mayo 6, 2021 10:27 PM

Dimas Verdugo: La historia de un secuestro frustrado y un crimen abominable

Dimas

Cristian Díaz 

Un mes antes de encontrar en una fosa clandestina el cuerpo sin vida de Dimas Humberto Verdugo Camacho, éste escribió en su página de Facebook: “Hoy es el último día de mis 21 años, que rápido pasa el tiempo, y que geniales estuvieron mis 21. Todo pinta para que mis 22 estén aun mejor. Personas van y vienen pero es parte de la vida”.

Dimitas, como le decía su padre, tendrá 22 años por siempre en el recuerdo de quienes lo conocieron. Era estudiante de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas, de la UAS. Estaba a unos meses de concluir su licenciatura. Sus amigos lo describen como una persona optimista, seria, tranquila y muy correcto.

“Era una muy buena persona, es lo que le puedo decir”, comenta uno de los jóvenes asistentes al funeral.

El viernes 20 de febrero, Dimas se vistió con un pantalón de mezclilla, una playera color gris con rayas y sus tenis oscuros con suela blanca. Ese día fue el último que lo vio con vida su familia.

“Esta vez lo estaba esperando su mamá, pues el sábado él le quería ayudar a su mama a hacer carnes en su jugo para aprender y… en realidad nos quedamos esperándolo”, cuenta Dimas Verdugo Sauceda, padre del joven, en la sala funeraria, mientras es velado.

“No solo soy yo el que se siente mal, sino todos los que lo conocieron a él, amigos, familiares, todos están consternados, hasta en las redes sociales nos lo han demostrado que todos lo andaban buscando”, menciona el papá.

Al señor Dimas se le escaparon unas lágrimas al recordar que una noche antes de que encontraran a su hijo, vio la película Buscando a Nemo, al lado de su esposa y sus otras dos hijas.

“El ultimo día que anduvimos buscándolo, en la noche, pusimos una película muy bonita Buscando a Nemo, y todo mundo andaba buscando a Nemo, haz de cuenta que todo mundo andaba buscando a mi hijo”.

estudiante funeraria

“Esa película me quedó muy presente desde que la vi de inicio, y más esa noche anterior de que ya lo encontramos al otro día, Buscando a Nemo, o sea algo similar y todo mundo aportando algo para ayudar a encontrarlo”, dijo Don Dimas.

Después de cinco días de desaparecido, el 25 de febrero pasado, el cuerpo de Dimas fue localizado en una fosa clandestina ubicada en la parte posterior de un domicilio por la calle Niños Héroes 663 poniente, en la colonia Ejidal de la ciudad de Navolato.

Secuestro fallido 

El procurador General de Justicia del Estado, Marco Antonio Higuera Gómez, en rueda de prensa informó que la última vez que fue visto Dimas Humberto fue el viernes 20 de febrero en el centro de la ciudad de Navolato, acompañado de una mujer, Gloria Elvira Velázquez Ontiveros, joven de 22 años, ex compañera de estudios de Dimas.

El pasado 24 de febrero, Gloria Elvira fue presentada ante la agencia del Ministerio Público para rendir su testimonio para esclarecer los hechos relacionados con la desaparición del joven.

Según la información proporcionada por el procurador, la joven declaró que junto con su primo Julián Ontiveros Obeso, de 31 años, planearon el secuestro de Dimas para cobrarle un rescate a la familia Verdugo Camacho.

Mediante una llamada telefónica, la ex compañera de Dimas Humberto lo convenció para verse en la ciudad de Navolato cuando el joven saliera de la FEIyPP. A las 14 horas, los jóvenes se encontraron, platicaron e ingresaron a diversos negocios, entre ellos un restaurante.

La joven convenció a Dimas para que la acompañara a su casa, ubicada en la calle Niños Héroes, en la colonia ejidal en Navolato, mismo lugar donde encontraron el cadáver del joven.

Julián, el primo de Gloria, esperaba en el domicilio señalado. “En ese domicilio Gloria y Julián aprovechan para someterlo utilizando un cuchillo y con cinta adhesiva canela lo inmovilizan y le toman fotografías con un teléfono celular”, informó el procurador.

“El joven oponía resistencia, por lo cual fue lesionado con un objeto contundente hasta privarlo de la vida y lo ocultan el cuerpo en la parte posterior del domicilio que habitaban, realizando una excavación y lo sepultan de manera clandestina”, relató.

Ambos primos fueron detenidos el 26 de febrero, por considerarlos presuntos responsables de la comisión de los delitos de secuestro agravado, por haber privado de la vida a la víctima, cometido por un grupo de dos personas con violencia y por el delito contra el respeto a los muertos y contra las normas de inhumación y exhumación.

El procurador de justicia explicó que de encontrarse culpables de los delitos, se les podría imponer una sentencia de 80 a 140 años de prisión y de 12 mil a 24 mil días de multa, eso como consecuencia a una reforma que se dio a la ley general para prevenir y sancionar los delitos en materia de secuestro. 

MARCHA. Sus compañeros exigen justicia.
MARCHA. Sus compañeros exigen justicia.

Reclamos de justicia 

Estudiantes de la Universidad Autónoma de Sinaloa, acompañados por Guillermo Ibarra Escobar, ex director de la FEIyPP, marcharon desde la facultad hasta la PGJE. Se manifestaron exigiendo justicia un día después de que encontraron sin vida a Dimas Humberto.

El ex director de la facultad denunció intimidaciones de parte de autoridades universitarias a la familia del joven asesinado para que no se realizara la marcha, acusando a los manifestantes de tener “intereses oscuros”.

Al llegar a la procuraduría, Ibarra Escobar acusó al gobernador Mario López Valdez, de la escalada delictiva en el estado. 

“Queremos manifestarle respeto a la familia de Dimas, ellos viven su dolor; sin embargo las autoridades universitarias han querido intimidar a la familia para que no nos expresemos públicamente”, dijo Ibarra Escobar. 

Juan, miembro de la  Sociedad de Alumnos de la facultad, agradeció a los asistentes por no dejarse amedrantar por las autoridades universitarias: “agradecerle a todas y a todos por haber tenido el valor de estar aquí con nosotros y gritar justicia y decir que estamos en contra de la impunidad  por la que la sociedad sinaloense y mexicana ya están hasta la madre”.  

Tenemos que exigir justicia, gritar que aquí estamos, y estamos conscientes que la muerte de un compañero no es un hecho banal, no es un hecho que tiene que pasar desapercibido, es lamentable que las autoridades de nuestra universidad no tengan la sensibilidad, no tengan el corazón de acompañarnos, de apoyar esta noble causa”, comentó el joven estudiante.

“Compañeras y compañeros, les agradezco que estén aquí con nosotros porque es lamentable pensar que cualquiera de nosotros puede ser Dimas, cualquiera, y que nuestras familias no puedan tener la certeza de que van a regresar a sus casas”, sostuvo. 

LA AUTORIDAD. Malas compañías.
LA AUTORIDAD. Malas compañías.

Inolvidable amor…

— ¿Qué canción le recuerda a Dimas?

Ponía canciones en inglés que no sé cómo se llaman —responde el padre de Dimas con una sonrisa. 

— ¿Y usted…?

— Inolvidable amor —responde sin escuchar la pregunta, mirando el féretro color gris, rodeado por dieciocho arreglos florales y una imagen de la Virgen de Guadalupe.

La sala funeraria estuvo concurrida. Jóvenes y adultos asistieron para acompañar a la familia Verdugo Camacho. A pesar de que el rostro del papá del joven estudiante denotaba dolor, se mostraba fuerte cada que alguien llegaba a darle un abrazo.

“Necesitamos ser fuertes nosotros y seguir luchando por lo que él quería también, que todos fuéramos felices, una familia fuerte y unida. Él me dijo: papá, gracias, gracias que tengo una familia, soy feliz con toda mi familia, somos una familia muy fuerte, somos muy fuertes porque hay mucho cariño, mucho amor”, recuerda.

“El predicaba con el ejemplo de valores, desgraciadamente, gente sin valor no está en nuestro control”, dijo.

— ¿Pide justicia?

— Sí, pero la justicia divina cae por sí sola, eso ya está en manos de la ley, ellos saben ya que hacer, nosotros no debemos ya… ahí muere y que ellos se encarguen, nosotros cumplimos con encontrarlo y seguir con nuestros valores y predicarlos como lo hacía el y como lo hemos hecho también nosotros”.

Entre las lágrimas le brota una repentina sonrisa de los labios, y mientras abraza a un compañero de su hijo, le pregunta:

— ¿Cuál era la palabra de Dimitas?

— Excelente —responde el compañero de Dimas.

— Así es —afirma el padre—, yo siempre le preguntaba ¿Cómo estás hijo? ¡Excelente! me contestaba… 

Malas compañías 

A Gerardo Vargas Landeros, secretario General de Gobierno, se le cuestionó si el asesinato de Dimas Humberto era muestra de las fallas en la prevención de delitos.

“No se puede decir que esté fallando eso porque él andaba con un grupo de amistades”, respondió, “y esas amistades no las eligió ni la universidad ni nadie, entonces fue un hecho que se dio fuera de la universidad, en unas horas fuera de horarios de clases, entonces es un tema ya personal, de por qué andaba él con esas personas habremos de definirlo”, mencionó el secretario.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.