abril 15, 2021 10:25 AM

Los muertos desconocidos

78 FOSAS CLANDESTINAS. Encontradas en Sinaloa en cinco años.
78 FOSAS CLANDESTINAS. Encontradas en Sinaloa en cinco años.

 

Familiares de desaparecidos esperan hace seis años los resultados de ADN

 

 

“Ya no tenía pelo, la piel que tenía estaba acartonada… no es muy fácil decir éste es, así a simple vista, entonces lo tuvimos ahí en el Semefo, lueguito mandamos hacer la prueba de ADN”, narró Alma Rosa.

Miguel Ángel Rojo Medina, hermano de Alma Rosa, desapareció el 4 de julio del 2009 en Oso Viejo. Un mes después le dijeron que encontraron un cuerpo que supuestamente pertenecía a su familiar, y a pesar de que ya casi se cumplen seis años de la “aparición”, aun no tiene la certeza de que sea él.

Y es que mientras algunas familias sinaloenses lloran todos los días durante la búsqueda de sus parientes desaparecidos, otros lloran las supuestas localizaciones, que tras meses e incluso años, no saben de manera oficial si realmente son sus familiares.

Algunos no dejan de exigirle a las autoridades que agilicen las pruebas para descartar y seguir la búsqueda o confirmar, y así poder darles una digna sepultura; es el caso de don Jorge,  papá de Jorge Antonio Aguiluz Robles, un joven de 23 años que vivía en las Aguamitas, Navolato, y desapareció el 30 de marzo del 2014.

“A mi hijo se supone que me lo entregaron… bueno una osamenta hace cinco meses. Está en el Semefo, una muestra se la llevaron a México junto con mi ADN, pero es desesperante que después de cinco meses no me han dicho absolutamente nada”, dijo don Jorge.

En Sinaloa, según datos oficiales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), del 1 de enero del 2010 al 31 de diciembre del 2014 había mil 289 personas desaparecidas, a esa cifra se le tendría que restar los que fueron encontrados muertos.

La PGJE hizo algunos acuerdos con familiares de desaparecidos y activistas para rastrear posibles paraderos de algunos de sus familiares en fosas, los cuales han sido buscados por perros entrenados para la localización de restos humanos.

En respuesta a la solicitud de información 00220715, realizada a través del Sistema INFOMEX Sinaloa, la PGJE expuso que del 1 de enero del 2011 al 7 de mayo del 2015 se han encontrado 154 personas inhumadas en 78 fosas clandestinas.

La información arroja que cien personas encontradas en fosas, están plenamente identificadas, 94 son del sexo masculino y 6 femenino; 43 no están identificados; y de los once restantes la PGJE los clasifica como “sin determinar” si están o no identificados.

“Se han encontrado algunas fosas, recordemos que la zona norte fue una situación donde hubo unos problemas muy graves de inseguridad, afortunadamente ya no están ahí esas cuestiones de inseguridad, todo está muy tranquilo ahorita y eso es lo que debe de prevalecer”, dijo el director de Seguridad Pública de Ahome, Gerardo Amarillas, el pasado mes de marzo durante el homenaje póstumo del comandante Gallito.

Pero a pesar de que el comandante Amarillas consideró que solo “algunas fosas” se han encontrado, el municipio de Ahome concentra el 45 por ciento del total de las fosas ilegales, seguido por El Fuerte, con el 13 por ciento, y Mazatlán con el 10 por ciento.

Pero luego de que se encuentra un cuerpo, la identificación oficial requiere de algún tiempo; en el caso de Jorge Aguiluz, una osamenta al parecer de su hijo fue encontrada en una fosa clandestina hace alrededor de cinco meses, desde entonces se mandaron hacer las pruebas de ADN y aun no llega ninguna respuesta.

“Estamos esperando que oficialmente sí sean los restos de mi hijo, porque yo quiero cremarlos y darles sepultura como debe ser”, dijo, con los ojos humedecidos, el papá de Aguiluz Robles, mientras se manifestaba en la explanada de palacio de gobierno, al lado de otros familiares de personas desaparecidas, exigiendo que los atendiera el Gobernador del Estado, Mario López Valdez.

“Aquí estoy porque quisiera que el Gobernador nos atendiera, para que él mismo le ordene a sus colaboradores, a su maquinaria de seguridad que exijan más al Gobierno Federal respuestas, no nomás es decir mandamos las pruebas de ADN ya han pasado cinco meses y solo me dicen ‘yo no sé, hasta que no digan de México’, pero esa no es respuesta”.

“Nosotros queremos que el señor Gobernador, el Procurador, ellos mismos hablen a México y presionen, exijan respuestas más rápidas… han pasado muchos meses y es desesperante”.

La espera de Alma Rosa para que determinen si es o no la osamenta de su hermano la que encontraron colgado de un árbol rumbo a Higueras de Abuya, en el tramo del Avión, también ha sido desesperante; desde el 2009 espera los resultados de las pruebas de ADN.

La osamenta fue encontrada en agosto del 2009. Dos meses después, en octubre, las autoridades le dijeron a Alma Rosa que ya se habían mandado hacer las pruebas de ADN, pero luego se dio cuenta que no era verdad, y empezó hacer plantones acompañada por activistas, exigiendo los exámenes.

“Como en octubre según ya se habían enviado a México las muestras de ADN pero no, eran mentiras del gobierno, ahí me tuvieron seis meses esperando los resultados que ya iban a llegar y eran mentiras, hasta el 2010 me di cuenta que ni siquiera las muestras habían mandado”, recordó Alma Rosa.

“Entonces fue cuando yo hice plantones, el profe (Oscar Loza Ochoa), y todos le hicimos plantones al Gobernador y se consiguió que se mandara una muestra que fue en el 2010 la primera, de ahí esperé otros seis meses que llegaran los resultados, y cuando llegaron me dijeron que eran negativos”.

Alma Rosa pidió que se exhumara el cuerpo, ya que en algunas de las primeras pruebas salió un 90 por ciento de coincidencia entre ese ADN y el de ella.

Luego de que otras pruebas realizadas resultaran negativas, Alma Rosa aseguró que no era la misma osamenta a la que se le habían hecho las pruebas. La procuraduría envió cinco muestras más de las que solamente llegaron dos resultados y tres le dijeron que se habían contaminado pero que “luego llegaban”.

El 15 de diciembre del 2014, activistas y familiares insistieron en el caso, y las autoridades les aseguraron que en un par de meses a más tardar tendrían respuesta, pero hasta el momento no se sabe nada.

“Dijeron que iban a llegar rápido un mes, dos meses a más tardar, que iba a ser lo más rápido posible, que había venido personal de la PGR, antropólogos y todo de allá y hasta ahorita no hay nada todavía y pues estamos esperando”.

Alma Rosa es uno de los pilares del movimiento de personas con familiares desaparecidos en el estado. El próximo día 23 estará en Mochis en apoyo a las familias del norte, en una reunión que sostendrán con autoridades de la PGR. Y el 27 de junio asistirá a la ciudad de México nuevamente para reunirse con autoridades federales de procuración de justicia.

El jueves de la semana pasada, Alma Rosa se reunión con el Fiscal especial para casos de desapariciones, José Luis Leyva Rochín.

Leyva, ¿pues qué pasa? ¿Por qué no han llegado los resultados? Ustedes dijeron que iba a ser rápido —le preguntó Alma Rosa.

—Pues sí Alma Rosa, pero es que hay muchos casos adelante, hay una persona que tiene más de un año que le mandaron hacer las pruebas de ADN y no le han llegado los resultados, —cuenta la activista que le respondió el Fiscal.

“Pero ese no es un consuelo, para mí es una decisión de ustedes, de Gobierno que no quieren trabajar bien, si hay algo que se ha avanzado en los casos, es por nosotros la familia que damos datos, y no damos más porque no podemos hablar más, no podemos decir más porque nos matan. Ya ve a Sandra Luz lo que le pasó”.

 

Algunas fosas clandestinas en Sinaloa

>17 de marzo de 2011

La policía recibió el reporte que en el interior del dren Batamote, ubicado cerca de la comunidad de Corerepe, en Guasave, algunos perros habían desenterrado los restos de una persona. Ese mismo día, agentes de las Policías Estatal Preventiva y Ministerial confirmaron el hallazgo. El cadáver encontrado tenía al menos dos meses de haber fallecido. En el lugar se localizaron alrededor de diez casquillos, ocho para rifle AR—15 y dos para AK—47. Hasta el momento continua sin ser identificado.

>12 de abril de 2011

Al pastorear una persona en las cercanías de una vivienda abandonada en un paraje ubicado en tierras pertenecientes al ejido Plan de San Luis, distinguió restos humanos. Peritos y elementos de la policía acudieron al lugar donde localizaron dos fosas clandestinas separadas una de la otra por escasos metros.

Se encontraron 13 cadáveres que tenían entre cinco y seis meses de haber sido asesinados, según informó el Procurador de Justicia, Marco Antonio Higuera.

>23 de febrero de 2012

Los cuerpos de dos personas, aún sin identificar, fueron encontrados semienterrados cerca de la carretera La 12, sindicatura de Costa Rica. La policía recibió un reporte anónimo donde los alertaba sobre la presencia de un cadáver. Al llegar los agentes se dieron cuenta que el lugar estaba impregnado de un olor fétido, y que de la tierra salían pedazos de bolsa de plástico negro.

>30 de mayo de 2012

Fueron localizados los cuerpos de tres hombres (de los cuales dos ya están identificados) en dos fosas clandestinas, en las inmediaciones de una granja acuícola, ubicada en el ejido Culiacán, en el municipio de Elota.

Las autoridades policiacas encontraron una osamenta y en la otra dos cuerpos sepultados aproximadamente a un metro de profundidad.

>26 de abril de 2013

Enterrado de manera clandestina en un predio ubicado cerca del Fraccionamiento Valle Alto, se encontró al Coordinador Estudiantil de la Universidad de Durango, Roberto Cruz, que tenía varios días desaparecido.

>18 de junio de 2014

Los restos de dos personas fueron localizados en una fosa clandestina ubicados en la comunidad de Vivajaqui, en El Fuerte. Estaban semienterrados y en estado avanzado de descomposición. Los hombres fueron encontrados apilados, descalzos, atados de pies y manos.

>19 de noviembre de 2014

La ex procuradora de la defensa del menor, María Luisa Zambada Gallardo, su hija y dos de sus sobrinas fueron encontradas asesinadas e inhumadas clandestinamente en el patio de una finca de su propiedad, ubicada en la sindicatura de Aguaruto.

>31 de enero de 2015

Una osamenta ubicada cerca de San Blas resultó ser de un Comandante de la Policía Municipal, que había sido levantado desde agosto del año pasado.

 

 tabla fosas

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos