jueves, agosto 5, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

El tema se mueve

dieta dulce

Pretenden reducir obesidad infantil en frontera EU-México

 

Investigadores médicos estadounidenses realizarán los próximos cinco años un estudio de campo para encontrar una forma efectiva que reduzca y evite la obesidad infantil a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Texas informó a través de un comunicado que estará a cago de un equipo de expertos de Texas, Nuevo México y Arizona que llevarán a cabo esta iniciativa. Detalló que el estudio planea implementar un enfoque centrado en la familia para reducir la incidencia de la obesidad infantil a lo largo de la frontera a través de la investigación, la educación y la extensión.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos otorgó 4.9 millones de dólares para financiar la investigación que contempla a familias residentes de colonias o barrios no regulados que se establecieron en las antiguas zonas agrícolas que han agotado su utilidad para los cultivos, a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Nuevo etiquetado en alimentos y bebidas será más confuso que el actual

 

El etiquetado frontal para alimentos y bebidas impuesto por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de manera obligatoria a partir del próximo 1 de julio, no es claro e incluso es más confuso que el empleado actualmente, autoregulado por las industrias, llamado GDA (Guías Diarias de Alimentación), señala la Alianza por la Salud Alimentaria (ASA).

“El etiquetado utilizado voluntariamente por las empresas desde 2011 ahora cambiará por uno igual o menos entendible, aprobado por la Cofepris”, señala Fiorella Espinosa, coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, organización perteneciente a ASA. “El azúcar o grasa se expresa en gramos, pero en el nuevo etiquetado se representará en calorías y el grueso de la población desconoce que un gramo de carbohidratos equivale a cuatro calorías”.

Por otra parte, con base a la Encuesta Nacional sobre Obesidad, realizada por ASA, solamente el 12 por ciento de la población encuestada pudo decir cuál era la cantidad recomendada de calorías para un adulto en un día y solamente 6 por ciento atinó a decir la cantidad de calorías recomendadas para el consumo de un niño entre 10 y 12 años de edad.

La recomendación promedio para un adulto es un consumo de 2 mil calorías al día, mientras que para niños entre 10 a 12 años varía entre mil 900 y dos mil 200 calorías.

“La Encuesta demuestra que los consumidores no entienden el criterio de calorías y es sabido internacionalmente la enorme dificultad que existe para que la población lo utilice como un instrumento para regular su ingesta diaria”, añade Espinosa.

El objetivo de los etiquetados frontales, de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, es que sean visibles, simples, entendibles, de rápida lectura y que lleven a la elección de alimentos más saludables. De estos parámetros, ASA enfatiza que el nuevo etiquetado de Cofepris sólo cumple con el primero.

 

La mexicana, una dieta muy dulce 

La OMS establece que el consumo de azúcares libres debe representar menos del 10 por ciento de las calorías que consume al día tanto una persona adulta como un niño, señalando que una reducción por debajo del 5 por ciento de la ingesta calórica total produciría beneficios adicionales para la salud.

Para una persona adulta esto representa 25 gramos o 5 cucharadas cafeteras al día, mientras que para un niño es 19 gramos, es decir aproximadamente 4 cucharadas.

La OMS refiere que un máximo recomendable en un consumo diario es de 50 gramos.

Ahora bien, los niveles establecidos por el GDA y Cofepris se basan en una ingesta de 90 gramos. De esta forma, un refresco de 600 mililitros, por ejemplo, tiene un etiquetado frontal donde señala que contiene el 70 por ciento de “nutrimentos diarios” de azúcar, mientras que de acuerdo al criterio de la OMS para adultos, debería de indicar: azúcar 126 por ciento si se considera la recomendación del 10 por ciento y 252 por ciento si se considera la recomendación del 5 por ciento.

Por lo tanto, el etiquetado GDA es un sistema que no es entendible, ni por los consumidores, ni por estudiantes de nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública, quienes fueron consultados en análisis anteriores.

 

“El criterio de calorías no es útil para un etiquetado frontal ya que no es un concepto claro para la población y no es posible utilizarlo para un cálculo en la dieta diaria”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.