mayo 11, 2021 2:00 PM

Llaman a no votar en 2015

foro inah

No votaremos en una elección controlada e inducida por el dinero del narco, señalan académicos y luchadores sociales

Francisco Sarabia/ Ciudad de México

México, D.F. Febrero 19.- Intelectuales y activistas sociales  de México llaman a los ciudadanos del país a abstenerse de votar y poner un alto a la farsa política orquestada por  los que califican una camarilla de delincuentes y ladrones que se han apoderado del control del Estado y han convertido a nuestra democracia en una “cacocracia”, es decir, un gobierno de mierda que encasilló a  los electores a elegir de lo podrido lo menos peor y  aspirar a que nos vaya lo menos mal como la única salida.

Basta de seguir imponiendo candidatos  financiados por el narco que regala maletas cargadas de dinero para comprar votos en todo el país. Así no vamos a las elecciones, arengó el defensor de los derechos humanos en la Montaña Alta de Guerrero, Vidulfo Rosales Sierra, invitado a debatir sobre el tema.

En el contexto de una mesa de reflexión y análisis sobre  Ayotzinapa, su significado y sus implicaciones en el país, los académicos, investigadores e intelectuales adscritos a los centros de educación e investigación mejor acreditados en el país, coincidieron en que el momento actual nos está indicando la urgencia de organizarnos como sociedad civil y el fenómeno Ayotzinapa nos está diciendo que esta democracia es “una porquería”.

Dijo que es oportuno ejercer el derecho a no votar, porque los mexicanos merecemos y podemos aspirar a tener un gobierno mucho mejor del que nos ha tocado vivir.

Y no es una actitud antidemócrata, aclara el  jurista Juan Antonio Cruz Parcero, catedrático e investigador de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien agregó que es sencillamente que estamos viviendo una “cacocracia”, en donde los ciudadanos “estamos colocando a los peores en el gobierno de tal forma que hoy en día quienes ejercemos un voto racional  tenemos que buscar elegir al menos peor para que nos vaya lo menos mal posible. Y eso que es muy frustrante, es a lo único que podemos aspirar”.

El auditorio Leonardo Manríquez del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se fue saturando lentamente de expresiones y corrientes ideológicas refugiadas en ese “mundo de locos” ,donde historiadores, filósofos, juristas y antropólogos recluidos en las aulas y centros de investigación, deciden iniciar lo que denominan un frente para denunciar la tragedia que vive el país.

Solidarios con el llamado de no permitir que haya elecciones en Guerrero, hecho horas después en ese mismo lugar por  Vidulfo Rosales Sierra, asesor jurídico de los padres de los estudiantes desaparecidos de la Normal “Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, los académicos e investigadores convocaron a la sociedad civil a abstenerse de elegir candidatos  en este proceso electoral y empezar a organizarse, articularse y solidarizarse con la ciudadanía.

Entre los objetivos se plantean reconstruir esos lazos sociales que el mismo Estado y la clase política actual han roto para “hacernos más vulnerables y sumisos frente a los abusos de poder, que son la causa de que ocurran muchos casos como el de Ayotzinapa”.

Y sostienen que si hay alguna vía para mejorar y salir adelante, será recomponer este tejido social, organizándose, luchando desde abajo, reconstituyendo esta democracia que hace tiempo dejó ya de funcionar y reinventando nuevos partidos que respondan a las demandas sociales reales, porque los actuales parecen más empresarios preocupados por repartirse el botín junto con las compañías multinacionales.

El escenario reunió a académicos del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social; de la Universidad Nacional Autónoma de México; de la Escuela Nacional de Antropología e Historia; del Instituto Nacional de Antropología e Historia, y del Colegio de México, que integran a su vez el Grupo Multidisciplinario de Estudios sobre Guerrero y el Seminario de Estudios sobre Guerrero y las regiones vecinas.

El investigador de la Dirección de Estudios Históricos del INAH, Carlos San Juan Victoria, expuso que México está viviendo una coyuntura política y social de dimensiones muy profundas, porque el descontento social que derivó en el movimiento de los padres de los normalistas de Ayotzinapa, ha generado una indignación de un amplio sector de la opinión pública internacional.

La indignación llega a tal grado que de septiembre pasado a la fecha se registra una gran movilización de apoyo a México, con más de 88 manifestaciones públicas que suponen la más grande movilización de la historia contemporánea, incluso mayor que la del movimiento del 68.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.