No al OXXO en el Centro Histórico De Mazatlán

centro maza 3
AGRESIÓN. Al patrimonio histórico del puerto.

 

 

 

 

 

 

 

Carlos Felton comete otro desacierto como alcalde. Autorizó la instalación de un OXXO en lo que fue la sede de El Correo de la Tarde que dirigió Francisco Valadés y donde ejercieron periodismo José Cayetano Valadés, Amado Nervo y José Ferrel durante la dictadura de Porfirio Díaz. Cuna del periodismo más combativo de la época merece mejor suerte que ser una ruina, un estacionamiento y ahora un OXXO.

 

Lo más grave es que cuenta con el aval del siempre duro y burocrático INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), que por alguna buena razón desconocida, en esta ocasión se vuelve flexible y va en contra de lo postulado en la Carta de Mazatlán sobre Turismo y Patrimonio Cultural, del XXV Symposium Internacional de Conservación del Patrimonio Monumental.

 

Y, como bien lo señala Sarahí Tirado Osuna, restauradora del propio INAH, se cometen “una serie de irregularidades constantes que se dan en el Centro Histórico de Mazatlán, área en la que desarrollo mis actividades ordinarias, viven y trabajan arduamente buenos amigos. Y en ese sentido manifiesto el extrañamiento al titular de la Delegación del INAH-Sinaloa por “avalar” un giro comercial de esta índole”.

 

Tirado Osuna recupera para las redes sociales las conclusiones de aquella carta olvidada sobre turismo y patrimonio cultural:

 

1.- El patrimonio es un bien plural y comunitario, que no puede estar sujeto a los fenómenos derivado de la globalización, especialmente aquellos casos que representan intereses de carácter económico. La conservación del patrimonio supone el manejo del mismo y de las actividades productivas en las que participa, como es el turismo cultural.
2.- El patrimonio debe ser considerado un elemento esencial y estratégico en el ámbito del turismo cultural que no constituye un servicio adicional dentro de la actividad turística, sino la razón de la presencia de visitantes y es el sustento de muchas familias. En ese sentido, su protección es un presupuesto básico para desarrollar esta importante industria cultural.
3.- El turismo cultural debidamente manejado debe constituir un factor que contribuya a la conservación del patrimonio, así como un mecanismo que fortalezca la diversidad e identidad cultural a partir del intercambio y conocimiento mutuo de diversas expresiones y formas de ser.
4.- La normatividad debe vincularse con las disposiciones en materia de planeación del desarrollo, promoción turística, desarrollo urbano con vocación a la conservación.
5.- El turismo cultural genera impactos negativos y una de las amenazas más fuertes las constituyen los insuficientes sistemas de manejo del flujo de visitantes y la falta de gestión turística sostenible.
6.- Derivado de la importante vacilación entre el patrimonio edificado y el patrimonio inmaterial, es imprescindible que en todo programa de manejo de sitios con potencial turístico, se protejan las manifestaciones del patrimonio intangible de las comunidades, las cuales resultan en muchas ocasiones ser objeto de banalización desmedida que afecta la autenticidad de las tradiciones.
7.- La arquitectura del siglo XX y en especial la que tiene influencia del movimiento moderno, está expuesta a una comercialización que la pone en peligro de deterioro, transformación y pérdida total, por lo cual se debe reconocer esta arquitectura como parte de este patrimonio moderno, buscando su protección y vinculación como un atractivo del turismo cultural.
8.- Es necesario procurar apoyos y la vinculación entre las autoridades e instancias correspondientes, a efecto de que los espacios públicos se conviertan en espacios educadores.
9.- Es necesario que desde el ámbito gubernamental, a todos los niveles, se adopte una política pública en materia de educación, referida al conocimiento y valorización del patrimonio cultural tangible e intangible ya sea nacional o regional. Estas acciones deben estar dirigidas a los residentes de los centros históricos y habitantes de toda la ciudad con el fin de que se conviertan en vigilantes de la conservación de su patrimonio. Resulta URGENTE concientizar a los profesionales de la construcción, los prestadores de servicios y al propio visitante, de la importancia de la preservación del patrimonio.
10.- Es importante fortalecer las iniciativas de la sociedad civil en favor de la preservación del patrimonio cultural, especialmente en el caso del turismo cultural por la diversidad de actores que en él confluyen.
11.- Por último, es importante considerar que tras el impacto que provoca el turismo en las poblaciones y sitios patrimoniales, es importante que se establezcan mecanismos de carácter financiero e impositivo que se integren a fondos o fidecomisos destinados a proyectos de inversión destinados a las protección, conservación, y restauración del patrimonio cultural que es objeto de esta actividad.

 

En definitiva, estamos ante una nueva agresión al patrimonio histórico del puerto, ese que los políticos les gusta presumir en sus discursos, pero cuando se trata de negocios se les olvida.

 

No hay más, resistencia ciudadana.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.