julio 24, 2021 11:21 AM

Legalizar la amapola es legalizar a las mafias: Buscaglia

FERNANDO BELAUNZARÁN. Inciativa a debate.
FERNANDO BELAUNZARÁN. Inciativa a debate.

La iniciativa que discute la Comisión de Salud del Congreso de la Unión, en San Lázaro, ha empezado a generar una gran controversia entre analistas y legisladores, ya que mientras unos consideran que “impulsaría a la industria farmacéutica, y beneficiaría a las comunidades rurales de las sierras de Sinaloa, Durango y Chihuahua”, por otro lado, “construiría un paraíso para narcotraficantes y drogadictos a la heroína”.

“Si logramos legalizar la amapola, obviamente regidos por los acuerdos internacionales que emite la ONU, el impacto económico en el país sería amplio, porque daría a nuestro país la posibilidad de producir y exportar legalmente medicamentos derivados del opio”, consideró Fernando Belaunzarán, diputado federal por el PRD, autor de ese proyecto de ley.

No obstante, para el doctor Edgardo Buscaglia, profesor de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, esa medida legalizaría a las grandes mafias de México, sobre todo las que operan en Sinaloa y Durango, porque veríamos que con los miles de millones de dólares que han salido del narco, se empezarían a comprar tierras para cultivar amapola, y entonces tendríamos que las mafiosos más buscados del mundo, serían en un futuro inmediato los grandes empresarios de la industria farmacéutica mexicana.

El argumento de Buscaglia es que México no está listo ni para legalizar ni el consumo, ni la producción de droga de manera responsable, porque para ello primero debe determinar cómo haría para impedir que al mercado farmacéutico entren capitales sucios, o impidiendo que menores de edad consuman la droga; en países que hacen las cosas en serio, tienen mecanismos de detección de capitales sucios muy avanzados, que en México brillan por su ausencia, “por el pacto de impunidad existente.”

Buscaglia recomendó a los legisladores que, en lugar de legalizar drogas psicoactivas, mejor se pregunten cuáles son las instituciones que México no tiene hoy en día funcionando.

Dos de ellas, dijo, son las de control patrimonial, la cual impediría que a la industria de la amapola lleguen capitales sucios, y las instituciones de prevención de salud pública, que impidan que menores de edad consuman la droga.

“Es decir, que la legalización de una droga no sea el paraíso para narcotraficantes ni para drogadictos. Y para ello se necesitan instituciones funcionando que por el momento México no tiene, por lo tanto la legalización de esa droga, conduciría a la legalización de las mafias”, observó Buscaglia.

Para la diputada del PRI, Francisca Corrales, la sola propuesta la hace pensar en lo peor por los niveles de violencia que pudieran desatarse en la sierra de Sinaloa, que es donde más se produce esa droga.

“En México aún no estamos listos para legalizar un psicotrópico, porque, ¿cómo impides que no comercialicen ilegalmente? ¿O cómo impides que parte de esa droga producida legalmente, se vaya a otros países de manera ilícita? ¿Cómo impides que la consuman en nuestro país? No tenemos los mecanismos para evitar algo así”, observó la legisladora, quien es originaria de Cosalá, un municipio que, históricamente, ha destacado por producir drogas ilícitas.

En opinión del diputado Belaunzarán, tanto Corrales como Buscaglia no están viendo todo el panorama, porque la situación de inseguridad “ya no puede empeorar”, y que lo mejor sería darle una oportunidad a un cultivo ilícito.

SEMBRADÍO DE AMAPOLA. Negocio ilegal.
SEMBRADÍO DE AMAPOLA. Negocio ilegal.

“Durante sexenios hemos notado y vivido, que la violencia no es la mejor manera para acabar con el problema. Y ni aun cuando el gobierno presume que ha hecho arrestos importantes de capos del narcotráfico, el problema no se ha acabado. Demos una oportunidad y legalicemos la droga, claro, cumpliendo las regulaciones internacionales”, sugirió Belaunzarán, en entrevista con Ríodoce, en San Lázaro.

Informado sobre esta propuesta, Buscaglia reconoció que las intenciones del legislador “son buenas y loables”, pero que la realidad es otra, y que las consecuencias pudieran resultar funestas a corto, mediano y largo plazo.

“En la medida en que se legalicen psicoactivos derivados de la amapola, sin tener instituciones que impidan la entrada de capitales sucios a la industria legalizada, sin tener mecanismos que impidan que menores consuman la droga, lo que vas a tener es una explosión social”, insistió.

A lo que Belaunzarán dijo: “Con supervisión internacional, lo podemos hacer. Y en lugar de dar una opción para el narco de hacer heroína, demos la opción a la industria farmacéutica para hacer morfina, suplir a nuestro país, y suplir a otros países que deseen comprárnosla, y dándoles una industria a las comunidades de la sierra”.

De acuerdo con datos de la ONU, actualmente existen 18 países en el mundo que cultivan legalmente amapola, aunque su consumo se hace en todo el mundo, lo cual está generando escasez de productos derivados del opio.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.