes se valen de una circunstancia y que me ponen en riesgo ahora. Estoy en riesgo personalmente y cualquier cosa que me pase es a raíz de esa publicación.
 
Tenemos entendido que ustedes denunciaron un robo de vehículo, a nosotros nos llegó información que no fue tal cual, ¿me puede explicar que pasó ese día?
—Fui víctima de un acto de violencia, el maestro y yo, en un vehículo de un compañero de la escuela de agricultura, es un despojo de vehículo con violencia y demás, nada que ver. Es un acto muy delicado y muy difícil para mí.
 
—¿Encontraron el vehículo?
—No sé y no me interesa.
 
¿Se lo llevaron?
—Se lo llevaron, es algo muy difícil para mí y quisiera que no te vieras, nadie de tu familia, en una situación así. Pero nada que ver, es un incidente desafortunado que como a cualquier ciudadano en este estado o en esta ciudad te puede pasar y sí me molesta mucho el trato y el manejo que le dieron, eso sí me molesta.
 
“Me molesta mucho el trato que le dan a esa nota, se trata de mi integridad, se trata de mi vida, estas personas no sabían de quién se trataba ni yo, ni el profesor, con ese evento ahora ya saben, porque te quitan todo, te quitan tu dirección, tus cosas ¿Te puedes imaginar eso?
 
—¿Recibió amenazas ese día?
—Yo estaba de visita ahí revisando unos trabajos de campo, es una situación, es un vehículo apetecido en la delincuencia local y bueno yo estaba ahí, estaba circunstancialmente en un lugar en los campos de la escuela de agricultura pero nada más… es un hecho muy difícil, créeme, para mí en términos de seguridad y que le den esa supuesta vinculación es muy grotesco.
 
“A mí me dejan ahí en circunstancias que no quiero abundar porque son muy terribles… al compañero todavía se lo llevan, parece ser que es un modus operandi de los robacarros y todo eso, y al rato, en el transcurso del día, aparece afortunadamente el compañero vivo.
 
“Luego fui acompañado por el área jurídica de la universidad a hacer ese proceso, eso es lo que hay. Realmente no hay más, desafortunadamente fuimos objeto de la violencia como muchos sinaloenses.
 
“Pero nada que ver ni con mi vida privada, ni con el trabajo de la universidad, ni con la misma actividad académica que yo realizo en la escuela, donde yo tengo un proyecto ahí que es lo que andábamos haciendo en común con los compañeros, nada más.
 
“Pero sí, cuando se trate de eso hay que tener mucho cuidado porque me pone potencialmente en riesgo, porque ahora saben esas personas; entonces por supuesto que sí me molesto el manejo que le dan a esa parte de mi actividad, de ese incidente”.
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 990
16 de enero del 2022
GALERÍA
La erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.