lunes, mayo 23, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Se accidenta el Cholo Iván, muere su lugarteniente

 

 

cholo

 

Orso Iván Gastélum Ávila, el Cholo Iván, se accidentó la mañana del martes por la carretera México 15, hecho donde murió su lugarteniente, Juan Luis García Castro, conocido como el Mantecas.

Versiones extraoficiales señalan que el Cholo y sus acompañantes, entre ellos su novia,  viajaban en una camioneta tipo Cheyenne blindada de doble cabina y se impactaron a la altura del kilómetro 90+300, con una camioneta que acarreaba ladrillo, procedente de Caitime, municipio de Salvador Alvarado.

Por información recogida en el lugar, entre Álamos de Montoya y Carricitos, se estima que uno de los tripulantes quiso rebasar y fue cuando ocurrió el impacto de frente.

Reporteros de diversos medios llegaron a recabar datos, pero los mismos agentes federales les dijeron que no se metieran en el asunto porque estaba “muy caliente”.

La camioneta con que se impactó el Cholo es una Ford de color blanco.

Luego del impacto, Gastélum Ávila y sus acompañantes despojaron un vehículo y se retiraron llevándose el cuerpo de su compañero muerto y, como escudo, al propietario del vehículo en el que huyeron.

El cuerpo del Mantecas fue velado en la funeraria Sedano, en la ciudad de Guamúchil.

Hace días, otro de los lugartenientes del Cholo, José Guadalupe Arreola Rangel, conocido como el Polacas, murió en un supuesto enfrentamiento entre un grupo armado y elementos de la Secretaría de Marina, en el motel La Fuente.

En la presunta refriega también murió el empresario Carlos Barroso.

El Cholo es el hombre que elementos del Ejército Mexicano perseguían una madrugada de noviembre de 2012, cuando murió acribillada María Susana Flores, quien había ganado un concurso de belleza. Al parecer, la joven se bajó de uno de los vehículos que perseguía el Ejército y gritó a los uniformados que no dispararan, pues no portaba armas.

Los soldados le dispararon hasta darle muerte, cerca de la comunidad El palmar de los Leal, en Mocorito.

Orso Iván Gastélum Ávila es operador del Cártel de Sinaloa, concretamente de Joaquín Guzmán Loera, y controla los municipios de Mocorito, Angostura y Salvador Alvarado.

 

Entre balas y volantes

 

El operador del Cártel de Sinaloa fue detenido el 11 de agosto de 2005, en un operativo realizado por las Bases Operativas Mixtas Urbanas (BOMU), en el que participaron elementos del Ejército Mexicano, en la colonia Lombardo Toledano, Culiacán.

En ese operativo fueron aprehendidas otras siete personas, quienes portaban armas de grueso calibre, cartuchos y viajaban en tres vehículos, de acuerdo con un boletín emitido por la Procuraduría General de la República (PGR).

Durante la madrugada del 9 de agosto de 2009, el Cholo se escapó del penal de Culiacán, donde se realizaba una fiesta. El festejo fue en el módulo 5 de este centro penitenciario, donde los custodios lograron frustrar la evasión de otros dos reos.

Pocos minutos después se hizo un paso de lista y fue cuando las autoridades de esta cárcel se dieron cuenta que entre los reos no estaba Gastélum Ávila, a quien se le atribuye, hasta estos días, el control en este centro penitenciario, desde fuera.

La siguiente aparición de este operador delictivo fue durante un enfrentamiento con el Ejército Mexicano, que devino en persecución. Las acciones iniciaron en Guamúchil y continuaron en Mocorito, donde fue muerta a balazos su novia, María Susana Flores, a pesar de que ésta no iba armada y les gritó a los militares que no dispararan.

En mantas que instaló en varias regiones del centro de Sinaloa, el Cholo acusó al Ejército de homicidio y pidió la intervención del gobernador Mario López Valdez, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y en general del gobierno federal.

“Señor gobernador, por qué no pide que se investigue la muerte de María Susana Flores Gámez, que la mataron los soldados nada más porque venían y cuentan con la orden de matarme a mí y no pudieron y al general Gurrola, él está con el Chapo Isidro. Investiguen bien a ese general que es pagado por el Chapo Isidro”, dijo, en mensajes escritos en las mantas.

El delincuente se refirió al general Felipe Gurrola, quien estaba al mando del Ejército en Guamúchil, y a Isidro Meza, el Chapo Isidro, jefe de una célula de los Beltrán Leyva en Guasave.

En mayo de 2013 y a través de volantes tirados desde helicópteros militares, en Culiacán, Navolato, Mocorito y Salvador Alvarado, el Ejército convocó a la ciudadanía a denunciar a Orso Iván, a quien acusó de violación, homicidio, secuestro, narcomenudeo y robo.

Sin firmar el panfleto, se incluyeron los números telefónicos 6677904503 y 6672141015, y se ofreció anonimato, a quien quiera denunciar. El Ejército negó haber usado naves para este propósito.

“Si hay alguien que vio que desde un helicóptero se tiraron esos boletines y vio la matrícula del helicóptero y vio el color del helicóptero y cosas de ese tipo. Yo quiero decirle que mucho nos ayudaría a las comunidades si saben dónde anda, si saben en qué carros anda, dónde duermen, nos ayudaría al Ejército, a la Marina, a la Policía Federal, y la Policía del Estado saberlo”, dijo en aquella ocasión el mandatario estatal.

Ahora, el Cholo, que sigue operando y manteniendo el control en la llamada región del Évora —y ha sostenido varios enfrentamientos en la región con la Marina y el Ejército Mexicano—, protagoniza de nuevo un suceso policiaco, solo que esta vez fue un accidente automovilístico, en una carretera federal, con saldo de un muerto.

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.