julio 25, 2021 3:17 AM

Y la madre verdad llegó

ANABEL HERNÁNDEZ. Sacudirse el fango de la impunidad y la corrupción.
ANABEL HERNÁNDEZ. Sacudirse el fango de la impunidad y la corrupción.

Leonidas Alfaro

Con motivo de un aniversario más de Ríodoce, el semanario invitó a la prestigiada periodista Anabel Hernández, para que en el marco de las festividades, desarrollara una conferencia en la Casa de la Cultura de la Universidad Autónoma de Sinaloa. El tema: narcotráfico.

La conferencia se desarrolló el día 4 de marzo pasado ante un lleno total. El preámbulo estuvo a cargo del director de Ríodoce, Ismael Bojórquez, quien nos dio a conocer el amplio currículum de la periodista: publica en Milenio, El Universal, Reforma y Proceso, y también ha sido partícipe de sonados casos periodísticos en los que ha puesto al descubierto a personajes muy importantes del engranaje administrativo, policial y político de la nación. Anabel tomó el micrófono y de inmediato fue a lo suyo.

La autora de los libros México en llamas y Los señores del narco, nos describió una larga lista de hechos que confirman, por demás abrumadora y contundente, de cómo y por qué la clase política en contubernio con narcos y una variedad nada impresionante de mercaderes, se han apoderado de los destinos económicos, políticos, culturales y sociales del país.

De todo esto se puede rescatar, como novedad, pero para nada impresionante: “Que el ataque a los 43 estudiantes de Ayotzinapa no fue casual, fue planeado”. Todo lo demás fue una descripción que todos los mexicanos sabemos, y en particular, en el asunto del narco, los sinaloenses somos mano, por eso algunos salieron renegando que la invitada no dijo nada relevante; y es que la mayoría no  considera que la periodista esta vez vino a la cueva del lobo, y lo que expresó se los dijo a sus orejas, cosa que nadie se atreve. Pero estimo que el verdadero valor de su exposición fue su intento de sacudirnos, de hacernos reaccionar para que nos atrevamos a opinar, a externar qué hacer ante la situación que ahora estamos viviendo como sociedad. Una sociedad que se ahoga en el fango de la impunidad y la corrupción.

Impulsado por la invectiva, me permito reclamar a nuestros gobernantes de todos los niveles, en especial a los diputados estatales, federales, senadores, presidentes municipales, gobernadores, secretarios de estado, y por supuesto, al Presidente de la República, por tener en cuenta que son los inmediatos responsables de lo que como sociedad y nación nos ocurra, que respondan a sus obligaciones esenciales que es la de velar por los intereses y seguridad de los mexicanos.

Les propongo consideren un plan nacional de promoción cultural y justicia que contemple:

1.- Una revisión de los programas de enseñanza académica desde pre escolar hasta profesional. En principio se vislumbra que algo anda mal, pues los alumnos de las instituciones oficiales, en su mayoría salen de sus carreras con notables deficiencias, algunos sin saber leer e interpretar a conciencia sobre qué y cómo hacer para desarrollar sus actividades. No exagero si me refiero a que algunos no saben ni cómo llenar una solicitud de empleo.

2.-Una revisión al sistema y profesorado desde pre escolar hasta nivel universitario, porque son  parte de las fallas que se manifiestan. Una gran mayoría no sabe qué significado tiene ser apóstol de la enseñanza, menos cuál es la responsabilidad de un maestro, muchos estiman que sólo es necesario asistir a las huelgas y manifestaciones que sus líderes les ordenan. Existen maestros, por ejemplo de literatura, pero que su preparación es de leyes.

3.-Desarrollar una promoción permanente al hábito de la lectura, no únicamente en los centros escolares y académicos sino en cada uno de los barrios integrados a los municipios. A los mexicanos nos hace falta entender lo que leemos. Saber leer, nos permitirá saber elegir. Santa Teresa de Jesús nos lo dijo muy claro: Si lees serás conductor, si no lees serás conducido.

La promoción del arte nos abrirá mejores horizontes. Es importante desarrollar programas que nos involucren con el teatro, la danza, la pintura, la escultura, el canto. Formar grupos de barrios integrados a municipios, abriendo centros que promuevan estas enseñanzas y desarrollen  certámenes que permitan la superación.

Los deportes también deben tener una atención especial. En este rubro existen avances con los diversos torneos que se desarrollan en futbol, por ejemplo, pero existen muchos otros deportes que deben incrementarse: basquetbol, béisbol, tenis, natación, atletismo por citar algunos; y por favor, impongan el retiro definitivo y total de  bebidas embriagantes de los centros deportivos.

4.- La investigación científica y académica debe ser respaldada con mayor decisión, pero sobre todo, con más recursos. Existen países como Corea del sur con un presupuesto de hasta el 36 por ciento de su gasto público a favor de estos rubros, mientras en nuestro país apenas rebasa el 1 por ciento, pero todavía lo más desolador es que no existe un sistema que garantice los avances. Ejemplo, los inventores mexicanos prefieren llevar sus logros a otras naciones porque aquí, en este su país no se le otorgan apoyos, pero a veces hasta los tildan de locos.

5.- A favor de la paz y la seguridad social, es muy importante se tomen en cuenta que para combatir la CORRUPCIÓN es necesario aplicar LA JUSTICIA. Es tan sencillo. Ustedes lo saben de sobra, no es necesario más policías, ni soldados, ni mayores penas. Sólo la aplicación correcta de las leyes.

6.- Para lograr un importante descenso del consumo de marihuana y heroína, sugiero la regulación de la siembra de marihuana y amapola en las zonas serranas. Con la gente de las zonas aludidas se podrían organizar agrupaciones tipo ejido para que siembren y sustraigan de tales hierbas las sustancias y sean comercializadas en los laboratorios productores de medicinas. Con los capitales que esta actividad arroje se podrán desarrollar programas sociales: construcción de escuelas, centros recreativos, deportivos, culturales, hospitales y universidades para reintegrar a los miles, tal vez millones de mexicanos que han sido desplazados, en su mayoría de manera violenta, hechos en los que muchos han sido asesinados; creo que los miles de desplazados que ahora viven huyendo, o viviendo en lugares inadecuados y lejanos, bien merecen se les haga justicia integrándolos a sus lugares de origen y darles medios de trabajo y respaldo social.

Tengo la plena convicción que todo esto se puede desarrollar, si existe en ustedes los gobernantes, una positiva intención de imponer la justicia y el orden. La forma y los medios también está en sus manos; la voluntad es la que cuenta.

leonidasalfarobedolla.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.