sábado, enero 22, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

La chica danesa

 
 la chica
Con La chica danesa (The Danish Girl/EU/2015) —dirigida por Tom Hooper y basada en el libro homónimo de David Ebershoff— Eddie Redmayne confirma su enorme capacidad para actuar, como lo demostró en su interpretación de Stephen Hawking en La teoría del todo (2014), que le valió un Oscar el año pasado. Ahora, vestido de mujer, no decepciona, y si bien es de nuevo un competidor fuerte en los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood este año, todo indica que finalmente Leonardo DiCaprio saldrá con la presea en la mano.
A diferencia de El discurso del rey (2010) y Los Miserables (2012) —otras cintas oscareadas de Hooper: ganadora y nominada en mejor película, respectivamente— la que nos ocupa trata un tema por demás impactante e interesante, pero no tiene los alcances narrativos de las otras dos.
En la década de 1920, en Dinamarca, los pintores Einar Wegener (Eddie Redmayne) y Gerda Wegener (Alicia Vikander) son la pareja ideal: se dedican a pintar, tienen su estudio en su propia casa, se atienden el uno al otro, disfrutan cada momento juntos y cuando salen a fiestas, todos ven que se llevan de maravilla.
Einar es un artista más consolidado que su esposa, quien no logra dar con los trazos y matices que la saquen de un estancamiento, pero un día, a falta de una modelo, las cosas cambian tanto para ella como para su esposo: Gerda le pide a Einar que se ponga unas medias y unas zapatillas e intenta pintarlas. Como no se convence del resultado, le sugiere ponerse un vestido, a lo que él se rehúsa, aunque acepta que se lo coloque por encima.
Cuando Einar ve su pierna recta con la media, la zapatilla y el vestido sobrepuesto, siente algo que quizás siempre estuvo en él, pero que en ese momento despertó para ya no dejarlo jamás y darle un giro a su vida que lo llevaría a enfrentar su más grande reto.
Años más tarde y después de explorar al máximo esa nueva faceta en su sexualidad, con todas las dificultades por la época en la que le tocó vivir, Einar buscaría, a través de una operación, un cambio de sexo.
De que Redmayne sabe actuar, no hay dudas, y su Wegener no decepciona: simplemente no está a la altura del que le dio un Oscar. El actor tiene la ventaja de sus finas facciones y su delgadez, que al momento de colocarse el vestido y pintarse, le ayudan enormemente a parecer una mujer, pero en sus movimientos, gestos y el caminado con las zapatillas, por momentos delata su falta de entrega al papel, a diferencia de su Hawking.
Un poco por encima está la interpretación de Vikander (que le valió una nominación al Oscar), como la esposa enamorada que acompaña a su esposo en lo que en un principio parecía un juego, pero que termina apoyando incondicionalmente.
Los problemas de La chica danesa son que no aborda el tema a fondo: si bien Gerda no deja a su marido, no se explota lo que ella piensa realmente de lo que le pasa a Einar y por qué continúa con él; deja de lado el impacto que causó en la gente alrededor del pintor que un hombre se “convirtiera” en mujer; y se queda muy corta en decir lo que significó internamente para Einar.
Aun con sus bemoles, la cinta, que también busca quedarse con el Oscar en las categorías de vestuario y diseño de producción, es muy disfrutable. No se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 990
16 de enero del 2022
GALERÍA
La erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.