mayo 16, 2021 9:41 PM

Fraudea Unión de Crédito a socios y revoca gobierno permiso para operar

ERNESTINA RIVERA. Afectada por la empresa.
ERNESTINA RIVERA. Afectada por la empresa.

La empresa Starfin Unión de Crédito, con oficinas en Culiacán, la ciudad de México y Tehuacán, en el estado de Puebla, timó a sus socios en esta ciudad capital, a quienes dejó sin sus recursos invertidos.

Ahora, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores le revocó a esta firma el permiso para operar. El argumento de esta dependencia fueron las irregularidades cometidas por Starfin en el manejo de su patrimonio y bienes financieros.

Entre los afectados está Ernestina Rivera Sauceda y al menos 170 socios en Culiacán. Ella, viuda y jubilada, luego de haberse dedicado durante muchos años a la venta de bienes inmuebles, siente que los cerca de un millón 200 mil pesos que invirtió están perdidos en los bolsillos de los dueños y administradores de esta empresa, antes conocida como Unión de Crédito de Distribuidores de Alimentos Balanceados S.A. de C.V.

“A mí lo chueco y lo sucio no me gusta, y ahora que me pasó todo esto me siento desprotegida. He acudido al presidente Peña Nieto, al gobernador, a muchas instituciones, y nadie responde”, dijo.

Uno de los propietarios de la empresa es Jorge Isaac Gastélum Miranda —hijo del socio mayoritario Jorge Isaac Gastélum Arámburo—, quien fue extraditado de Alemania en el 2005 por presunta defraudación fiscal, acusado por hacienda federal de omitir el pago del Impuesto Sobre la Renta por un monto aproximado a los 2 millones 706 mil pesos, del Consorcio Azucarero Escorpión, del que era uno de los directivos.

La extradición fue a mediados de agosto, pero el 26 fue liberado porque la Procuraduría General de la República (PGR) no acreditó las pruebas en su contra, según el Juzgado Segundo de Distrito, con sede en Puebla.

En Culiacán, a pesar de la revocación, las oficinas de esta firma siguen abiertas y en operaciones, confirmó José María Astorga, quien dijo ser el gerente de la sucursal, ubicada en bulevar Insurgentes y la avenida Lázaro Cárdenas, frente a la Glorieta Cuauhtémoc.

“Estamos funcionando normalmente, tanto aquí como en la ciudad de México y Tehuacán”, señaló.

En el Diario Oficial de la Federación, el 24 de marzo de 2014, la SHCP informó sobre la revocación del permiso para que Starfin siga operando, el 29 de noviembre de 2013.

“La Junta de Gobierno de la propia comisión en su sesión ordinaria celebrada el 29 de noviembre de 2013, con objeto de dar cumplimiento a dichos ordenamientos legales, dicta la presente resolución de revocación de la autorización que para operar como unión de crédito, le fue otorgada a Starfin Unión de Crédito S.A. de C.V.”, señala.

Informó que en marzo de 2012, enero de 2013 y mayo de ese año se hicieron observaciones sobre irregularidades, que no fueron atendidas.

Por ejemplo, en los estados financieros publicados por Starfin el 30 de julio de 2013, “se observó un capital contable negativo por cuatro millones 275 mil 485 pesos, por lo que se desprende que la Unión de Crédito no cumplió con las proporciones previstas en el artículo 18 de la LUC (Ley de Uniones de Crédito) en el plazo señalado por esta comisión, el cual venció el 17 de junio de 2013, por lo que se determinó que se ubica en la causal de revocación prevista en la fracción 97 de la LUC”.

Además, se les observó la no acreditación de la propiedad legal del inmueble ubicado en Culiacán, por un importe de 4 millones de pesos, ya que no presentaron la escritura que así lo sustente.

unión de cred 2

“Sus estados financieros correspondientes al mes de mayo y junio de 2013, respectivamente, con información imprecisa e incompleta”.

En el terreno fiscal, la empresa informó contar con un saldo de 11 millones 201 mil pesos por impuestos a la utilidad diferidos (a favor) al 31 de agosto de 2012, pero “al observar el comportamiento negativo de los resultados operativos obtenidos durante los últimos diez años, éstos no aportan elementos suficientes que demuestren posibilidades reales de materialización de los impuestos diferidos”.

Además, la empresa informó a esta institución federal que las aportaciones de sus socios ascienden a 17 millones 905 mil pesos y que logró incrementar su capital con la adjudicación y venta de un inmueble en Culiacán y la recuperación de cartera vencida de su socio Agroindustrial Colotepec, recibiendo en pago un inmueble ubicado en Toluca, Estado de México, con valor cercano a los 6 millones 423 mil pesos.

Pero, aclara la comisión nacional, esta sociedad financiera “no presentó las pólizas contables que respalden los movimientos en los estados financieros, así como la documentación comprobatoria de la entrada de los recursos aportados por cada socio”.

Esto significa que no hubo una condición de liquidez y los saldos mensuales de enero a agosto pasó de 1 millón 468 mil a 5 millones 23 mil pesos, basado en las cuentas bancarias. En el documento, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores advierte que esta firma financiera no aportó pruebas para desactivar la revocación del permiso y pide a Starfin el nombramiento de un liquidador, lo que ya hizo pero no es de la confianza de los socios.

Sin calidad moral

Ernestina Rivera tuvo una vida dura y logró salir adelante. Con algunos ahorros, pudo invertir 1 millón 200 mil pesos para convertirse en socia de Starfin. Su hermano José Enrique lo hizo con cerca de 6 millones de pesos y 2.5 millones de pesos otra persona, de nombre Florencia Benítez Álvarez.

Ahora, ella hace responsable a Jorge Isaac Gastélum Miranda “de cualquier situación adversa a mi familia, a mi patrimonio y a mi persona”.

Informó que les daban intereses del 12 por ciento anual y bimestralmente le entregaban poco más de 20 mil pesos durante cerca de 18 años, hasta que el dinero empezó a escasear en la unión de crédito, y solo le daban largas. En marzo del año pasado fue por sus intereses y no se los entregaron.

“Ahí empezó mi calvario. Desde ahora les digo que esto es un error del gobierno, de la Comisión Nacional Bancaria, porque dieron permisos y no vigilaron de dónde venían, y al rato la Tuta y el Mochaorejas van a poner también sus bancos, porque no importa la calidad moral de quienes operan y dirigen estas uniones”, manifestó.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 955
16 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.