miércoles, agosto 4, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Las razones del corazón

las razones

Arturo Ripstein es uno de los directores mexicanos más interesantes, y aunque en su filmografía existen títulos que la crítica no ha tratado del todo bien, hay otros que han sido aclamados. Lo cierto es que sus películas tienen un sello muy interesante que las caracteriza.

Con el director pueden suceder una de dos cosas: lo tomas o lo dejas, o te gusta o lo detestas, y con su último trabajo: Las razones del corazón (México/España/2011), versión libre de Madame Bovary de Gustave Flaubert (adaptada por Paz Alicia Garciadiego, su esposa y guionista de cabecera), no es la excepción.

Ripstein dio mucho de qué hablar con este filme, cuando consideró que no se le trató bien en el Festival de San Sebastián, en el 2011, y al que dijo que no volvería, por lo que arremetió contra el jurado de “chapuza” de esa ocasión: Frances McDormand (“una actriz que nunca ha salido de Pensilvania y que no sabe leer subtítulos porque nunca había visto una película con ellos”); Guillermo Arriaga (“un guionista mexicano, enemigo personal, tan megalómano que hace que la basura que escribe parece oro”); y Álex de la Iglesia (“al que yo le había ganado una Concha de Oro en otro festival. Y eso no se olvida”).

En la cinta, a Emilia (Arcelia Ramírez) se le vino el mundo encima: teme que  le embarguen el departamento, porque debe una fuerte suma de dinero, pero se esconde una y otra vez para que crean que la casa está vacía, y no atiende a los recados que le llegan a través de la metiche encargada del edificio.

Su amante, un músico cubano que vive en la azotea, ya no quiere nada con ella, a pesar de que le pone todas las condiciones a su favor. Él simplemente dice que no.

Su hija le reclama que nunca se baña, la casa siempre está sucia, y jamás le hace de comer, por lo que mejor opta por irse a la casa de su abuela materna, quien tampoco quiere apoyar en ningún sentido a su hija.

Termina aceptando la propuesta de uno de sus vecinos que la corteja, a ver si logra sacarle algo de dinero, para ayudarse con la deuda.

Para colmo, su marido, quien aparenta ser un buenazo despistado que no se entera de nada, le dice que no puede pedir dinero por adelantado ni tener las vacaciones cuando ella lo desea.

La solución que toma para salir de sus problemas, tal vez no sea la mejor, pero definitivamente, la librará de todo lo que la aqueja.

La característica principal del cine de Ripstein está ahí: sus interesantes planos secuencia que permiten a los actores explayarse en sus actuaciones, que hacen la cinta un tanto teatral, más si se le añade que Las razones del corazón se desarrolla, prácticamente, en un departamento (perfectamente ambientado para dar a entender el desánimo de la protagonista).

Las actuaciones son excelentes: es Arcelia Ramírez quien sostiene la película, porque es la que más aparece, pero lo mismo Patricia Reyes Espíndola, Plutarco Haza, Alejandro Suárez, Vladimir Cruz y el resto del elenco están muy bien, aunque en el caso de algunos sus apariciones sean muy pequeñas.

La cinta, filmada en blanco y negro, la puede ver en esa página que se ha vuelto una gran opción ante tanta superficialidad de las marquesinas: mubi.com. No se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.