mayo 13, 2021 10:11 AM

Reclaman ex guarida del ‘Chapo’ en Mazatlán

dpto 401

“Estoy solicitando que me regresen ese departamento”, dijo a este semanario el mazatleco que por razones obvias pidió no revelar su nombre y que para proteger su identidad, en la entrevista se le nombrará como el “dueño”.

 

“La administradora (del edificio de condominios Miramar) me dijo: ‘es que llegó un señor ya grande en una silla de ruedas, y ya lo metieron ahí, lo traían en un carro chiquito y lo metieron al departamento 401’”, relata el dueño del cuarto.

 

El dueño, quien desde el 22 de febrero de 2014 no ha podido recuperar el inmueble, asegura que ni él ni la persona que lo rentó firmaron contrato de arrendamiento argumentando que los nuevos inquilinos no traían su credencial de elector.

 

—¿El Chapo Guzmán llegó en silla de ruedas? —se le cuestiona al propietario del departamento 401.

—Yo no sé. Pero me dijeron que era el abuelo. Había una persona joven ahí que rentaba un departamento en Miramar en la parte de abajo, en donde vivían creo dos señoras jóvenes con unos niños. Y le dijo a la administradora: “rénteme otro departamento porque vienen mis abuelitos”. Y se lo iban a rentar por seis meses. Lo normal es que los que van a rentar vengan a firmar, pero no vinieron. Yo le dije: “oiga no firmé”, vi el contrato porque no vinieron conmigo, no se identificaron conmigo. La administradora dijo: “es que no han firmado, ya traían al señor, al viejito en la silla de ruedas”.

 

A casi un año de la recaptura del presunto narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán, el propietario del cuarto número 401, del edificio de condominios Miramar de Mazatlán, reclama a la SEIDO (Subprocuraduría Especial de Investigación en Delincuencia Organizada) que le regrese el departamento.

 

Sostiene el dueño que en julio de 2003 compró el departamento 401 en 637 mil 748 pesos, a Pecera Inmobiliaria de Mazatlán, S.A. de C.V (Sociedad Anónima de Capital Variable), representada por su presidente de administración, el culiacanense Jaime Antonio Peña Zazueta.

 

El departamento 401 fue asegurado por la SEIDO desde el 22 de febrero de 2014 y sólo se han quitado los sellos por las autoridades federales para permitir el acceso tanto a periodistas nacionales, como Televisa y otros medios internacionales del programa televisivo 60 Minutos, de la cadena CBS.

 

—¿Cuántas veces lo han citado a declarar sobre el departamento 401?

—La vez que fui a la ciudad de México, me pidieron que fuera y yo fui. No me acuerdo si fue en abril o mayo. El citatorio me llegó por medio de la administradora (de condominios Miramar) para que yo me presentase en la SEIDO.

 

—¿En qué situación legal está a un año de los hechos?

—Se ha seguido el procedimiento del amparo, ahorita hay una revisión por un incidente que se resolvió diciendo que se concediera suspensión para que no se vendiese. Como que todavía falta la información de parte de las autoridades de la SEIDO para que la juez de Distrito resuelva el amparo.

 

—¿Ni a usted ni a la administradora les adjudican responsabilidad?

—No, a mí se me hace difícil que sea eso. Ya se demostró que no hay una responsabilidad de mi parte. En la declaración que hice en la ciudad de México, yo acredité que en el contrato que se hizo no aparece mi firma.

 

—¿Qué dijo la administradora sobre el inquilino que rentó el departamento 401?

—Me dijo “pagan bien, no tenemos ningún problema con él”.

 

—Un año después de los hechos, el inmueble sigue intervenido por la SEIDO…

—Pues sí está intervenido el inmueble todavía. Esa es la situación por la cual yo estoy promoviendo amparo y la revisión y eso.

 

Miramar

 

El edificio Miramar, que luego de la detención del Chapo Guzmán tuvo una fama efímera como de una “meca” del narcotour, en el puerto, está ubicado en avenida del Mar número 608, en el fraccionamiento Tellería.

El 15 de mayo de 2003, el edificio de condominios Miramar era considerado por los peritos constructores como construcción nueva, tipo moderna de mediana calidad.

La edad aproximada de vida útil remanente es de 60 años, lo que significa que el edificio donde estuvo escondido el Chapo Guzmán es relativamente nuevo.

Erigido en lote de terreno urbano, el edificio de 14 niveles consta de 31 departamentos, 3 penthouses y áreas comunes: terraza, accesos peatonal y de vehículos.

Además tiene área administrativa, cubo para elevador, escalera de servicio, área de basura e instalaciones, 33 armarios, comedor y servicios sanitarios para empleados y cuarto de máquinas.

En cuanto al departamento 401 en condominio, ubicado en el cuarto nivel, consta de planta baja: área de ingreso, estancia, comedor, cocina con barra, área de despensa, cuarto de lavar, una recámara con clóset y baño completo.

Asimismo una recámara principal con closet  y baño completo, closet terraza y espacio para nicho, área de equipo acondicionado, con el cajón de estacionamiento número 14 asignado y el cajón número 13 de estacionamiento adicional.

Las puertas exteriores del departamento 401 son de tambor de triplay de cedro de 6 milímetros, al igual que las interiores con marco ancho.

La cerrajería del último refugio del Chapo Guzmán es de mediana calidad nacional, con puertas y ventanas de aluminio anodizado color blanco corredizo, herrería en barandal del balcón y escalera perfil estructural en armarios.

Los muebles de baño y cocina del cuarto 401 consisten en taza en cerámica y lavabo en placa de mármol con mueble de madera empotrado, cocina integral con mueble de madera y tarja de acero inoxidable.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.