julio 24, 2021 5:39 PM

El misterio por resolver

CUSTODIADO. El Hospital Martiniano Carvajal.
CUSTODIADO. El Hospital Martiniano Carvajal.

 

 

 

 

 

Catean marinos casa de seguridad donde dicen fueron recibidos a balazos, pero por ningún lado se ven señales de enfrentamiento

 

 

 

 

 

Lo que realmente pasó en el cateo de la casa ubicada en la calle Adolfo Ruiz Cortines, es un misterio por resolver, porque no hay vestigios de agujeros de balazos ni en el frontispicio ni en el amplio portón de su cochera, que delaten que en esa trinchera de concreto hubo un cruento enfrentamiento donde, según reportaron oficialmente, un presunto delincuente quedó muerto en la azotea.

Al menos desde 2008, los grupos delictivos asentados en El Rosario y lugares circunvecinos habían perpetrado un rosario de balaceras, privaciones ilegales de la libertad y asesinatos, sin convertirse en objetivo de un operativo como el realizado por elementos de la Secretaría de la Marina Armada de México.

Las autoridades encargadas de investigar e impartir justicia y las policías locales nunca detuvieron a nadie, hasta que el jueves 11 de junio, infantes de Marina catearon una supuesta casa de seguridad en la colonia Los Presidentes y reportaron detenidos con vehículos, armas y droga.

Según una versión extraoficial, en la Mesa del Ministerio Público de la Federación, en Mazatlán, pusieron a disposición a cinco personas detenidas, 10 armas largas y cortas, dos camionetas y una cantidad indeterminada de droga.

Trascendió que una persona habría muerto durante el cateo, pero no había sido confirmada por las autoridades. Lo que sí fue confirmado es que hay dos personas heridas identificadas como Carlos Rodríguez y Eduardo Martínez, ambos de 24 años, mismos que fueron internados en un hospital de Mazatlán.

El supuesto enfrentamiento entre delincuentes e infantes de Marina se desató aproximadamente a las 8:30 horas, en calzada de Los Deportes, contigua a la calle Adolfo Ruiz Cortines, de la colonia Los Presidentes, en El Rosario.

Casi simultáneamente, en la comunidad de Los Ojitos, ubicada en la carretera estatal que conduce hacia la Sindicatura de Agua Verde, aparentemente como una “finta” para distraer el operativo de los marinos en El Rosario, un grupo armado detuvo un camión de auto-transportes de la ruta Rosario-Aguaverde, bajó a los pasajeros y disparó sus armas acribillando la carrocería del “ranchobús”.

El cerco de desinformación tendido por los infantes de Marina durante seis horas que duró el operativo sembró dudas sobre la información, pues impidieron que tanto reporteros como policías se acercaran al lugar.

Lo mismo hicieron en el Hospital General “Martiniano Carvajal”, donde habían sido llevados los supuestos delincuentes heridos. Enfermeras y familiares de los pacientes informaron que los marinos no sólo resguardaban la entrada de la sala de urgencias del nosocomio, sino que habían entrado como la humedad hasta la fortaleza médica del quirófano.

 

Zona de balaceras

 

El 3 de febrero de 2015, alrededor de la 10:40 horas, en la calle María Cleofas, de la colonia Valle Nuevo, fue acribillado por un grupo de sicarios que portaban fusiles AK-47, José Guadalupe Guzmán Toledo, el Pito, de 20 años.

Guzmán Toledo conducía un camión de volteo y en un intento de salvar su vida, con la góndola pegó una embestida al vehículo Sentra, color gris, sin placas, donde viajaban los homicidas, y lo estrelló contra un poste.

Pese a que había arrastrado al carro a lo largo de 20 metros, los sicarios salieron ilesos, se bajaron del vehículo y asesinaron a Guzmán Toledo.

La colonia Los Presidentes está a la vuelta de la esquina de la colonia Valle Nuevo, en una zona donde se han tenido varias balaceras, pero lo que se recuerda con más fuerza en El Rosario, es la balacera del río Baluarte.

Por ello, lo primero que activaron los disparos escuchados en la calle Adolfo Ruiz Cortines de la colonia Los Presidentes, fue la memoria de algunos rosarenses que recordaron los diez presuntos delincuentes muertos esparcidos sobre la grava, bajo el puente río Baluarte, del enfrentamiento entre dos grupos delictivos que se disputaron el territorio  el 10  de diciembre de 2008.

 

“Parteaguas”

 

El 10 de diciembre de 2008, aproximadamente a las 19:00 horas, dos grupos armados de esta región de El Rosario, se habrían citado al pie del puente río Baluarte para “hablar de negocios”, pero en algún momento de la reunión algo salió mal, porque la narco-tertulia terminó en un enfrentamiento que dejó 10 muertos.

La masacre perdura en la memoria de los rosarenses, porque el enfrentamiento ocurrió casi en las barbas de la Base de la Policía Ministerial del Estado, ubicada como a 700 metros de distancia.

Desde entonces los ciudadanos rosarenses habían considerado esos acontecimientos como un “parteaguas”, porque a pesar de que las caravanas de vehículos con hombres armados se paseaban en plena luz del día por la ciudad, nunca habían visto un operativo como el instrumentado por los marinos el pasado 11 de junio en El Rosario.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.