julio 31, 2021 7:19 PM

Sigue “reservada” la información del atentado en Choix

JUAN ACOSTA. “No tengo relación alguna con el narcotráfico”.
JUAN ACOSTA. “No tengo relación alguna con el narcotráfico”.

El alcalde de Choix, Juan Acosta Salas, sobrevivió a una ráfaga de fusil AK-47, cuerno de chivo, en un atentado en donde parte de su gabinete político también resultó lesionado, incluyendo a su esposa. Y desde su cuarto de hospital habla.

Está en su último día de hospital. Recién acaba de recibir curación en sus heridas quirúrgicas en la región gástrica por impactos de bala. Después, él recibiría la segunda visita del gobernador, Mario López Valdez, en poco menos de una semana de convalecencia. En ella se le prometió blindarlo, cuando menos con un vehículo y más vigilancia personal.

En unas horas más, el presidente municipal abandonaría el hospital privado. En el nosocomio aún queda su esposa María Luz Lerma de Acosta y su chofer, Leonardo León Palafox, quien es el más grave. El director de la Dirección de Desarrollo Municipal (DIDESOL), Lauro Melchor Cota Sánchez, y el tesorero Clemente Cota, ya han abandonado el hospital, pues el primero cicatrizó mejor de sus heridas y el responsable del dinero municipal sólo fue lesionado en sedal y por esquirlas. Por eso llegó a pie al hospital.

La voz se le escucha más ronca, pero firme. No se duele de nada. No hay un dejo de dolor, ni tampoco de coraje. Él acepta recibir un telefonazo para una entrevista con Ríodoce. No pone tema ni duración, pero una mujer explica que responderá el celular personalmente, media hora después de que le curen las heridas.

—¿Qué hará después de abandonar el hospital?

—Me iré a mi casa, a convalecer, por prescripción médica.

—¿Trabajará?

—Atenderé lo que pueda desde allí. Yo quisiera reintegrarme al trabajo, pero los médicos no me dejan. Tendré que hacerles caso.

—¿Piensa en renunciar?

—No, no lo pienso. No lo voy a hacer. Yo no le debo nada a nadie, como para hacer lo que me hicieron. Siempre me he dedicado a trabajar. En mis tortillerías, en la compra de ganado, en la de ajonjolí, en mi hotel. Cuando fui funcionario siempre busqué el bien común de todos los ciudadanos. Ahora de alcalde siempre busco desarrollar las comunidades, porque ese es el bien común. Siempre pongo primero la colaboración de la gente con el gobierno. No veo cómo alguien se pudo ofender con eso.

—¿Tiene en mente el nombre de alguien que pudo ordenar su muerte?

—No. Yo no tengo enemigos de esa clase. Ni la Procuraduría me lo ha dicho, para no enturbiar las investigaciones. Ellos no me dicen nada a mí.

—¿Algunos de sus competidores de mercado?

—No, siempre hemos fomentado la libre competencia. Nunca hago acuerdos que afecten a mis paisanos. Siempre busco el mejor precio para ellos. Lo justo.

—¿Rencillas familiares?

—No, nunca.

—¿Algún altercado con los líderes del Triángulo Dorado?

—No sé de quién hablas en específico, pero si te refieres a los dos nombres que se conocen, te puedo decir no, que no, que no tengo relación alguna con ninguna de esas personas. Mi municipio está tranquilo. La cabecera municipal es tranquila. Si hay problemas de inseguridad por cuestiones ajenas al municipio es en la parte alta de la sierra, en donde nosotros no podemos llegar con ayuda suficiente. Nunca me han atacado en la cabecera municipal, y siempre ando desarmado, sin seguridad y sin custodios, ni en carro blindado. Nos atacaron en un municipio ajeno, en El Fuerte, en donde yo no tengo injerencia. ¿Por qué? Yo no lo sé.

La versión oficial es que son Adelmo Núñez Molina el Lemo y Benito Portillo Gil los dos bandos que se disputan el control del Triángulo Dorado. En la última gira del alcalde por la sierra de Choix fue a El Pichol, colindante con San Rosa, Chihuahua, sitio que se cree bajo el dominio del primero, a inaugurar una clínica rural en donde los habitantes aportaron 5 millones de pesos en tres años.

Ahí en su discurso, Acosta Salas ponderó la colaboración de la gente con su gobierno y ofreció que siempre estaría con ellos.

—¿Su discurso en El Pichol…?

—Si lo recuerdo, y no creo que eso fuese una causa pues voy a las dos bandas del río y en cualquier acto siempre halago la cooperación de la gente y ofrezco el apoyo de mi gobierno para ellos. No veo una causa para el ataque en ello.

—¿Cómo va el proceso de los acusados de ser los responsables de su ataque?

—No sé. La Procuraduría no me informa nada, para no entorpecer las investigaciones. Y eso, para mí es lo mejor. Adiós.

Tras los intelectuales

El Procurador General de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera Gómez, afirmó que ya se tiene la primera orden de aprehensión sobre los dos autores intelectuales que contrataron los servicios de una célula para emboscar y asesinar al alcalde de Choix, Juan Raúl Acosta Salas.

Sin embargo se negó a confirmar el nombre. “Es información reservada”, respondió.

Dijo que tiene certeza de que los acusados de ser los perpetradores del ataque, Hermes Etzhaní Castro Armenta, jefe de la célula; Víctor Agustín Torres Macedo, gatillero; Jimmy Omar Rodríguez Villareal, conductor de la fuga, y la mujer del segundo, Nora Haimme Espinoza Acuña, quien cuidó el armamento al momento del ataque, recibirán auto de formal prisión.

NARCOMANTAS. “Mensajes entre ellos”, dice la autoridad.
NARCOMANTAS. “Mensajes entre ellos”, dice la autoridad.

Resurgen narcomantas

La mañana de este jueves, al menos dos mantas con narcomensajes fueron desprendidas de cercos perimetrales de escuelas públicas.

En ellas se delatan nombres de quienes pudieran estar atrás de la serie de ataques a civiles, en la sierra de Sinaloa. Las mantas fueron instaladas en el sector norponiente de la ciudad. La primera en la Universidad Autónoma de Sinaloa y la segunda en una escuela primaria. Ambas fueron retiradas por elementos policiales. Incluso se ofrecen conexiones con el vecino estado de Sonora.

El procurador, Marco Antonio Higuera Gómez, tomó con ligereza el asunto y dijo que la dependencia inició una averiguación previa.

“Pero no vemos gran cosa, excepto la imputaciones de civiles y sus nombres, que ya son del dominio público. En ellas no hay textos de reto a la autoridad, ni nada que se considere un delito. Pero de cualquier forma lo vamos a investigar”.

Gerardo Amarillas Gastélum, coordinador de la Policía Ministerial en la Zona Norte y director de la Policía Municipal en Ahome, dijo que el caso no tiene importancia para la zona de la costa, pues el letrero hace hincapié a los conflictos en la zona serrana.

“Me parece que es un asunto entre ellos, que son mensajes entre ellos y no para la autoridad”.

Y precisó que de cualquier forma, los elementos estarán en condiciones de enfrentar una escalada de violencia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.