julio 31, 2021 7:21 PM

Semejanzas y diferencias entre el PAS y el PCM

Recientemente, ante el pronunciamiento de Claudia Morales, la dirigente estatal del PRD, sobre el control absoluto que ejerce el PAS en la Universidad Autónoma de Sinaloa, un escribano afín al partido de Cuen señalaba que era lo mismo el control que ejerció uno y otro partido al momento de ejercer el poder.  Que uno y otro tenían las mismas prácticas.

Y quizá hasta ahí no le falta razón, ambas formaciones tuvieron cada una en su momento hacer de la UAS una Universidad-partido, es decir, anteponer los intereses partidarios a los de una institución educativa.

Me explico: el Partido Comunista Mexicano (PCM) y con él otros partidos ya desaparecidos, como fueron el PMT y la Corriente Socialista, que luego se transformaría en el Partido Patriótico Revolucionario, hicieron alianzas y tuvieron bajo control la universidad, especialmente durante los años setenta y los ochenta del siglo pasado.

Le impregnaron su impronta política e ideológica hasta su disolución partidaria  en la triada PSUM-PMS-PRD. ¿Quién no recuerda los rectores comunistas que inició con Arturo Campos Román, Eduardo Franco, Jorge Medina y Audómar Ahumada?

Y aunque luego hubo todavía rectores de esa tradición con David Moreno, Rubén Rocha, Jorge Luis Guevara y Gómer Monárrez, éstos fueron paulatinamente decolorándose ideológicamente y cada vez más estuvieron más a tono con las directrices de las políticas de la SEP.

Es con estos personajes donde Héctor Melesio Cuén empieza a despuntar como funcionario universitario. El llamado proyecto de la Universidad Democrática, Crítica y Popular de los años setenta y parte de los ochenta había quedado en la historia de la institución como la expresión de la Universidad-partido, del que Cuén aprendió sumado al acercamiento que tendría según trascendidos con Raúl Padilla, el poder tras el poder, de la Universidad de Guadalajara.

Pese al tiempo, hoy cabe plantearse cuáles serían algunas de las semejanzas y diferencias entre el PAS y el PCM. Van tres apuntes rápidos.

Origen

El PCM nace en 1919 y es resultado de una orientación mundial que dio la Internacional Comunista de formar partidos nacionales como una forma de proteger la llamada “patria del socialismo” y hacer posible la revolución mundial bajo sus dictados políticos. Entonces, el PCM es resultado de un centro ideológico que dimanaba su fuerza hacia los estados y municipios mexicanos; con ese propósito en Sinaloa derivó en el control de la centenaria casa de estudios.

El PAS por su parte, nace en 2012 y es resultado de una necesidad local, de un dirigente, de una idea políticamente difusa con matices populistas, de controlar la institución educativa. Es, a diferencia del PCM que fue un partido de cuadros, un partido de funcionarios, trabajadores y estudiantes universitarios.

Universidad

Para ambos partidos la Universidad no es un fin sino un medio para alcanzar mayores cuotas de poder. Todos sus esfuerzos están dirigidos a tener control sobre las instancias de decisión y poner en cada una de ellas a los operadores correspondientes. No valen o valen poco los méritos académicos, sino son fundamentales los políticos. La lealtad al líder o al partido. En ambos casos es la escalera para acceder a la burocracia universitaria y las postulaciones a los cargos de representación popular.

Democracia interna

El viejo PCM se manejaba con el mecanismo del centralismo democrático, es decir, mediante un acuerdo interno que otorgaba amplios poderes a sus dirigentes electos en las instancias representativas. Este mecanismo permitía ratificar o renovar periódicamente sus cuadros dirigentes. Ser dirigente estatal no significaba ser candidato a representación popular ni que sería el coordinador de la campaña electoral.

En el PAS, si bien por ley tiene la obligación legal de elegir a sus dirigentes por procedimientos democráticos, es determinante la figura de su líder. Quien asume la presidencia del partido es postulado casi automáticamente a cargos de representación.

Hoy, Héctor Melesio Cuen ha dicho con mucho tiempo de antelación y sin haber ocurrido la asamblea de elección, que él será el candidato a gobernador de su partido en los comicios generales de 2016, sin considerar otra candidatura pasista, que pudiera aspirar a ser electo para el mismo cargo. De ese tamaño es la democracia pasista y por ello quienes tienen aspiraciones políticas buscan el dedo del líder del partido.

¿Qué efectos tienen estas visiones sobre una institución académica? Muchas, la principal es su desnaturalización, la pérdida de identidad como espacio de generación y circulación de conocimiento, el riesgo del pensamiento único. Anteponer el liderazgo político a los liderazgos académicos. Imponer criterios políticos a los criterios académicos. Y, lo más grave, movilizar a franjas de los universitarios en las tareas del partido y usar franjas de recursos destinados a la educación, a las funciones del partido.

De ese tamaño es el desastre que hoy ocurre en la UAS y que el escribano afín no ve, porque así es la política y nada hay qué hacer.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.