abril 23, 2021 9:10 AM

Re-presentación

pepe

Véase esto como una reivindicación vital del talento de José Luis Franco, parte de éste expresado en cientos de crónicas publicadas en las páginas de la sección cultural de Ríodoce, de los cuales se extraerán líneas relacionadas con personajes, momentos, historias y lugares que él rescató con su escritura milagrosa, para que no quedaran enterradas en el olvido.

Ese señor Paz, que del Premio Mazatlán de Literatura concedido en 1985, por su libro de ensayos Hombres en su siglo y recibido en el hoy inexistente cine Zaragoza, volaría, como en una historia de Los Simpsons, cinco años más tarde, a la Sala de Conciertos de Estocolmo para recibir el Premio Nobel e iniciar un discurso de aceptación impregnado con detalles que lo emparentan con nada más ni nada menos que Homero Simpson:

—Seré breve. Sin embargo, como el tiempo es elástico, ustedes tendrán que oírme durante ciento ochenta largos segundos.

Y eso duró. Un discurso breve, tres minutos.

En ese lapso, sin gripa de por medio y ante la Academia sueca en pleno, Paz se preguntaría:

—¿Alcanzaremos al fin la verdadera modernidad, que no es únicamente democracia política, prosperidad económica y justicia social sino reconciliación con nuestra tradición y con nosotros mismos?

Tomado de: Octavio Paz y las trampas de los Simpsons

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos