La Marina en sigilo

balacera 3
ENFRENTAMIENTO. En el que supuestamente Marinos participaron.

 

 

 

Los operativos encubiertos de los marinos en Culiacán

 

Personal de la Secretaría de Marina patrulla la ciudad en vehículos particulares, sin uniforme y participa en operativos de inteligencia contra el narcomenudeo y de revisión de personas y autos en la vía pública, informaron fuentes extraoficiales.

 

Uno de estos grupos de marinos habría participado en el enfrentamiento a balazos por el bulevar Zapata, en el fraccionamiento Lomas del Bulevar, durante la tarde del pasado jueves 10 de septiembre.

 

Y fueron ellos, los de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) quienes detuvieron a tres hombres que presuntamente participaron en la refriega y que estaban siendo atendidos de heridas de bala en la Clínica de Rehabilitación y Especializadas, ubicada por la carretera Sanalona, en la colonia Las Vegas.

 

Los marinos, esa vez con uniforme y en patrullas oficiales, revisaron las clínicas Santa María, donde cerraron las calles Francisco Villa y Escobedo, —en la zona conocida como el Mercadito—, y la Clínica de Rehabilitación, donde finalmente encontraron a los tres jóvenes que presuntamente participaron en la refriega de Lomas del Bulevar.

 

El saldo del enfrentamiento fue de una mujer muerta, identificada como Sonia Rendón, y lesionado su esposo, Ricardo Castillo Jackes, quienes viajaban en un camión de transporte urbano.

 

Los detenidos fueron identificados como Luis Antonio Mascareño Cruz, Luis Armando Valenzuela Ramos, y José Eduardo Zavala Sierra, quienes viajaban en una camioneta Cherokee 2005, color gris.

 

¿Quién los detuvo?

 

Días después, el 13 de septiembre, el procurador General de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera Gómez, informó que fueron agentes de la Policía Ministerial quienes aprehendieron a los tres supuestos homicidas, a quienes inicialmente se les retuvo en calidad de víctimas del delito, ya que habían sido lesionados, pero luego de las indagatorias y de comprobarse que habían participado en el enfrentamiento, se les calificó como probables homicidas.

 

Así se estableció en el expediente 228/2015, consignado ante el Juzgado Sexto Penal, que otorgó cuatro órdenes de aprehensión, tres de las cuales fueron ejecutadas; los tres aprehendidos iban en la camioneta Cherokee y el otro, que está prófugo, en un vehículo tipo Frontier, al parecer blindado.

 

Los consignados fueron acusados de homicidio doloso y lesiones dolosas agravadas, ya que fueron delitos cometidos en un lugar público y concurrido. Los heridos, en medio de la refriega, chocaron con un vehículo Dodge tipo Neón, luego despojaron un taxi, después otro automóvil y al final robaron una camioneta Akura negra, que dejaron abandonada en calles del fraccionamiento Colinas de San Miguel. En total, según el reporte de las agencias del Ministerio Público especializada en feminicidios y homicidios de mujeres, en total fueron encontrados 123 casquillos en los vehículos en que viajaban los que participaron en el enfrentamiento, y sobre el asfalto del bulevar Zapata, de calibres .223, 9 milímetros y 7.62, para fusil AK-47.

 

Pero fueron los elementos de la Secretaría de Marina, no los policías ministeriales, quienes dieron con los presuntos homicidas, en la Clínica de Rehabilitación, cuyo personal —no se especificó cuántos ni quiénes, pero son médicos, de trabajo social y administrativos— es investigado por el Ministerio Público, por no haber avisado que entre los pacientes estaban atendiendo a tres heridos de bala.

 

Posteriormente los entregaron a la corporación local para que éstos los pusieran a disposición del Ministerio Público.

 

Fuentes extraoficiales señalaron que los marinos les cerraron el paso a los civiles que iban en la camioneta Cherokee y que éstos, al ver que se trataba de hombres armados, les dispararon, iniciándose la refriega. Enterados que había heridos de bala, personal de la Semar, en patrullas y con uniforme, recorrieron las clínicas donde suelen atender a baleados, hasta dar con ellos.

 

A la Clínica de Rehabilitación llegaron ese mismo día de la refriega cuatro patrullas de la marina, alrededor de las 19 horas, y los sacaron a la fuerza. Otras versiones indican que hombres custodiaban a los heridos en un vehículo que permaneció afuera de la Clínica de Rehabilitación, y que cuando vieron a los marinos huyeron a toda velocidad.

 

Higuera Gómez manifestó que el grupo agresor tenía intenciones de privar de la libertad a una persona que iba en la Frontier, debido a una supuesta deuda. De paso, el fiscal presumió la coordinación entre las diferentes autoridades, para enfrentar estos casos.

 

“Están por todos lados”

 

Versiones extraoficiales, incluso del interior de corporaciones policiacas locales, indican que soldados de la Secretaría de Marina tienen al menos todo septiembre realizando patrullaje, sobre todo de noche, en Culiacán, en vehículos particulares y sin uniforme.

 

Han sido vistos en camionetas doble rodado y con cabinas con vidrios polarizados, en una Suburban blanca y en vehículos tipo Jeep. En cuanto ven vehículos sospechosos o personas que ellos consideran están vinculadas con el narcotráfico, les cierran el paso y los revisan.

 

“En la colonia La lima y todo ese sector tumbaron todas las narcotienditas que había. No detuvieron a nadie, pero cazaban a los clientes, con droga, daban con los dueños de las tienditas, los golpeaban y obligaban a que entregaran la mercancía, y a que delataran a otras tienditas. Y así se la llevaron. Eso sí, no detuvieron a nadie pero tampoco dejaron la droga”, manifestó una de estas fuentes.

 

En uno de esos operativos, agregó, les quitaron ropa, relojes ostentosos y teléfonos celulares, “andan robando, no más. Esa vez casi casi nos dejaron bichis y se metieron a las casas diciendo ‘aquí mandamos nosotros, cómo chingados no vamos a entrar”.

 

Se estima que suman alrededor de 40 vehículos particulares los que usan los marinos para estos operativos. Un agente de una corporación local manifestó que los marinos andan en carros tipo Aveos realizando “labores de inteligencia”.

 

“Andan por todos lados, comentó la fuente, cuando nosotros andamos en carros particulares no se quieren detener, los tenemos que perseguir y cuando los alcanzamos nos dicen que pensaban que eran marinos, que por eso no se detenían. Se cabrean, sobre todo si se trata de malandros, y eso nos dicen”.

 

Señaló que no cree que sea solo robar, “se trata de imponerse, de tener todo bajo control, de ubicar a la gente, las zonas, de azorrillar, amedrentar a la raza, ejercer su superioridad. De eso se trata”.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.