Represión penitenciaria

 

 

 

penal mazatlán 2

 

 

Acusan de “dedo” a quejosa ante la CEDH y la cambian al penal de Los Mochis

 

“Déjenme llevar a mi niño, me retracto de la queja a los derechos humanos, no vuelvo a hacer nada, por favor”, gritaba llorando la presa Hellen Rocío Cartas, quien se aferraba con pies y manos a las rejas para no ser sacada sin su criatura.

Algunos custodios, testigos presenciales, afirman: “los gritos eran tan desgarradores que hasta al comandante Jimy se le conmovió el corazón”.

“En cambio, agregan, la comandante del módulo femenil apodada la Concha, se burlaba y la empujaba hacia fuera, diciéndole ‘para que sigas de dedo, hija de tu puta madre’”.

La represión penitenciaria para la interna Hellen Rocío Cartas López, llegó camuflada de traslado hacia el penal de Los Mochis, el miércoles 11 de noviembre, días después de publicada su queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), donde decía que era golpeada y obligada a vender droga.

Contexto

El domingo 7 de noviembre, Ríodoce (edición 667) publicó la queja que la interna Hellen Rocío Cartas López  interpuso ante la CEDH, donde acusa que algunos celadores y comandantes, en complicidad con la presa Silvia Arreola Martínez, la golpeaban y obligaban a vender droga en el módulo femenil.

Tres días antes, el 4 de noviembre, Cartas López estaba castigada en el Departamento de Mujeres (DM), para obligarla a retractarse de su querella ante el ombudsman.

Desde el interior del penal femenil, una fuente extraoficial había informado a este semanario que la presunta venta de droga operada por la presa Silvia Arreola Martínez, era tolerada por el director Rafael Báez Sidar, a quien su “compadre” Rigoberto Íñiguez Celaya, no ponía un alto a la supuesta corrupción carcelaria.

En un oficio de la CEDH, la visitadora Regional Zona Sur, Miriam Berenice Hernández Torres, sostenía: “los actos y omisiones motivo de la queja han sido calificados como presuntamente transgresores de los derechos humanos”.

       RAFAEL BÁEZ. Omisiones que violan derechos humanos.
RAFAEL BÁEZ. Omisiones que violan derechos humanos.

 

Permuta “para chingar”

Según internos del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito (Cecjude), a resultas de dicha queja ante la CEDH, el comandante José Mario Murillo Rojo, el Mustang, ya tenía amenazada a la presa Cartas López.

“Que le importaba madre que se retractara de la queja ante derechos humanos, que de todas maneras se la  iba a chingar, por órdenes de Rafael Báez Sidar y de Rigoberto Íñiguez Celaya”, aseguran que le gritaba Murillo Rojo.

Sostienen que después de que Ríodoce publicó la queja de Cartas López, en el área de visitas conyugales, donde tenían reclusos conocidos como Zetas, el comandante arriba citado amenazaba a la interna con quitarle a su niño.

El miércoles 11 de noviembre, aproximadamente a las 17:00 horas, se vivió un movimiento inusual en el Cecjude, pues un convoy al mando del comandante Jimy, trasladaba a siete reos de “alta peligrosidad”, hacia el penal mazatleco.

Desde Culiacán se informaría que mediante una argucia maquinada por Joel Lugo y Rafael Báez, directores de los penales de Los Mochis y Mazatlán, respectivamente, pero ordenada por su superior Rigoberto Íñiguez Celaya, en ambas cárceles se había hecho una “permuta” de siete reos de “alta peligrosidad”.

El informante asegura que el común denominador de los reos cambiados a la penitenciaría de Los Mochis, entre los que se llevaron a la interna Hellen Rocío Cartas López, era que  se habían quejado de violación de sus derechos humanos.

“La violación de los derechos humanos cometidos por las autoridades penitenciarías contra la presa, fueron ratificados con un trato inhumano y represivo al intentar quitarle a su niño antes de trasladarla a Los Mochis”, reprocha.

Sostiene que en el área de la sección femenil, todavía se escuchaban los gritos “desgarradores” de Hellen Rocío Cartas López, y al percatarse el comandante Jimy del motivo del llanto de la reclusa, ordenó que le entregaran a su hijo.

“Muchas gracias, señor, por su buen corazón”, habría dicho la presa sollozando al jefe policíaco.

Recuadro

Derechos violados

22 de septiembre. Hellen Rocío Cartas López denuncia ante la CEDH que por quejarse la castigan, al obligarla a vender droga al interior del penal femenil, mediante la operación de la interna Silvia Arreola Martínez, presuntamente coludida con algunos comandantes y custodios.

12 de octubre. La CEDH determina que por los “actos y omisiones motivo de la queja han sido calificados como presuntamente transgresores de derechos humanos”. Y solicita informes a las autoridades penitenciarias de Mazatlán.

-4 de noviembre. Cartas López es castigada en el Departamento de Mujeres a causa de la querella que interpuso ante el ombudsman.

-8 de noviembre. Ríodoce publica la queja de Hellen Rocío Cartas López, sobre el castigo, la venta de droga y la corrupción carcelaria permitida por funcionarios penitenciarios.

-11 de noviembre. En vez de hacer una investigación sobre la denuncia de Cartas López, es acusada de “dedo”, reprimida y cambiada al penal de Los Mochis, con el pretexto de una permuta de siete reos señalados de “alta peligrosidad”, que en realidad se quejaban ante la CEDH de la violación de sus derechos humanos en el penal de Mazatlán.

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.