martes, junio 28, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Las ordeñas millonarias

 

 

12-01-2015 IRAPUATO GTO El director General de Seguridad Publica, Salvador Terán de Santiago comento que en el último año se tenían ubicadas 36 tomas clandestinas, pero estos puntos ya cambiaron y la Policía Municipal no tiene facultades para otra cosa más que para prevenir.

CULIACÁN,SINALOA 11FEBRERO2015.- Elementos de la policia ministerial realizaron el aseguramiento de varios de combustible en un hogar ubidado en la calle Emiiliano Zapata en la comunidad del Tamarindo.

Robo de gasolina a Pemex, negocio redondo en Sinaloa

 

 

Los grupos delincuenciales de Sinaloa encontraron en el robo de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex) una fuente millonaria de ingresos. Desde 2008 a octubre de este año, en el estado han robado a la paraestatal mil 638 millones 600 mil 521 pesos a través de tomas clandestinas en el poliducto Topolobampo-Culiacán.

Información obtenida vía Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública establece que Sinaloa es el tercer estado donde Pemex ha sufrido más pérdidas económicas, después de Nuevo León, donde se tiene un quebranto de 4 mil 228 millones 318 mil 579 pesos, y Baja California con 2 mil 203 millones 623 mil 813 pesos.

En todo el país, Pemex reporta que el monto de las pérdidas asciende a 16 mil 956 millones 19 mil 237 pesos.

La paraestatal atribuye a grupos delincuenciales el robo de combustible por medio de ordeñas a los ductos.

En un documento enviado en septiembre a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para la colocación de certificados bursátiles, la empresa reconoce que las actividades ilícitas podrían tener un impacto negativo en las finanzas.

“El desarrollo del mercado ilícito de combustibles en México ha dado lugar al aumento en el robo y comercio ilícito de los combustibles que produce Pemex. Como respuesta, el Gobierno Federal ha implementado varias medidas de seguridad y ha reforzado las fuerzas militares y policiacas y, por otra parte, Pemex ha establecido varias medidas estratégicas que buscan reducir el robo y otras actividades delictivas en contra de las instalaciones y productos de Pemex.

“Estas actividades, su posible incremento y la violencia asociada a ellas podrían tener un impacto negativo en la situación financiera y los resultados de operación de Pemex”, señala.

 

Roban más de 200 millones al año

En el estado desde 2008 en promedio, Pemex pierde 204 millones 825 mil pesos cada año.

Para frenar las ordeñas de los ductos, la empresa ha implementado dispositivos de seguridad que no han podido contrarrestar la acción de los delincuentes, quienes cada vez roban más.

En 2006 en el país robaron 155 millones 869 mil 788 y el quebranto económico se fue al alza hasta alcanzar los 3 mil 379 millones 694 mil 753 pesos en 2014.

Entre enero y octubre de este año, la paraestatal cuantifica las pérdidas en 2 mil 291 millones 400 mil 890 pesos. En Sinaloa el robo del líquido se tiene desde 2008, cuando hurtaron combustible por un monto cercano a los 200 mil pesos, mientras que en los dos años anteriores no reporta pérdidas.

La ordeña se disparó en 2013 y 2014 con robos de 459 millones 858 mil 139 pesos y 768 millones 369 mil 898 pesos, respectivamente. En esos dos años Sinaloa fue el estado donde Pemex registró las mayores pérdidas después de Nuevo León.

Los datos proporcionados por la paraestatal señalan que en la entidad el robo se concentra en los municipios de Culiacán, Salvador Alvarado y Mocorito.

En esos municipios es donde ha detectado el mayor número de las 908 tomas clandestinas, encontradas desde 2010.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado ubica los poblados de Pericos, en Mocorito; Guamúchil, en Salvador Alvarado; y El Limón de los Ramos y Culiacancito, en Culiacán, como los focos rojos en robo de combustible.

En esas zonas en 2014 implementaron un operativo conjunto el Gobierno Federal, Estatal y Municipales para frenar a los grupos delincuenciales, pero aun así ese año fue cuando se registró el robo más cuantioso a los ductos.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, desde hace cuatro meses no se han detectado tomas clandestinas, pero esto es debido a que el ducto que transporta combustible desde Topolobampo está fuera de servicio por mantenimiento y es trasladado por personal de Pemex por medio de pipas.

 

Delito sin castigo

 

El robo de combustible es un delito que en el estado goza de impunidad, pues el 90 por ciento de las averiguaciones previas iniciadas no está consignada con detenidos.

En el estado, desde 2008 a la fecha solo se ha consignado con presuntos responsables el 11 por ciento.

De acuerdo con estadísticas de la Procuraduría General de la República (PGR), la delegación estatal tiene mil 456 averiguaciones previas por el delito de sustracción de hidrocarburos, pero hasta la fecha, los Agentes del Ministerio Público de la Federación solo han consignado ante un Juez 165 averiguaciones previas con detenidos.

En este año, hasta el mes de junio, la delegación estatal de la fiscalía de la nación solo había consignado dos averiguaciones previas.

A nivel nacional el porcentaje de consignaciones alcanza el 23 por ciento, ya que de 11 mil 327 averiguaciones iniciadas, solo 2 mil 707 fueron puestas en manos del Juez con presuntos responsables.

 

Personal involucrado

 

En una Proposición de Punto de Acuerdo presentada en el Senado en noviembre pasado, se establece que de acuerdo con un informe de Pemex, para llevar a cabo el robo se requiere de gente capacitada y  bien enterada de la operación de los ductos, ya que estos no se encuentran llenos todo el día.

“El combustible se surte a diferentes horas y previo a cada “evento” se pasa agua por el tubo, por lo que se presume la participación de personal especializado que tiene vínculos con la delincuencia organizada como informantes clave, quienes reportan la hora determinada del día en que pasa el combustible”.

“Así, la toma clandestina se abre cuando está pasando el combustible para conducirlo hacia su destino final de almacenamiento”, indica.

Una de las modalidades detectadas es la conexión directa de un camión a la toma por medio de mangueras y otra de almacenamientos situados a mediana distancia del ducto, que puede ser bodegas, depósitos o cobertizos con autotanques viejos, tinacos de plástico, cisternas de concreto o piletas.

De acuerdo con el informe “Robo de Combustible en México” del Instituto Belizario Domínguez, del Senado de la República, al desfalco que sufre la empresa se agrega el costo de reparar una toma, el cual oscila entre 120 mil y 250 mil pesos.

Según el documento, en promedio cada dos horas se perforan ductos para extraer combustible de manera ilegal y la distancia entre cada toma es de 3.5 kilómetros.

 

Gasolina a mitad de precio

La venta de gasolina robada es un negocio que atrae clientes por el precio al que se vende el combustible.

En el comercio ilegal un litro de gasolina Magna se puede conseguir hasta en 6 pesos, mientras que en una gasolinera el precio vigente es de 13.57 pesos.

Para comprar gasolina robada no es necesario salir de la ciudad, los sitios donde se ofrecen se encuentran en el casco urbano.

“María Fernanda”, es una joven profesionista que suele ir a uno de estos negocios atraída por el bajo costo del combustible.

“Es más barata que en la gasolinera, me hablaron del lugar y decidí ir”, dijo.

El sitio al que acude está ubicado rumbo a las ladrilleras en el norte de la ciudad, a escasos kilómetros del Centro.

Ella tuvo conocimiento del lugar por amigos y fue el precio lo que la convenció para dejar de ir a las gasolineras y comprar combustible robado.

Aunque acudía con miedo, manifestó, el ahorro que obtenía valía la pena y hasta recomendaba a sus amigos ir a este lugar.

La “gasolinera” clandestina era una casa de aspecto humilde donde había un contenedor grande con una manguera conectada para despachar.

Los clientes tienen que llevar sus recipientes para que se los llenen de combustible y luego con un embudo vaciarlos al tanque.

El ‘servicio’, narró, era un poco tardado pues por la cantidad de clientes siempre había gente esperando ser atendida

“Había largas filas y teníamos que llevar nuestro propios recipientes. Llegaba, hacía fila con mi recipiente y esperaba turno”, abundó.

“María Fernanda” sabe que con la compra de gasolina en esos lugares los vehículos pueden sufrir desperfectos, pero su camioneta nunca ha tenido ningún problema.

Acudiendo a ese sitio se ahorra más de la mitad, que en una gasolinera legalmente establecida.

“En el ‘lugar’ lo llenaba completamente, no recuerdo bien pero menos de 200 pesos, mientras en la gasolinera lo llenaba con 430 pesos”, manifestó.

La joven dejó de ser clienta de este lugar hace unos meses pero no porque se arrepintiera de estar cometiendo un delito, sino porque se mudó a otro estado.

 

 

Pérdidas de Pemex desde 2006

Nuevo León     4 mil 228 millones 318 mil 579

Sinaloa            Mil 638 millones 600 mil 521

Coahuila         Mil 448 millones 623 mil 813 pesos

 

Pérdidas en Sinaloa

2013                459 millones 858 mil 139

2014                713 millones 715 mil 077

 

Averiguaciones previas iniciadas

Mil 456

Averiguaciones consignadas con detenidos

165

Precio Gasolina Magna

$ 13.57

Precio gasolina Magna robada

$ 6.00

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1013
26 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
gamo publicidad
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.