jueves, agosto 5, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Otro endeudamiento millonario

   CABILDO DE GUASAVE.
CABILDO DE GUASAVE.

 

 

 

 

Licitación turbia y dudoso esquema de pago en el proyecto de lámparas LED, de Guasave

 

 

Es el segundo municipio más endeudado de Sinaloa y de obtener la autorización del Congreso del Estado, en los próximos días Guasave comprará 19 mil lámparas LED para el alumbrado público con un costo de 179 millones de pesos, que a largo plazo se convertirá en una deuda de 271 millones de pesos.

De la adquisición millonaria se desprenden varias aristas: un dudoso esquema financiero planteado por el Ayuntamiento, la omisión de un programa federal de eficiencia energética y acusaciones de haber realizado una licitación poco transparente y limitativa.

A través de una solicitud de información, Ríodoce tuvo acceso al expediente para la Adquisición, Instalación y Puesta en marcha del Sistema de Alumbrado Público con Tecnología LED para el municipio de Guasave, el cual se integra por las bases de la convocatoria, el proceso de licitación, las actas constitutivas de las empresas participantes y el contrato firmado con la empresa ganadora el 3 de noviembre de 2014.

Además, se consultó la solicitud de Iniciativa de Reforma al Decreto 298, enviada por el Ayuntamiento de Guasave al Congreso del Estado, y recibida en el poder legislativo el pasado 12 de mayo de 2015.

 

Más cambios

 

En declaraciones a la prensa y ante su propio Cabildo, el alcalde de Guasave, Armando Leyson Castro, ha explicado que se trata de una adquisición que se pagará con el ahorro en el consumo de energía eléctrica; sin embargo, las cláusulas del contrato firmado por el ayuntamiento de Guasave y la empresa Equipos y Productos Especializados, detallan un proceso de compra muy distinto al ventilado públicamente.

Y es que el 30 de septiembre de 2013, el Cabildo autorizó un Contrato de Arrendamiento Puro con la empresa ganadora, que incluía la instalación y el mantenimiento de las lámparas LED durante 10 años.

En el primer acuerdo, el pago a la empresa contratada sí se obtendría del ahorro anual en el consumo de la energía eléctrica que se generaría tras la modernización.

Pero para mayo de 2014, además de incrementar el número de lámparas, la tesorería municipal propuso cambiar la figura jurídica de la compra y el Cabildo autorizó un Contrato de Prestación de Servicios con la empresa; un Contrato de Arrendamiento Financiero con una Institución Financiera y un Contrato de Fideicomiso de Garantía y Fuente de Pago de las obligaciones adquiridas en el Contrato de Arrendamiento Financiero.

Es decir, para pagar los 179 millones 746 mil 454 pesos por costo de las lámparas, el ayuntamiento pedirá un préstamo a la institución financiera y ésta le entregará el recurso a la empresa ganadora.

Con el ahorro en el consumo de la energía, el ayuntamiento pagará a la institución financiera una anualidad promedio de 20 millones de pesos, que con los incrementos anuales a 10 años sumaría un costo total de 271 millones 045 mil 821 pesos, según las propias corridas financieras entregadas por Guasave al Congreso del Estado.

         COSTO. De las luminarias.   
COSTO. De las luminarias.

Lo anterior se detalla en la cláusula quinta del contrato firmado por Armando Leyson Castro, presidente municipal de Guasave; Felipe García Cervantes, secretario del Ayuntamiento y Hugo Moreno Avendaño, representante legal de la empresa.

“Los recursos económicos necesarios para la adquisición, instalación y puesta en marcha de los bienes, equipos y materiales van a provenir de una institución financiera. El municipio otorga expresamente su autorización irrevocable a la institución financiera, a efecto de que los recursos necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios se le entreguen directamente al prestador.

“Los importes correspondientes al valor o precio de venta de los luminarios, refacciones, equipos, instalación y mano de obra, serán pagados directamente al prestador de conformidad con las cotizaciones que él mismo presente a la institución financiera”, señala el contrato.

En la cláusula novena se agrega: “La vigencia del presente contrato será de 120 meses contados a partir de la fecha en la que el prestador reciba por parte del municipio la totalidad de los recursos económicos que han quedado descritos en la cláusula quinta que antecede”.

 

Alumbrado sin mantenimiento

 

Lo que también cambió y que tampoco se ha dicho, es que los 179 millones de pesos con los que se endeudará el municipio no incluyen el mantenimiento del alumbrado público en Guasave.

Según consta en la cláusula primera del Contrato, el prestador de los servicios estará obligado solamente al “suministro, instalación y puesta en marcha del sistema de alumbrado público con tecnología LED”.

La única obligación de la empresa será otorgar una garantía de calidad de los productos suministrados por 10 años, que comenzarán a contar a partir de la instalación.

En la cláusula séptima del Contrato se explica que la garantía es contra defectos de fabricación y vicios ocultos. En caso de detectarse una falla, el municipio enviará la pieza a la empresa, quien validará si se trata de un defecto de fabricación y sólo en caso de ser así se reparará o se sustituirá por uno nuevo.

Sin embargo, el municipio será responsable de garantizar el buen funcionamiento de la red eléctrica, el cableado, la infraestructura de los postes y brazos y además contar con un seguro para cuestiones meteorológicas, accidentes viales y cualquier otro requerimiento para garantizar el buen funcionamiento de las lámparas.

Los 179 millones de pesos con los que Guasave se endeudará por 10 años serán exclusivamente por la compra de las 19 mil lámparas y por su instalación en los postes y brazos con los que el municipio cuenta actualmente.

El mantenimiento al alumbrado público seguirá corriendo a cargo del ayuntamiento.

 

Un error “de dedo”

Entre los reiterados cambios que Guasave le ha hecho a la figura jurídica de su proyecto, destaca la más reciente solicitud para incrementar la garantía de pago del 8 al 18 por ciento de las participaciones federales del municipio, en este caso, de lo correspondiente al ramo 28.

Y es que para contratar el arrendamiento financiero, Guasave está obligado a otorgar una garantía de pago a la institución que le prestará los recursos.

En un principio, la garantía de pago se estableció como “la cantidad suficiente y necesaria”; posteriormente se fijó en un 8 por ciento y actualmente se le solicita al Congreso que se modifique el decreto para incrementarla a un 18 por ciento.

El argumento de la Tesorería es que el porcentaje no fue suficiente para el pago ante la institución financiera.

“Esta Tesorería se ha puesto en contacto con las instituciones de crédito para la celebraciones de los instrumentos legales, sin embargo han manifestado que el 8 por ciento no es suficiente para garantizar las obligaciones que se pretenden contraer”, informó la tesorería municipal al Cabildo de Guasave, durante la sesión en la que se autorizó solicitar el incremento al Congreso.

De acuerdo con las corridas financieras entregadas al poder legislativo, en el 2015 Guasave recibirá 298 millones 883 mil pesos por concento de las participaciones federales del ramo 28, de esa cantidad se pondrían en garantía 53 millones 798 mil 940 pesos, cada año.

“Algunos dicen que fue error de dedo, del ocho con el 18, pero sí nos están pidiendo que sea el 18 para que esto avance y ya el ayuntamiento tenga las lámparas porque son muy necesarias”, argumentó el regidor Miguel Soto Escalante, en la sesión de Cabildo de mayo de 2015.

 

Cuestionada licitación

 

En el concurso para ganar el contrato se inscribieron cinco empresas: Equipos y Productos Especializados S.A. de C.V., empresa constituida en la Ciudad de México pero con dueños originarios de Guasave; Energétika, Sustentable y Ecológica S.A. de C.V, con domicilio en el Distrito Federal; Fintegra S.A. de C.V., del Distrito Federal; Eléctrica y Grúas Menchaca S.A. de C.V, establecida en Guasave, y Constructora Grupo Cosetel, S.A. de C.V, empresa de Culiacán.

Al llegar la primera junta de aclaraciones, Energétika, Sustentable y Ecológica S.A. de C.V, presentó un documento con 22 preguntas de carácter técnico, legal y administrativo respecto a las bases de la licitación.

Entre las principales observaciones, destaca el punto 7.1 de las bases de la licitación pública nacional, en la que se exige que el licitante demuestre que cuenta con una oficina establecida en el Estado de Sinaloa con al menos 10 años de antigüedad.

En el punto 7.5, la convocante además pide que el licitante cuente con experiencia de al menos 10 años en ventas al gobierno estatal o a los municipios de Sinaloa y en el punto 12.7 se piden cartas de recomendación de los proyectos realizados en el estado de Sinaloa.

Por los tres puntos anteriores, el participante acusa al convocante de violentar la ley al establecer requisitos que limitan la libre competencia y restringen la oportunidad de participar.

“Este requisito resulta incongruente y contradictorio con el carácter que la propia convocante le ha otorgado a la Licitación Nacional y además no existe un precepto jurídico que obligue al licitante a demostrar sus oficinas dentro del territorio de Sinaloa, el mismo puede ser considerado un medio para disminuir el número de participantes y de empresas que libremente puedan presentar su propuesta”, acusa el participante.

“Al ser una licitación pública nacional, la convocante restringe la participación de empresas con domicilio en otras entidades federativas al solicitar, sin sustento legal alguno y de manera poco transparente, un requisito por demás innecesario”, agrega.

La empresa solicitó que se eliminaran los puntos de la convocatoria, pero el Comité de Adquisiciones de Guasave rechazó la solicitud.

A la presentación y apertura de propuestas sólo acudieron las empresas Equipos y Productos Especializados S.A. de C.V y la empresa local Eléctrica y Grúas Menchaca S.A. de C.V.

Grúas Menchaca presentó una propuesta de 214 millones 037 mil 400 pesos, mientras que Equipos y Productos Especializados, empresa de los guasavenses Hugo Moreno Avendaño y Karla Ponce Leal, presentó una propuesta de 179 millones 746 mil 454 pesos, la cual resultó ganadora.

De acuerdo con su página de internet, Equipos y Productos Especializados es una empresa fundada en 1998 que ofrece servicios de sistema de videovigilancia urbana, comunicaciones, y tecnologías de la información, es decir servidores y almacenamiento, antivirus, seguridad de datos y soluciones de impresión, entre ellas consultoría, evaluación, diseño e implementación.

“A lo largo de más de 14 años de servicio contamos con amplia experiencia en el desarrollo, consultoría, implementación y soporte de soluciones tecnológicas para empresas líderes en la iniciativa privada y gobierno”, detalla en su portal web.

En su experiencia, Equipos y Productos Especializados no tiene antecedentes en la instalación de lámparas LED en alumbrado público.

 

El programa que Guasave rechazó

 

La eficiencia energética en el alumbrado público municipal no es una ocurrencia del gobierno de Guasave. Desde 2010, la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), la Comisión Federal de Electricidad y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), firmaron un convenio para la ejecución del Proyecto Nacional de Eficiencia Energética para el Alumbrado Público Municipal.

El programa, que depende de la Secretaría de Energía, ofrece apoyo técnico y financiero a los municipios participantes, brinda su validación técnica y financiera de los proyectos y califica la rentabilidad de la inversión.

A través de este programa, los municipios también pueden acceder a un Fondo para la Transición Energética y Aprovechamiento Sustentable de la Energía, del cual pueden obtener hasta 10 millones de pesos o el 15 por ciento del monto total del proyecto.

El procedimiento que exige la Secretaría de Energía consiste en solicitar el ingreso ante Banobras, posteriormente la Conuee y Banobras evalúan técnica y financieramente el proyecto, en cuanto a los niveles de iluminación, recuperación y rentabilidad de la inversión.

La Conuee emite su opinión al municipio y éste se obliga a ejecutar el proyecto en apego a esa opinión y en cumplimiento con las Normas Oficiales Mexicanas. En este rubro, la Conuee explica que existe una lista de proveedores registrados ante la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (Caname) quienes cuentan con la certificación de la norma aplicable al proyecto de alumbrado público.

En el caso de Guasave, la empresa que desarrollará el proyecto —Equipos y Productos Especializados—, no está registrada en la lista de la Caname de los proveedores de componentes de alumbrado público certificados.

Al proyecto nacional de Eficiencia Energética se han inscrito municipios de Aguascalientes, Durango, Estado de México, Chihuahua, Jalisco, Morelos, Nuevo León y Oaxaca.

En los casos de éxito que destaca la Conuee, se puede observar que los proyectos corresponden a inversiones mucho menores al planteado por Guasave.

Por ejemplo, en el caso del municipio de Delicias, Chihuahua, se instalaron seis mil lámparas LED de 50 y 70 watts, con una inversión total de 37 millones 929 mil 195 pesos, además Delicias recibió una aportación del Fondo federal por 4 millones 220 mil pesos para pagar un porcentaje de su inversión.

Según la ficha técnica del proyecto, disponible en la liga electrónica www.conuee.gob.mx/pdfs/iluminacion/Delicias.pdf, cada lámpara LED le costó al municipio de Chihuahua un precio promedio de 6 mil 350 pesos.

En caso de Guasave, se adquirirán 13 mil 630 lámparas de 53 watts con un costo unitario de 7 mil 675 pesos; 2 mil 380 lámparas de 101 watts con un costo unitario de 11 mil 193 pesos y 3 mil lámparas de 46 watts con un costo unitario de 7 mil 927 pesos.

Hasta el momento, según la confirmación del responsable del Proyecto Nacional de Eficiencia Energética para el Alumbrado Público Municipal, ningún municipio de Sinaloa está inscrito en el programa federal.

 

 

Engarzada…

 

OK/Judith       5 mil 400

Esperanza                  ESPERANZA KASUGA. Proyecto sin sustento.

Lámparas Led también en Mazatlán

Nelda Ortega/ Mazatlán

El programa de modernización de alumbrado público para renovar 30 mil lámparas aprobado por el Ayuntamiento de Mazatlán divide opiniones entre los regidores que se pronunciaron en contra de este compromiso que contraerá el municipio.

Aunque en la sesión de cabildo se explicó que 10 por ciento de las 31 mil 060 luminarias que están instaladas en la zona urbana y rural del Municipio está deteriorado; el 15 por ciento funciona de manera deficiente, y el 75 lo hace de manera regular, a la regidora Esperanza Kasuga le parece incompleta la información, por lo que votó en contra.

“Nada más nos presentaron un dictamen, sólo dicen ‘se va a ahorrar’; actualmente el municipio gasta un estimado de 70 a 80 millones de pesos al año en energía eléctrica, pero ¿en qué se va a beneficiar?”, cuestionó.

No se trata, dijo, de no aprobar solo porque sí, pero siempre hay que saber de qué se trata, cuál es la empresa y dónde han instalado.

Sólo se sabe por la prensa de casos que no han tenido mucho éxito, agregó, como el de Ahome, pero se tendría que conocer a detalle para tomar una decisión correcta.

“Aquí no nos explicaron, todo se aprueba por mayoría, el compañero Humberto Becerra y yo somos los que votamos en contra porque no hay un sustento real de estudio, puede ser funcional, pero hay que ver en qué beneficia”, insistió.

Con el gasto mensual estimado de 6.5 millones de pesos a la CFE por el consumo, el programa establece un contrato de arrendamiento financiero por 10 años con la empresa que gane la licitación pública nacional y una garantía de pago, tomado de las participaciones federales.

Al dictamen aprobado por el Cabildo le sigue la promoción de una iniciativa de decreto al Congreso del Estado para formalizar y autorizar al Municipio la entrega de esas participaciones federales, en caso de no pagar.

Esperanza Kasuga dijo que no hay que perder de vista que en el 2016 se introducirá a la ciudad el gas natural a la termoeléctrica con lo que se espera bajen las tarifas de luz.

“¿Entonces qué implica esa baja de tarifa y esas lámparas Led?, necesito más claridad, cómo va a impactar esta Asociación Pública Privada (APP) en las finanzas del municipio”, cuestionó.

Por su parte, Humberto Becerra Batista, Comisión de Urbanismo, Ecología y Obras Públicas, dijo que fue una votación para facultar al presidente Carlos Felton y a la secretaria Rosario Torres para signar el convenio nacional federal de ahorro de energía.

“Pero ya me di cuenta de que es otra cosa, es comprometer los recursos federales a diez años, donde se tiene que pagar una renta”, dijo.

Como ya es costumbre en esta administración, agregó, sólo hicieron una presentación de una empresa referente al ahorro de energía nada más, pero nunca presentaron una corrida financiera que desglosara gastos, ahorros y costo mensual.

A grandes rasgos sólo comentaron que habría un ahorro, pero sólo de “verbo”, criticó, “que se va a pagar solo, este es un primer presentación, y de repente lo suben a Cabildo, suponiendo que todos van a votar a favor”.

Sí se está de acuerdo en entrar en un programa nacional de ahorro de energía, precisó, pero no bajo ese esquema, no a costa de comprometer recursos a diez años, sin que se presente un análisis a fondo, y sólo se pretenda vender la idea de que se gasta mucho y de acuerdo con este estudio este es el beneficio. Jamás se discutió el esquema, sólo dieron la información que quisieron.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.