domingo, enero 23, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Añejo conflicto sin solución

Rocio Labastida
ROCÍO LABASTIDA. “En el Centro de Ciencias no pasa nada”.

 

 

 

Centro de Ciencias: equipo inservible, hostigamiento, amenazas, retraso en pago de sueldos y prestaciones…

 

 

En medio de denuncias por hostigamiento laboral y retraso de prestaciones, y con equipos incompletos y carentes, desde un botón de funcionamiento hasta un aparato completo, es como ofrece sus servicios el Centro de Ciencias de Sinaloa (CCS).

En más de una ocasión, empleados de la dependencia han señalado inconformidades con la administración de este organismo, dirigido por Rocío Labastida de la Torre. Además, denuncian retención de sueldos, amenazas y represalias en contra del personal que se manifieste en su contra.

“Yo no traigo nada en contra de ellos, yo no sé qué cosa más pretenden, o qué cosa quieren algunas personas”, dijo Rocío Labastida, al cuestionársele la situación de conflicto que se vive en el CCS, quien minimizó las acusaciones en su contra.

“En el Centro de Ciencias no pasa nada, todos los empleados tienen la camiseta bien puesta”, mencionó.

Sin embargo, el contexto que señalan los empleados es distinto. Alejandra Vázquez Trujillo, una de las inconformes, giró una carta al gobernador Mario López Valdez, con la finalidad de que intervenga específicamente en su caso.

En uno de sus párrafos señala: “… me veo obligada a darle a conocer la situación como máxima autoridad de Gobierno Estatal y obviamente, a solicitar su intervención oportuna y eficaz para que paren tanto atropello”.

La denunciante expone ser objeto de represalias por parte de Rocío Labastida y sufrir amenazas de despido. La responsabiliza a ella y su administración en caso de sufrir algún daño físico o su familia.

El documento fue firmado y sellado de recibido el 26 de agosto del presente año por la Comisión Estatal de Derechos Humanos, la Secretaría General de Gobierno, la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas del Gobierno del Estado y el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado (Stase).

En respuesta a ello, la Secretaría General de Gobierno convocó a una reunión en la que estuvieron presentes las partes involucradas, para resolver las quejas que firman 105 de los 120 trabajadores sindicalizados del CCS.

Uno de los afectados apunta que solo se llegó al acuerdo de destituir de su cargo a José Luis Oñate Verduzco, entonces administrador del CCS, y removido de su puesto a finales de septiembre.

“Nosotros no creemos que esa sea la solución, es como realizar una medida para que solo nos calmemos, pero en realidad no nos solucionan nada”, dijo la portavoz de los afectados.

Rocío Labastida justificó que la situación en el CCS mejoraba continuamente.

“Ya hay un nuevo administrador, hay una nueva actitud, y todo va caminando perfectamente bien. Si la gente ya en su forma de ser, en su actitud, quiere ver cosas que no existen, pues ya esa será una cuestión de decisión personal que tendrán que analizar ellos”.

No era la primera vez que el grupo de empleados denunciaban a Rocío Labastida por abuso de poder e influencias, y como autora actos de represión.

Desde marzo de 2014, mediante documento escrito y sellado de recibido, se le pidió a Armando Heráldez, secretario general del STASE, que interviniera de manera oportuna y a favor de los trabajadores sindicalizados para resolver las diferencias que se suscitaban en el CCS. La misma petición se realizó alrededor de cinco ocasiones más, sin obtener respuesta por parte del representante sindical.

Pero no fue sino hasta julio de 2015, cuando cansados de no ser tomados en cuenta, mediante asamblea sindical interna del CCS, se llegó al acuerdo de manifestarse en paro de labores, siendo una manifestación en horario de comida para no afectar el trabajo.

La manifestación se llevó a cabo el 16 de ese mismo mes, como medida de presión para exigir tanto al STASE como al CCS, el pago de prestaciones como vida cara, pago de días económicos, reembolsos de pagos por servicios estatales, así como jubilaciones y pensiones.

En ella, Jorge Salcido Zataraín, delegado sindical del CCS, expuso que ante la víspera del movimiento, un día anterior se le retuvo el sueldo a cinco de sus compañeros, como una medida intimidatoria.

Rocío Labastida defendió la situación: “lo único que pasó fue una cuestión administrativa, hubo un error administrativo donde la gente recibió 24 horas después su salario”.

A su vez, la funcionaria aseguró que lo único que pretenden (los empleados inconformes) con esa actitud, es hacerse notar y sacar ventaja de algo que ella considera no existe. Y agregó que el personal tiene una actitud negativa ante las propuestas que ella ha realizado para mejorar el CCS.

En otra queja dirigida a Armando Heráldez el 11 de marzo de 2015, se involucra a Faviola Gástelum Burgos, secretaria Técnica del CCS, en actos antisindicales y violatorios a los estatutos internos del STASE.

El documento en una de sus fracciones se lee: “las personas abajo firmantes somos afectadas y/o testigos de que esta persona nos amenaza continuamente, nos grita, nos difama, calumnia, abusos de autoridad, hostigamiento sistemático que nos incomoda para el desenvolvimiento adecuado de nuestras labores…”

De esta cuestión tampoco recibieron respuesta alguna. E incluso, con evidencia documental recuerdan que en octubre de 2014 el STASE les apoyó, emitiendo un texto dirigido a Oñate Verduzco en el que se hacía petición de asumir una actitud que mejorara la relación entre los servidores públicos del CCS para con los trabajadores sindicalizados, en virtud de las quejas que realizaban.

“Pero a partir de ahí las cosas empeoraron. Siempre nos han dejado solos”, expuso una de las denunciantes.

Otro de los trabajadores indicó que además del contexto del clima laboral que viven y dificulta su desempeño, existen otros factores que les impiden realizar sus labores eficientemente.

“No es posible que el CCS se nos esté cayendo a pedazos sobre la cabeza, no tenemos material, casi nada sirve, vayan y vean ustedes las instalaciones, dan pena”, afirmó uno de los empleados.

El 1, 2 y 3 de octubre, Culiacán fue sede del decimoctavo Coloquio Nacional de la Asociación Mexicana de Museos y Centros de Ciencia Y Tecnología, que preside Rocío Labastida y en el que participan Colombia, Argentina y México.

El CCS y el Museo Interactivo de las Adicciones fueron los recintos en los que se desarrolló el coloquio. Pero semanas atrás, las salas de exhibición Planeta aqua y Sala de las nuevas tecnologías permanecían cerradas al público.

“Se estuvieron renovando las salas, entonces pues obviamente en los procesos de renovación las salas se tienen que cerrar, no lo vamos hacer con el público abierto”, defendió Rocío Labastida.

Pese a ello, en un recorrido de Ríodoce se pudo constatar que algunos de los aparatos no funcionan adecuadamente, otros son inservibles, algunos carecen de descripción, y además las salas de exhibición no cuentan con guías que orienten ni expliquen durante el recorrido.

El planetario del CCS, por más de 20 años ha sido uno de los principales atractivos del lugar. Ahora funciona con grandes goteras que han provocado desprendimiento de concreto del techo, y asientos inservibles. Otros aparatos se exhiben sucios, rotos, oxidados, fisurados, remendados y carentes de información.

El Centro de Ciencias es un organismo fundado en 1992, por el entonces gobernador Francisco Labastida Ochoa y que ahora dirige su hija.

Y pese a las condiciones comprobables, Rocío Labastida defendió los logros de su gestión: “Al CCS le esperan cosas mejores como las alcanzadas bajo mi dirección, no hay ningún problema, la gente está trabajando y se le está pagando su salario”.

 

centro ciencias 9 centro ciencias 10 centro ciencias 14

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 991
23 de enero del 2022
GALERÍA
La erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.