abril 20, 2021 6:42 AM

El gran simulacro

EDGARGO BUSCAGLIA. Hay un pacto de impunidad.
EDGARGO BUSCAGLIA. Hay un pacto de impunidad.

El pasado 8 de abril, el gobierno de Estados Unidos reveló que el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), se había convertido en el grupo criminal más poderoso de México y de todo el hemisferio occidental del planeta. No obstante para el analista Edgardo Buscaglia, profesor de la Universidad de Columbia, ese anuncio no es sino una pantomima mediática que expone el gran simulacro de México en su guerra contra el narco. “La realidad es que el Cártel de Sinaloa sigue siendo el grupo más poderoso, más organizado y con miles de tentáculos legales y políticos que les permite mover todo su sistema, e incluso, disponer de estructuras judiciales en México y Estados Unidos para castigar a sus enemigos”, subrayó el analista.

La noticia de que el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) era el grupo  criminal más poderoso de México pareció hacerle gracia a Edgardo Buscaglia, que no dudó un instante para afirmar que el Cártel de Sinaloa sigue siendo, y por mucho, el cártel más poderoso en todos los países occidentales del planeta.

Ni el arresto de uno de sus líderes Joaquín el Chapo Guzmán, ni los golpes a la fracción comandada por Ismael el Mayo Zambada, que incluye arrestos a hijos, hermanos y lugartenientes, parece haber mermado en lo absoluto a esa organización criminal. Todo lo  contrario, el grupo de Sinaloa parece más fuerte que nunca, y el que las autoridades de México y Estados Unidos quieran mostrar lo contrario es otra cosa.

“Una empresa criminal como el Cártel de Sinaloa se caracteriza por los activos, no por las personas. Las personas se reemplazan, y es lo que ha ocurrido con ellos: al momento que arrestan a uno, el reemplazo ya está listo, igual que ocurre en el mundo legal con empresas como IBM o Apple; Se murió Steve Jobs, y no se cerró la empresa, sino que fue reemplazado y Apple continuó creciendo”, explicó Buscaglia, en entrevista con Ríodoce.

“Lo mismo ocurre con las empresas criminales en donde hay toda una cadena de mando, y una cadena de reemplazos cuando sus directivos son detenidos, o asesinados. Y Sinaloa es el grupo criminal más sofisticado en el mundo en cuestión de reemplazar a sus líderes cuando éstos son muertos, o arrestados”.

En abril de 2010, el fallecido periodista Julio Scherer entrevistó a Ismael el Mayo Zambada, y fue el mismo capo quien, años antes, corroboraría la observación de Buscaglia: “Me pueden agarrar en cualquier momento… O nunca. Pero sí me agarran, mi reemplazo ya anda por ahí”, dijo Zambada, en aquella entrevista.

“Es lo que digo; la capacidad de reemplazo que hay en esa organización, es absoluta”, insistió Buscaglia.

No obstante, lo que vuelve tan sofisticado al Cártel de Sinaloa no sólo es su capacidad de reemplazo, sino que el gobierno Mexicano continúe sin confiscarle los miles de millones de dólares con los cuales compran políticos, empresas lícitas, o partidos políticos.

“Es el único país en el mundo, donde los periodistas no cuestionan al gobierno por qué no confiscan esas grandes cantidades de dinero que esa organización maneja; es decir, se detuvo al Chapo Guzmán, a quien consideraban uno de los hombres más ricos del mundo, y sin embargo no se le confiscaron ni 50 millones de dólares, pero además, no se detuvo a ningún político asociado él”, cuestionó el académico, quien además es presidente del Instituto de Acción Ciudadana de México.

Y añade, incrédulo: “es la primera vez en la historia de la humanidad que se detiene al jefe, pero ningún político cae con él. Es una gran simulación lo que el gobierno mexicano ha venido haciendo. Castiga a unos jefes, premia a otros de la misma organización, y calla cuando se trata de indagar cómplices dentro del gobierno, lo cual es imposible”.

Respecto al CJNG, Buscaglia reconoce que creció a una tasa mayor que la del Cártel de Sinaloa, aunque las cantidades que manejan unos y otros son muy diferentes.

“En el mundo legal, cuando una empresa surge,  los primeros años son de muy alto crecimiento, y crecen a niveles muy altos; eso mismo sucede con las empresas criminales: las nuevas empresas crecen muy rápido, pero las que están consolidadas con sus activos intactos, son las que tienen el mercado, y es lo que ocurre con Sinaloa, a pesar de que se detengan o se asesinen a algunos de sus directivos; ellos tienen el poder”.

Un pulpo de mil tentáculos

Para Edgardo Buscaglia, el motivo por el cual el Cártel de Sinaloa se mantiene sólido es porque no les tocan sus activos patrimoniales, pero además porque se trata de un pulpo de mil tentáculos legales, y porque cuenta con contactos e influencia en el mundo de la política, y en el de los negocios lícitos en donde invierten su capital.

“Es un mundo, no de mil, sino de miles de tentáculos, no sólo en México sino en Estados Unidos, y en otras partes del mundo, incluyendo Centroamérica, Brasil, Argentina, Europa y Asia. Eso es lo que los hace tan poderosos: que sus redes financieras legales están muy escondidas detrás de capas y capas de empresas, y de políticos, que los protegen. En ese sentido es la organización más sofisticada gracias a la telaraña de empresas legales y de fideicomisos, y de políticos que la protegen. Desde esa perspectiva, el CJNG, los Zetas, o la Familia se miran como unos novatos”.

CJNG 1
PALABRA CLAVE. Texto que describe la foto.

 

¿Por qué no se toca a los políticos?

—Porque se pisarían la cola unos con otros. Y porque Enrique Peña Nieto no está dispuesto a pagar el precio político que ello representaría.

Explica: Para un país presidencialista, con una fiscalía que no es autónoma, que tiene que investigar a políticos o partidos políticos, es difícil hacer eso. Para ello se necesitarían tener fiscales autónomos, cosa que México no tiene. Pero lo grave es que México no tiene un presidente que esté dispuesto a pagar el costo político para hacer eso. Peña Nieto está más ocupado en abogar por sus casas blancas, y defenderse de los ataques, antes que lograr que México tenga un nivel de gobernabilidad y de Estado de derecho propio de un país.

“Y lo que ha ocurrido es que Peña Nieto ha tomado la vía fácil, que es tratar de gestionar la corrupción, y la delincuencia organizada deteniendo a algunos jefes y premiando a otros. Legalizando a algunos y penando a otros, esperando que ese tipo de aplicaciones de la fuerza judicial llegue a controlar el mercado criminal de la manera en que controlaba el PRI hace 50 años, a través de una paz mafiosa. Esa es un poco la estrategia del presidente”, explicó Buscaglia.

Entonces, el analista narra cómo hace unos meses se reunió con el hoy ex procurador General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, y con el grupo mayor del equipo de seguridad del presidente, explicándoles cómo el gobierno podía identificar a las empresas legales ligadas al Cártel de Sinaloa, o bien como identificar a la política mexicana que estuviera coludida.

“Yo veía que se les abrían los ojos impresionados, me entendían y me felicitaban, pero yo no sentía que tuvieran la voluntad política de entrar a limpiar  la casa como hizo Colombia o Italia. Noté por el contrario una gran simulación; el presidente y sus secretarios de estado simulan combatir a la delincuencia organizada, pero lo que hacen en cambio es premiar a algunos criminales, y castigar a sus enemigos. En el fondo es un sistema de premios y castigos mafiosos. Lamentablemente… me gustaría decir que no es así pero lo es”.

De acuerdo con el especialista, en México pueden capturar al Mayo Zambada, como capturaron al Chapo, y no caería un sólo político o empresario mexicano, como ocurriría en otros países del mundo. Y ello no ocurre porque en México existe un pacto de impunidad que opera desde hace años.

“No es una teoría mía, sino algo que ya fue admitido por funcionarios electos de alto nivel. Lamentablemente. Y mientras eso no ocurra, van a seguir llenando los espacios mediáticos con espectáculos de arrestos, pero no van a atacar lo que alimenta a toda empresa criminal, que son sus activos, que por otro lado, siempre buscan legalizarse”.

EL MAYO ZAMBADA. Líder del grupo más poderoso y estructurado.
EL MAYO ZAMBADA. Líder del grupo más poderoso y estructurado.

La guerra fría 

La detención del Chapo Guzmán, en Mazatlán, Sinaloa, en febrero de 2014, no generó un cambio violento en los mandos, y la transición fue pacífica.

“No hubo una matanza en Sinaloa gracias a los mecanismos de reemplazo que existen en la organización, y los enfrentamientos no se dieron”.

No obstante, reconoció la presencia de grupos criminales enemigos del Cártel de Sinaloa, que pudieran pelear el liderazgo al grupo sinaloense.

“En el mundo criminal existe gente que van a desafiar al grupo que ostenta el poder, eso ocurre en todo el planeta, pero lo que ocurre en el Cártel de Sinaloa es que el control absoluto que tiene, y que asegura todo el mapa patrimonial que rodea a los capos, e incluyen a empresas lícitas, a políticos, y en ese sentido, la transición del cargo del Chapo como líderes, hacia sus reemplazos, fue pacífico”.

Influyó mucho los contactos políticos, policiales y empresariales que el Cártel de Sinaloa tiene, gracias a que el narco ha financiado las campañas a todos los partidos en ese estado, incluyendo al partido del presidente Peña Nieto.

“El problema, al final, es político; no se están dejando tocar, porque todos se pisan la cola. Además que los patrimonios de los narcotraficantes están muy legalizados y diversificados, como es construcción, farmacéutica, turismo. No les llegan”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos