julio 24, 2021 11:28 AM

Al Tribunal de Barandilla por faltas al bando de policía

barandilla 1

Christian es un joven que le gusta salir con sus amigos y divertirse. Cuenta cómo hace un par de semanas su novia que salió de viaje le dejó su carro y terminó detenido en barandilla, según narra, de manera arbitraria.

“Cuando manejo no me gusta tomar, me había tomado dos cervezas, iba a la casa de un amigo eran como las 12 y media de la noche, me cruce un semáforo en rojo y me detuvo una patrulla… no me trataron bien, solo cumplí las horas, pero los hijos de puta de los tránsitos valen v… los tránsitos me pusieron el alcoholímetro ya arrestado, no era retén, no iba ebrio y me pusieron que iba drogado y muy pedo”.

Él es uno de los 2 mil 220 detenidos que este año han tenido que cumplir de 12 a 36 horas en barandilla por faltas al bando de policía y buen gobierno del municipio de Culiacán. Jueves, viernes, sábado y domingo hasta cierta hora, es cuando más faltan se cometen, según informó el coordinador del Tribunal de Barandilla, Gabriel Rosario Peña González.

El año pasado, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Sinaloa recomendó al Tribunal de Barandilla que el personal de dicha dirección fuera instruido y capacitado en el ejercicio de la función de cada uno de los elementos.

Gabriel Peña informó que el mayor número de infracciones cometidas por menores  se dan entre las 9 a las 12 de la mañana en su mayoría en la zona centro urbana, y también de las 6 de la tarde a las 10 de la noche”.

“De las doce a las tres de la mañana es donde se practica la figura del alcoholímetro, cuando la Secretaría de Seguridad Publica ha buscado sorprender a las personas que conducen en estado de ebriedad”, comento Gabriel Peña.

De los detenidos este año, 185 son menores de edad, 57 mujeres y 2 mil 163 hombres.

—¿Las detenciones que se hacen son medidas recaudatorias?

—No, porque solamente el 18 por ciento de los detenidos paga la multa y el 82 restante cumple una sanción distinta.

Fernando es originario de Navolato pero radicado en Culiacán. El año pasado, junto a su novia, hoy su esposa, fue detenido por un retén al salir del cine que está ubicado en una plaza comercial Soriana, por el bulevar Zapata, “yo no había tomado nada, hasta enfermo de gripa o algo así traía, pero la mujer que se puso alegar con los polis y que me llevan”.

“Estuvo de locos, como no traía dinero no pagué fianza, de repente habíamos como 15 en la misma celda y yo vi que dos se empezaron a pelear, imagínate casi todos estaban borrachos, yo me hice a una esquina para no meterme con nadie, pero luego hasta a mí me empezaron a empujar.

“Ningún policía dijo nada y había un señor ya grande que lo agarraron porque estaba tomando en su casa pero salió a recoger a su hija a una fiesta y lo pararon, eso me contó, bueno el pedo es que ese señor empezó a calmar la bronca con todos, y hasta terminamos contando todos nuestras cosas, casi abrazados”, dijo riéndose Fernando.

Desde septiembre del año pasado, el proceso al ser detenido en un operativo anti alcohol cambió, de ser enviado el vehículo a la pensión, ahora se lleva a barandilla y al cumplir con las horas establecidas se pagan 532 pesos por concepto de “arrastre de grúa”, aun cuando las grúas que se llevan las unidades son de Tránsito, o incluso hay ocasiones que los propios elementos se llevan las unidades manejando.

“Si va una persona sobria con el conductor que lleva licencia y que está de acuerdo el conductor en entregárselo, ese vehículo se lo lleva al lugar solamente cuando la persona viene sola o los acompañantes van en el mismo estado que él, entonces el vehículo se trae al tribunal de barandilla.

“Es entonces que con el mismo juez una vez que obtiene su libertad manda pedir su documentación o viene el propietario por el que acreditan la propiedad y previo el pago nada más del arrastre del vehículo del traslado aquí, él se lleva su vehículo otra vez” informó el coordinador de barandilla.

GABRIEL PEÑA. Dos mil 200 detenidos este año en barandilla.
GABRIEL PEÑA. Dos mil 200 detenidos este año en barandilla.

—¿Cuáles son los delitos más frecuentes y qué sanciones tienen?

Primeramente el consumir bebidas embriagantes en la vía pública, segundo conducir en estado de ebriedad, tercero es el de causar molestias con palabras altisonantes en la vía pública, tener ruidos en exceso hacia los vecinos, es la música regularmente. La otra es entorpecer la labor policial.

“Si hacemos nosotros una comparación del número de personal que está trabajando en el área operativa de la aplicación de sanciones y en el área de vigilancia, vemos que está muy por encima el costo de lo que se gasta en el aparato burocrático por así decirlo, por otro lado se les amonesta y hacen trabajo comunitario”.

—¿En qué consiste el trabajo comunitario?

—A través de prevención social de la Secretaría de Seguridad Pública se da una especie de limpieza interna, es decir en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública y del tribunal de barandilla. No tenemos otros implementados, como limpieza de parques y jardines, porque eso implicaría un costo adicional.

Según el reporte de ingresos de tesorería, en el último trimestre del 2014 el Ayuntamiento de Culiacán recaudó dos millones 084 mil 372 mil pesos  por multas de seguridad pública, que fueron aplicados al gasto corriente municipal.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 964
18 de julio del 2021
GALERÍA
Abanderados de México y apertura de juegos Olímpicos Tokio 2020 sin público
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.