viernes, agosto 12, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

La muerte viste de azul

Húngaros 2
EN EL FUERTE. Otra marcha por desaparecidos

 

Policías involucrados en el 90 % de las desapariciones en Ahome

 

La Astrovans color arena y placas de circulación CZL-6994 de Baja California con tres húngaros a bordo avanzó lentamente por la calle Gladiolas, en el fraccionamiento San Rafael, al poniente de esta ciudad.

Antes de llegar a la bocacalle con Tlaxcala, varios patrulleros en una unidad oficial interceptaron a los muchachos, que se dedicaban a comprar autos usados y chatarra.

Los bajaron de la vagoneta y les explicaron la causa para un registro: una mujer los había reportado al teléfono de emergencia 066 como sospechosos, porque un hermano se lo había pedido cuando los muchachos buscaron hablar con él para comprarle un auto que no tenía en venta.

La mujer y su hermano llegaron al lugar para cerciorarse de que los sujetos no eran delincuentes. Los policías no encontraron nada ilegal y así lo comunicaron a los quejosos, a quienes pidieron retirarse del sitio.

Ellos se fueron, pero no los tres húngaros. David Mendoza Marín, su esposa embarazada, Narda Marín Yan y Fredo Elías Marín Bustos, fueron retenidos a bordo de la patrulla durante casi dos horas. En ese tiempo, policías y patrullas llegaron y se retiraron al lugar. Al menos, cuatro distintas, dicen los testigos.

La Astrovan y una patrulla se quedaron en el crucero. Entonces, llegó un auto compacto de color blanco y modelo reciente. Era un Versa, de la Nissan. Los policías descienden a los tres húngaros y los hacen abordar el auto civil. Otro agente sube a la vagoneta y los tres se alejan del fraccionamiento San Rafael.

Los hechos sucedieron el 21 de julio del 2015, y casi dos meses después, los tres húngaros no aparecen con vida. Tampoco el vehículo ha sido localizado.

La madre y el padre de David temen por las vidas de su hijo, la nuera y el yerno, pues jamás se han ausentado tanto tiempo de sus hijos, cinco en total.

Piden anonimato y no ser fotografiados pues temen por su seguridad. Le temen a la policía de Ahome, y en especial a la de Los Mochis.

“Mi hijo, su esposa y mi yerno llevaban dinero, quizá eso despertó la ambición de los policías y se los llevaron. No sabemos nada de ellos. Sabemos que fue la policía porque los testigos así lo señalan en sus declaraciones. Aquí, nadie nos dice nada. El comandante Amarillas (Gerardo Amarillas Gastélum) no quiere remitir al Ministerio Público los informes que se le piden para que informe qué patrulla atendió el reporte del 066. No quiere informar nada. Está protegiendo a los policías que se llevaron a mi hijo, a su esposa y a mi yerno”, dice ella.

La protección

Alarmados, asustados, desorientados e ignorados por la autoridad ministerial, la familia de los húngaros interpuso tres denuncias por la desaparición de los muchachos: la primera en la Agencia Especializada en Desapariciones, la segunda en la Visitaduría Zona Norte de Derechos Humanos y la tercera, y más reciente, en la Procuraduría General de la República (PGR), que atrajo el caso.

Mirna Nereyda Medina Quiñónez y Rosa Elia Vázquez Román, madres de familia y dirigentes de la Asociación Desaparecidos de El Fuerte -debido a la ausencia forzada de sus hijos Roberto Corrales Medina, el Chacharitas (marzo/2014) y Román Alberto Soto Vázquez (noviembre/2013), respectivamente, a manos de policías municipales-, afirmaron que el matrimonio se encuentra bajo protección de la agrupación, de los protocolos de atención a víctimas, de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, de Enlace Nacional y de Enlace Internacional, pues los considerados responsables de llevarse a los tres muchachos tienen fuero estatal para desaparecer a cualquier persona, por lo que sus vidas están en peligro y riesgo inminente de sufrir atentados.

Los depredadores

Mirna Nereyda Medina Quiñónez, dirigente de la agrupación Desaparecidos de El Fuerte, aseguró que por los testimonios de las madres de familias que tienen ausentes al esposo, hijo, hermano o padre, en Sinaloa las policías son las responsables del 90 por ciento de las desapariciones.

Y esto es así porque el Gobierno del Estado les tendió un manto de impunidad para las acciones fuera de la ley, para poder depredar la vida de centenares o miles de jóvenes, presuntos responsables de delitos o inocentes. En Sinaloa, las desapariciones de personas no se investigan por la política en favor, apoyo y respaldo de la criminalidad que ejerce el gobernador Mario López Valdez.

“Hace un año, cuando la primera marcha para exigir la búsqueda y localización de los desaparecidos, el gobernador Mario López Valdez ofreció recibir cada mes a dos personas. Fue una mentirota. Sólo lo hizo una vez, y después nunca. El gobernadorMario López Valdez es un mentiroso. Hace un año, el Procurador, Marco Antonio Higuera Gómez ofreció dar resultados cada mes. Y también mintió. Lo hizo una ocasión, y después lo olvido. El procurador, Marco Antonio Higuera Gómez, es un mentiroso. Es por esas mentiras de los gobernantes sinaloenses que buscamos salir del estado y del país para encontrar apoyo. El gobierno federal nos lo brindó a través de la PGR, y hoy sabemos que se asignaron peritos e investigadores para investigar a los policías de Sinaloa”, estableció Medina Quiñónez, tras concluir la marcha por el primer aniversario de la fundación del grupo.

Rosa Elia Vázquez Román, quien perdió a su hijo, Román Alberto Soto Vázquez en noviembre del 2013 en un operativo de la Policía Municipal de Ahome, responsabilizó al director, Gerardo Amarillas Beltrán de comandar a un grupo policial de exterminio de jóvenes, sean culpables o inocentes de hechos delictivos.

“Yo sé que tú sabes lo que pasó con mi hijo el 17 de noviembre (2013), que tú sabes lo que pasó con todos los muchachos que se han llevado tus policías, pero los sigues protegiendo y fingiendo una ignorancia que nadie te cree. Yo sé que forman parte de un grupo de exterminio de muchachos, las evidencias y testimonios de muchas familias te delatan. Sé que eres un cobarde, eres de los policías más ruines, que se escuda en el uniforme y en el grupo de seguridad que te protege. Sé que te protege el cobarde del gobernador (Mario López Valdez) porque no quieren cargar la culpa de la decena de vidas de muchachos que desaparecieron, pero nuestra lucha es para encontrar a esas personas y llevarlos a ustedes, a ambos, ante la justicia. No vamos a descansar y tampoco les tenemos miedo”, sostuvo.

Zachenka Urías Gil, cuyo padre, Gerardo Urías Germándesapareció durante su secuestro en el 2010 y que hasta ahora sigue impune, lo que la motivó a ser parte de la agrupación Desaparecidos de El Fuerte, afirmó que el poco trabajo e ineficiencia de la autoridad para resolver los casos de desaparecidos, sean o no manos de policías, ha provocado un crecimiento de la agrupación.

“Es algo que no nos llena de orgullo, sino de tristeza e inconformidad porque no se hace lo correcto desde el gobierno, compuesto por principalmente por hombres”.

A la autoridad no le interesa la investigación de los desaparecidos, ni están preparados para efectuarla. La ley en lugar de ayudar, atrasa; la gente no denuncia por desconfianza, y esa incredulidad llevó a una inexistente cultura de la denuncia.

Por ello, dijo, las gentes salieron a realizar el trabajo de la autoridad: buscar a los desaparecidos, y ahora también busca modificar la Ley de Víctimas, pues en la Cámara de Senadores se interpuso una modificación para obligar a las instituciones a hacer su trabajo.

“Nosotros no nos escondemos de nadie para hacer o decir las cosas, no les tememos. El Gobierno es responsable de lo malo, porque deja crecer el narcomenudeo, promueve los vicios como el alcoholismo, no construye bibliotecas, ni canchas, ni escuelas, funda insuficientes fuentes de empleo y ofrece malos servicios de salud y de seguridad”.

Óscar Loza Ochoa, profesor fundador de las Comisiones de Derechos Humanos en Sinaloa, recomendó a las mujeres no dejarse seducir por los Gobiernos “porque cuando una agrupación civil avanza, tienden a corromperla. No se dejen, manténganse íntegras”.

De sospechoso de desaparecer a rastreadores

En El Fuerte, el Secretario de Gobierno, José María Robles Soto, logró infiltrar en el grupo de Rastreadoras de Cuerpos a policías sospechosos de desaparecer a civiles

En una asamblea celebrada en cabildo este jueves, las mujeres del grupo Desaparecidos de El Fuerte aceptaron que el comandante de la policía municipal, Luis Ángel Zazueta conformara el grupo de agentes que respaldaría a las señoras que buscan a sus ausentes en el monte.

La aceptación se produjo ante la premisa de que “la prioridad es encontrar a los desaparecidos”, coincidieron, Mirna Nereida Medina Quiñonez, Rosa Elvia Vázquez, Karla Gómez Soto y Reyna Serna Escalante. Las dos primeras perdieron a sus hijos, Roberto Corrales Medina, el Chacharitas (marzo/2014) y Román Alberto Soto Vázquez (noviembre/2013), respectivamente, en operativos policiales, y la tercera a su hermano, Arnoldo Gómez Soto (agosto/2013), en un incidente personal con policías preventivos.

Flores Soto dijo en la reunión: “Esta Luis Ángel Zazueta, Director de Seguridad Publica atendiendo peticiones para los grupos de búsqueda que las madres traen de manera particular, les está ofreciendo el apoyo de un grupo de toda la confianza para que realicen la búsqueda donde ellas consideren que pueda haber alguna información para sus familiares”.

El secretario canalizó a dependencias públicas algunas de las necesidades planteadas por las mujeres con familiares desaparecidos, como despensas, becas escolares, desayunos y pensiones.

 

 

Las afirmaciones:

Mirna Nereida medina Quiñónes: “El gobernador, Mario López Valdez es un mentiroso; ofreció atender dos casos mensuales y nada hasta ahora”.

Rosa Elia Vázquez Román: “La policía se está llevando a nuestros jóvenes. Hay un grupo para ello”.

Zachenka Urías Gil: “Es una lástima, la autoridad no hace su trabajo”.

José María Flores Soto: “Aquí está el Director de la Policía Municipal, Luis Ángel Zazueta, les ofrece todo el apoyo para la búsqueda”.

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1019
07 de agosto del 2022
GALERÍA
Más de 250 viviendas resultaron afectadas por inundaciones en Guasave, debido a la lluvia atípica registrada el jueves
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.