julio 24, 2021 4:46 PM

Agua y pan de Las Patronas: Defender a los migrantes centroamericanos y a los defensores

las patronas 0

A Norma Romero Vázquez, la conocen como “la patrona”. Es una mujer que no solo les da comida a los migrantes, también lucha y alza la voz por esos hombres y mujeres, en su mayoría centroamericanos, que pasan montados en “la bestia” —como llaman al tren que los traslada—, intentando cruzar fronteras rumbo a Estados Unidos, con la esperanza de una mejor vida.

 

Ella forma parte del grupo “Las patronas”, el grupo que está nominado para recibir el premio Princesa de Asturias.

 

Todos los días, a las diez de la mañana en punto, Norma —junto con un grupo de 14 mujeres y dos hombres, originarios de La Patrona, en el municipio de Amatlán de los Reyes, Veracruz—, se dan cita para empezar sus labores, en lo que ellas llaman la casa.

 

Preparan frijoles, pican verdura, cocinan cualquier cosa que algún donador les haya hecho llegar. Llenan bules con agua y los amarran con una cuerda de dos en dos, echan la comida y panes en bolsas de plástico, alistan todo para caminar rumbo a las vías y estar preparadas para la hora que pase el tren por la comunidad.

 

Cuando ven el tren a lo lejos se ubican en diferentes puntas y a cierta distancia una de otra. Unas con agua, otras con los “lonches”, y empiezan a ondear los brazos como si quisieran parar a la bestia, pero a lo mucho logran que el maquinista baje un poco la velocidad.

 

Las siluetas, mayormente de hombres, se dejan ver colgados por los costados del tren, mientras que “Las patronas” les lanzan las bolsas de comida y agua. Esa labor humanitaria la iniciaron desde 1995.

 

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) considera que México tiene una larga tradición migratoria, no solo como país de origen, sino de tránsito y destino. Veracruz, junto con Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Tamaulipas, son los estados que componen la red ferroviaria y que integran las rutas más importantes de tránsito para los migrantes.

 

A pesar de que no existen cifras oficiales, la OIM estima que anualmente ingresan de manera irregular, por la frontera sur de México, alrededor de 150 mil migrantes en su mayoría centroamericanos. Organizaciones de la sociedad civil indican que el promedio anual podría ser de hasta 400 mil, debido a que no cuentan con papeles y no existe un registro certero de datos.

 

Norma Romero Vázquez fue invitada a Culiacán por la Junta de Asistencia Privada para dar una plática durante la presentación del informe 2014, y posteriormente concedió una entrevista a Ríodoce. Dijo que la migración es un problema que va a seguir, y que no se soluciona con más vigilancia en las fronteras, sino con mejores políticas y empleos en los lugares de origen.

 

“Cada día es más difícil la situación no solamente en Centroamérica, sino también en nuestro querido México, nosotros como mujeres del campo estamos viendo que las oportunidades se nos están cerrando, también a muchos de nuestros jóvenes, esa es la preocupación que tenemos”.

 

Ellas, agregó, no son de dinero, pero sí ricas porque reciben muchas bendiciones: “somos ricas hoy en día de muchas bendiciones de parte de todos ustedes y de parte de todos los migrantes que han podido pasar por nuestro lugar y que se les ha tendido la mano y donde hemos visto caer muchos de ellos mutilados, muchos de los que también han fallecido y nos duele, nos duele la situación que atraviesa el hermano centroamericano, debido a la situación que existe en su país”.

 

Las mujeres que pertenecen al grupo de “Las patronas”, tienen un rol de actividades en el que definen a quien le tocará hacer la comida cada día. Norma Romero reveló que en un principio recibieron algunas críticas por parte de la comunidad, les cuestionaban si eran mujeres que no tenían nada qué hacer, o si no tenían marido qué atender.

 

“Claro que somos mujeres de hogar y tenemos hijos, pero debemos organizarnos, porque si no nos organizamos no podemos ayudar. Al marido lo despachamos temprano, bien comidito, con su lonche, y a los hijos a la escuela. Después nos vamos a hacer lo que nos corresponde (en el grupo de ayuda)”, comentó.

 

 

Más allá de una comida…

 El grupo de ayuda humanitaria al que representa Norma, se ha hecho conocido por el alimento y la singular forma de llevárselo a los migrantes. Pero su labor va mucho más allá, de solo brindarles una bolsa con comida y agua.

 

“Nosotros ahorita hemos estado aprendiendo que no solamente era dar de comer, sino también darle acompañamiento; cuando una persona se cae tenemos que llevarlo al hospital, darle seguimiento para que tenga la atención necesaria y también para ver lo de sus prótesis”.

 

El grupo de las patronas es uno de los más de 60 albergues y comedores que trabajan en coordinación con el Obispo Raúl Vera López, un fraile dominico, que desde el 2000 está al frente de la Diócesis de Saltillo.

 

Monseñor Raúl Vera recibió en el 2010 el premio de la Fundación Rafto para los Derechos Humanos, por sus trabajo en la defensa de los transmigrantes centroamericanos, los homosexuales, indígenas, los deudos de la mina de Pasta de Conchos, los familiares de desaparecidos de la guerra contra el narcotráfico, entre otras labores no menos importantes.

 

El grupo de ayuda humanitaria perteneciente a Amatlán de los Reyes, trabaja también con el padre Juan Pantoja Cortés, Fray Tomás González y con el Padre Alejandro Solalinde.

 

“Somos una red donde todos estamos trabajando en apoyo al ser humano, y sobre todo en defensa no solamente de los migrantes sino también de los defensores, hacer un trabajo de estos implica también un poco de cuidado, porque siempre andamos alzando la voz por ellos”, explicó Romero Vázquez.

 

Respecto al padre Solalinde que está encabezando el Viacrucis Migrante, y los problemas que ha tenido incluso que el propio Instituto Nacional de Migración ha intentado detener…

—Sí, que es una situación muy triste, porque es lo que yo decía. No solamente se está agrediendo al migrante, se está agrediendo también a los defensores, en el aspecto de que por alzar la voz y por pedir, porque estamos pidiendo, son personas que están padeciendo maltrato.

 

“Son personas que padecieron violaciones, que han padecido secuestro y que lo único que se está pidiendo es que haya visas humanitarias para aquel que desee pasar, porque muchos de ellos, su único deseo es pasar México”.

“¿Por qué el gobierno no puede ayudarnos? ¿Por qué no nos escucha?, no queremos pelear con ellos, no queremos; simplemente por favor atiendan a estos casos que muchos de ellos atiendan a ser refugiados porque vienen huyendo de la violencia de su país”.

 

—Norma, ustedes, “Las patronas”, ¿han tenido problemas con el crimen organizado?

—Pues mira, si hemos tenido presencia, muchos quieren saber cómo estamos trabajando, de dónde sacamos recurso, quién nos lo da. Nos hemos dado cuenta porque los migrantes cuando llegan a nuestra casa, lo que requieren es comida, descanso y dormir, en cambio el que vienen solamente viene y te dice: y cómo le hacen y de dónde sacan los recursos, es otro interés.

“Los migrantes no te preguntan eso, porque es lo que menos les interesa a ellos. Ellos lo que desean es comer, dormir y ver lo de sus pies, que vienen enllagados.

“Pero en cuestión de aquello (refiriéndose al crimen organizado), hemos tenido como vigilantes, nosotros siempre hemos sido muy claros y hemos dicho, todo lo que está aquí, todo lo que ustedes ven, es esto. Es todo donado y todo se trabaja en apoyo con fundaciones que nos dan el recurso”.

 

Son 20 años desde que empezaron, ¿cuál es el siguiente paso?

Bueno mira, nosotros ahorita, nuestro paso a seguir muy aparte de ayudar a los migrantes, queremos ver que hacemos por nuestra comunidad, generar un poco de trabajo.

 

“Estamos viendo ahorita lo que es el café, queremos ver la manera de apoyar a la gente de nuestros lugares, pero también a la gente de otros lugares, que son gente cafetalera, que son gente que tienen el producto pero no tienen como sacarlo.

“Estamos viendo también mucha gente que sabe de costura, que sabe de tejidos, bueno buscar una manera de sacar todo ese producto y ver de qué manera se les puede ayudar a ellas, porque nuestra intención no es solamente ayudar al migrante, sino también ayudar a nuestras comunidades de origen”.

las Patronas 03

 

Premio Princesa de Asturias

 

En el año 2013 el grupo de “las patronas”, recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos, en ese momento la activista Norma Romero Vázquez, fundadora del grupo, dijo que el premio le implicaba mayor compromiso de llevar el mensaje aún más lejos.

 

Ahora, dos años más tarde, “Las patronas” ya han llegado más lejos con su mensaje y muestra de eso es la postulación al Premio Princesa de Asturias 2015, que tienen como objetivo contribuir a la exaltación y promoción de los valores científicos, culturales y humanísticos; los premios son entregados en una ceremonia solemne que se llevará a cabo en octubre de este año, en el Teatro Campoamor de Oviedo, España.

 

La propuesta inició por la señora Laura Castán, una ciudadana española, cercana al grupo veracruzano de ayuda humanitaria, y respaldada por universidades mexicanas y españolas; y diversas organizaciones sociales, a través de la página change.org, están recabando firmas de apoyo para que consigan la candidatura, ya que hasta el momento solo es una propuesta.

 

“Por un lado nos sentimos felices por la postulación al Premio Princesa de Asturias, por un lado nos da mucha alegría, pero por otro lado nos entristece la situación de los migrantes, porque ya nos han premiado por lo que hacemos por los migrantes, y ellos están siendo golpeados duramente”, dijo Romero Vázquez.

 

¿No ven esta nominación como una oportunidad para exponer y llevar el mensaje de la situación que viven los migrantes centroamericanos a su paso por el país?

—Por un lado lo vemos de esa manera, pero por otro si te dan una nominación, hay que alzar más la voz. Los premios requieren eso. Para mí significa compromiso, responsabilidad.

 

“No solamente te debes sentir contenta por un premio. Te haces a ti decirte ‘tienes que alzar la voz con mucho más fuerza y sobre todo llevar al frente la lucha que estamos haciendo por los migrantes, no solamente centroamericanos, sino también por nuestros Mexicanos que son miles que están saliendo de nuestros pueblos’”.

 

En un comunicado publicado el pasado 11 de abril, en su página oficial de facebook, el grupo de mujeres agradeció el apoyo a quienes las propusieron para el premio Princesa de Asturias, así como al Senado de la Republica por darle seguimiento a la postulación.

 

Hicieron un llamado a las autoridades para que no obstaculicen su labor ni la de otros defensores de derechos humanos, y sobre todo, “el camino de los migrantes como es el caso de la situación actual del viacrucis migrante encabezado por el padre Solalinde”

 

Es tiempo, agregaron a través de este comunicado, “de afrontar nuestra realidad y reconocer que las causas que llevan a las personas a abandonar sus hogares no están ni cerca de ser resueltas, por lo tanto la migración tampoco se detendrá”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.