viernes, septiembre 24, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Las fincas de la Diva

 

Ríodoce 643_1

 

Ya fue dos veces diputada local y en dos periodos ha sido diputada federal. Actualmente es senadora de la República y su aspiración presente, lo reconoce, es ser gobernadora de Sinaloa (aunque sea por cuatro años y diez meses). Había mantenido un perfil bajo, pero se soltó el pelo. En poco más de dos años ha hecho inversiones millonarias en fincas de descanso, en un estado y en un país, donde los políticos siempre están bajo sospecha.

 

 

 

Diva Hadamira enfrenta pero también esquiva, rodea, trata de explicar y cae en la mentira, en el cómodo “yo no sé”. Es cristiana —“de las buenas”, presume— pero también política de carrera, una combinación de cuestionable congruencia en un país donde esta actividad se ha convertido en un estercolero.

La senadora priista está en este momento remodelando dos propiedades que compró al inicio de su gestión en el Senado de la República. Una de ellas se encuentra en El Sabino, un ejido de Guasave ubicado por la vieja carretera que lleva a León Fonseca.

La otra es una casa de playa ubicada en Las Glorias, uno de los balnearios más importantes de la entidad, ubicado también en el municipio de Guasave.

Solo la compra de las dos propiedades fue millonaria. La casa de Las Glorias le costó un millón y medio de pesos, lo cual fue documentado en el contrato de compraventa, donde aparece como vendedor Gilberto Ojeda Camacho, guamuchilense delegado de Profeco en Veracruz, y como comprador Sergio Romero Reyes, esposo de la senadora.

Esa casa cuenta con 1 mil 462 metros cuadrados de terreno a la orilla de la playa y tenía al momento de la transacción tres recámaras de construcción ordinaria, una estancia externa y un baño. No más. Ni doble planta ni barda ni alberca…

De la finca de El Sabino no se consiguió información, pero la adquirió junto con 7.5 hectáreas de tierra de cultivo, que ahora siembra, según reconoce la propia Diva.

La “Finca de Romero´s —así le llaman— pertenecía a la familia Quintero, una pareja de viejos que murió hace años y dejó a un sobrino a cargo de la propiedad. Además de la parcela, se adquirió una casa modesta en la parte sur del pueblo, pegada al Río Sinaloa.

La senadora no quiso revelar el monto de la compra. Lo que se sabe es que, desde que la adquirió, también al inicio de su gestión en el Senado de la República, no ha dejado de “meterle” dinero.

Lo primero que hizo fue protegerla de intrusos. La parte de enfrente y uno de los laterales los bardeó con estilo residencial; otro de los laterales, junto con la parte de atrás, que da a una parcela, los protegió con malla ciclónica. Construyó en el terreno, de 3 mil metros cuadrados, una palapa, instaló juegos infantiles y ahora levanta recámaras y estancias. Una finca.

Para llegar a esta propiedad, yendo de Guasave, hay que bajar a la derecha y tomar un camino de terracería que lleva a la Cuerda, un caserío que divide los ejidos El Sabino y San Sebastian. Hay, al paso, dos o tres curvas y muchos corrales para ganado.

No hay pierde. Sobre la carretera había un letrero que indicaba dónde estaba La Cuerda, pero de un tiempo acá fue sustituido por otro que dice que a 1.5 kilómetros se encuentra la “Finca de Romero´s”. Y si usted va en su auto o a caballo o en bicicleta o a pie, luego luego sabrá cual es la finca, pues no hay nada que se le parezca en toda la región.

Cuentan los ejidatarios de El Sabino que no conforme con ampliar la casa comprada a los Quintero, la senadora ha querido abrir una entrada recta que salga de la carretera directamente hacia la finca, en un tramo que sería de un kilómetro y medio, más o menos. Para ello, explican, ha hablado con los dueños de los dos predios que se atraviesan entre la carretera y la finca pero que éstos no le han querido vender. Y que hasta la han sugerido que en vez de partir parcelas pavimente el camino que pasa por La Cuerda.

 

Cuentos chinos

 

Desde hace años, reconoce Diva Hadamira, se le atribuyen muchas propiedades, entre ellas algunos restaurantes de comida china, pero dice que nada de eso es cierto.

El miércoles pasado la senadora viajó desde Veracruz a Sinaloa para estar en algunos actos de campaña de Ricardo Hernández, candidato del PRI a la diputación federal por el distrito 05, pero solo acude a una reunión privada ya por la noche.

La entrevista, que aceptó de inmediato cuando se le dio a conocer el tema, fue en un restaurante del centro de Culiacán.

 

“Antes que nada —ataja— debo decirte que desde los doce años de edad estoy trabajando, vengo de una familia donde no faltó nada pero tampoco sobró nada… las dos casas de las que me hablas fueron meramente oportunidades, urgencia de los que las vendían. En el caso de Las Glorias, fue realmente una oferta para una amiga, había una construcción, una cerca y lo que se ha dado es forma a la casa… en el caso de El Sabino, la propiedad era de una hermana (de la religión), murieron y la familia que quedó nos buscó. Y eso es lo que hay.

 

—¿No te parece ostentoso lo que estás haciendo? Estuve en las dos propiedades, y no sé qué visión tengas de la política y de los políticos, pero se me hace, en medio de la miseria que hay en El Sabino, demasiado extravagante lo que estás construyendo…

—Es que ya estaba. Lo único que hicimos en la casa fue darle forma, no hemos hecho más, y a la gente le hemos ayudado impresionantemente…

 

—¿Cómo le ayudas?

—En todos los sentidos, yo voy poco para El Sabino, pero me ha tocado gente enferma, problemas de vivienda, de becas, la gente te busca, pero además, yo tengo una casa de gestión en Guasave desde hace más de 26 años sin cerrar, tenga cargo o no, porque así he vivido, nunca he vivido en la opulencia, he vivido en la medianía.

 

—¿Aún ahora consideras que vives en la medianía?

—Soy senadora de la República, oiga, yo pudiera andar en medio de lujos…

 

—La casa de Las Glorias que estás construyendo ¿consideras que se encuentra en eso que llamas “medianía”?

—Mira, la casa de Las Glorias, te diré que la construcción era muy buena, lo que nos recomendaron era darle vista a la casa, porque estaba nueva y buena, nosotros no le metimos más… es la misma construcción que tenía Gilberto convertida en un proyecto bonito.

 

—Tengo referencia de la casa de Gilberto y la verdad que lo que estás haciendo con ella es mucho más de lo que era… empezando por la barda ¿Cuánto vas a gastar?

—No traigo cuentas, mi marido trabaja, mis hijos trabajan… y yo no tengo nada de qué avergonzarme; te voy a decir por qué, yo nunca he manejado recursos públicos, vivo de mi sueldo y del sueldo de mi marido…

 

—¿Y todo esto lo estás haciendo con tu sueldo?

—Los dos, él tiene una tienda de caza y pesca, siembra, y después de 28 años de servicio llegó a ser jefe de distrito en Guasave; igual yo, empecé desde abajo, desde ser diputada local hasta donde estoy ahora.

 

—Tú tienes aspiraciones políticas, obviamente, te falta la gubernatura y tal vez, con tantos viajes (en su calidad de presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas) que haces por el país, hasta estás pensando que puedes ser presidenta de la República…

—No, solo tengo una responsabilidad nacional…

 

—Pero si Enrique Peña Nieto leyó tres libros y es presidente de la República, tú podrías estar más preparada, tienes una maestría, podrías tener esa aspiración, ¿estás de acuerdo?

La senadora, echada para adelante en las respuestas, patina…

 

—¿Estás de acuerdo o no?

—De que quiero seguir adelante en la política, sí.

 

—Bien, ¿no te parece que con esas aspiraciones debieras tener más cuidado con lo que haces?

—Siempre he tenido cuidado…

 

—Por ejemplo, surgió lo de la “Casa Blanca” en la ciudad de México, un escándalo mundial, y tú ya estabas construyendo Las Glorias y El Sabino, ¿no era un momento para decir, a ver, me voy a parar un poquito?, ¿No te parece que el país necesita políticos más prudentes, más modestos, menos ostentosos?

—Pues es que he sido prudente, tengo 35 años de servicio, y no tengo absolutamente nada. Usted le puede buscar a cualquier político y va a encontrar que tiene propiedades, que tiene cosas, lo único es que, cuando Gilberto me dice “oye Diva por qué no te quedas con la casa, eres de Guasave”… la casa estaba buena y lo único que estamos haciendo es darle forma.

 

—¿Tenía dos plantas?

—Tenía los… no sé como se llaman, para hacer otra planta…

 

—¿En cuánto te la vendió?

—No voy a decirlo por respeto a Gilberto.

 

—Te voy a mostrar una relación de propiedades que se te atribuyen, algunas están a tu nombre, otras a nombre de tu esposo, otras a nombres de otras personas…

—Como los restaurantes chinos…

 

—Sí, como los restaurantes chinos… ¿es tuyo el Nido del Pájaro?

—Nada es mío…

 

—¿Ya sabías que dicen que es tuyo?

—Desde hace mil años, pero no es cierto.

 

—¿Ni el Nuevo Cantón?

—Ninguno es mío, hay veinte restaurantes chinos en Guasave.

 

—Vamos a hacer un ejercicio de transparencia, tú estás elaborando tu declaración patrimonial, ¿me darías una copia del documento?

—Pues es un documento privado…

 

—Sí, pero eres servidora pública y se están dando pasos importantes en materia de transparencia…

—Yo no tengo problema, el grupo parlamentario llegó a un acuerdo porque dos de nuestros compañeros fueron extorsionados… pero, además, es tu declaración fiscal contra tu declaración patrimonial, no puedes jugar con eso…

 

—Sin tantos protocolos y formalidades, ¿me la puedes dar?

—No la he elaborado todavía…

 

—¿Tú compraste pegado al malecón de Guasave un terreno de casi 4.5 hectáreas?

—No, ojalá. Tengo una casita y un terreno que es donde vivieron mis padres, pero no más. Y no tengo por qué mentir, yo no soy santa pero intento mentir lo menos posible… yo he vivido en la prudencia, soy una líder nacional, soy una líder continental, yo nunca he andado con simplezas, yo llego a Guasave y todas las cachuchas que tengo internacionales las dejo y soy la Diva de siempre y nunca voy a manchar las formación militar que me dieron en mi casa, porque a mí me formaron militarmente.

 

“Hay gente que me quisiera ver (perdón por lo que voy a decir) igual que todos, pero no me va a ver; si algún día llego a tener… nunca he tenido de que avergonzarme.

“No tomamos, no fumamos, pero también tengo cómo tener un status, nunca quise tener una casa en Las Glorias, le soy sincera, me gusta más el rancho…

“Si tu revisas, fui dos veces diputada local, dos veces diputada federal, senadora, líder municipal y estatal de mujeres, líder nacional de mujeres, no quiero decir que tengo una aureola, pero sí cuido mi vida”.

 

—Me he encontrado mucho con la versión de que eres tratante de chinos…

—Siempre han dicho eso. En una ocasión se repartió un panfleto donde se dice que yo traficaba con chinos.

 

—¿Porqué se te atribuye eso?

—Cuando Jesús Burgos (Pinto) fue diputado federal ayudó a “Toño” (un hombre de origen chino) a resolver un problema de residencia, luego llegué yo a la diputación y me pasó el asunto, de ahí nace la relación con quien ahora se llama Antonio Ley Rodríguez, porque lo adoptó un guasavense y le dio sus apellidos. Esa es la historia.

 

—La gente de El sabino dice que tú quitaste un anuncio en la carretera que orientaba sobre el poblado La Cuerda… y que pusiste uno que dice “Finca de Romero´s”.

—No, yo no hice eso…

 

—¿Quién quitó el anuncio?

—Hasta donde veo, está ese anuncio…

 

—No, en su lugar hay uno para anunciar tu finca ¿quien pudo hacerlo?

—No lo sé…

 

—Quieres comprar tierras para hacer una entrada recta de la carretera a tu finca ¿a eso le llamas “prudencia”?

—No sé quién lo dijo pero no es cierto… no es tal.

 

—¿No crees que estos excesos te pueden afectar en tu imagen como política?

—No veo los excesos. Y aclaro que no hago la política por negocio.

 

 

 

 

Hoja política

 

Diva Hadamira Gastélum tiene Licenciatura en Derecho por la Universidad Autónoma de Sinaloa y Maestría en Derecho Social y Familiar por la Universidad de Occidente.

Fue diputada local en la LVI legislatura del Congreso de Sinaloa de 1998 a 2001. Diputada federal en la LIX Legislatura de 2003 a 2006. Diputada local en la LIX Legislatura del Congreso de Sinaloa de 2007 a 2009. Diputada federal en la LXI Legislatura de 2009 a 2012. Actualmente es senadora de la República.

Fue dirigente de la Organización Estatal de Mujeres del PRI en Sinaloa; presidenta del Parlamento de Mujeres de México, responsable general de los Festejos de los 50 años del Voto de la Mujer en México, para todo el país. Actualmente y hasta 2015, es la dirigente nacional de las mujeres priístas y presidenta de las Mujeres Parlamentarias de América Latina ante la ONU.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 973
19 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.