mayo 11, 2021 8:04 AM

Es Rocío IV, Reina del Carnaval Internacional de Mazatlán 2015

 

 

01 reina    buki (2)

Por Marcia Salas

Ante la presencia de más de 16 mil personas que se congregaron ayer, en el Estadio Teodoro Mariscal, el gobernador de Sinaloa Mario López Valdéz, acompañado del presidente municipal Carlos Felton González, colocó y entregó el Cetro a Rocío IV, Reina del Carnaval Internacional de Mazatlán 2015 “Los Sueños de Momo”.

Durante el recorrido que hicieron los mandatarios para subir a la parte más alta del escenario donde los esperaba ya en su silla la beldad, una mezcla de chiflidos, gritos y aplausos se dejó escuchar para bajar casi al silencio, en el momento en que fue puesta la corona vestida de plumas cual penacho, adornando la hermosa cabellera de la máxima soberana del Carnaval.

Luego vendría el estallido de fuegos artificiales, que cubrieron el cielo y cayeron como lluvia de estrellas, dejando a su paso una bella estela de colores multicolores que iluminaron aún más el hermoso escenario y dieron más vistosidad a la escenografía montada para el gran evento.

Antes, dieron inicio al espectáculo una veintena de embajadoras provenientes de Estados Unidos, de entidades y municipios circunvecinos que dieron realce a la ceremonia.

Mientras que los bailarines habían recreado a la antigua Roma y mediante un video que mostró las profundidades del mar, Momo había hecho honor a la belleza femenina. Fue así que se rindió homenaje a Libia Zulema Farriols, quien portara la corona de los Juegos Florales en 1990 y a María Elena Rodríguez, Reina de los Juegos Florales en 1965, que fue recibida con el público de pie.

También fue reconocido el maestro Jorge González Neri, a quien se le entregó el Premio Carnaval al Mérito Artístico por los 25 años que ha dedicado a la construcción de los carros alegóricos que cada año desfilan por la zona del Malecón.

Luego haría su aparición en el escenario Rocío Uribe, acompañada por las princesas reales, Josely, Karla, Melissa y Fernanda, vestida de blanco y entre bailares que hicieron recordar los cuentos de Alí Babá y los 40 ladrones, dirigiendo sus pasos a su silla real donde fue coronada como Rocío IV.

Fue entonces que el momento tan esperado para ver a Marco Antonio Solís “El Buki” llegó y luego de algunos minutos de ser anunciado, desde lo alto del escenario donde subió el artista para darle un beso a la Reina Rocío IV, se escuchó su voz con un “No puedo olvidarla”, “La luz que nunca se apagó” y “Morenita”.

Pero de nueva cuenta los chiflidos y gritos, hacia los mandatarios se escucharon cuando el artista saludó.

“Me da gusto estar esta noche presente en esta noche tan especial, en esta ocasión tan especial pues, un aplauso una vez más a Rocío IV que nos está acompañando, luciendo aquí, luciendo aquí en el escenario, como nadie, mire usted y todas sus acompañantes, aplauso ehhh, dame el nombre de las princesas, Josely, Karla, Melissa y Fernanda, aplauso a ellas, bellezas mazatlecas, gracias”, dijo y siguió el abucheó hacia Malova y Felton que duró cerca de 15 segundos, incluso “El Buki” le cambió el nombre al Alcalde. 

“Señor Gobernador, presente en esta noche, en estas fiestas, (abucheo de 10 segundos), dónde anda… Presidente municipal (abucheo de 5 segundos), Carlos Beltrán González, sí señor, como señor, (luego corrigió) Felton González, sí señor, bueno y sus esposas, gracias, gracias de corazón por estar esta noche aquí, gracias por recibirnos de esta manera, pásenla bien”. 
Después vendrían más de 20 canciones, de su amplio repertorio, que fueron contextualizadas con videos que se mostraron en las pantallas gigantes colocadas en el escenario que lograron hacer que el público se volcara al cantante, coreando a grito abierto sus composiciones y bailando algunas piezas musicales de las épocas de cuando el artista iniciara su carrera.

Y a pesar de que la noche era muy húmeda, provocada por la sexta tormenta invernal que alcanzó a Sinaloa que trajo lluvias torrenciales entre mayor y menor intensidad, no logró bajar el ánimo de los asistentes, que por veces se ponían el impermeable, abrían sus paraguas o se acurrucaban en sus chamarras impermeables para no mojarse cuando el chipi, chipi, se hacía sentir.

Mientras que entre canción y canción “El Buki”, hacía alusión a la belleza femenina y bromeaba con la concurrencia sobre su edad, por ejemplo, decía ya tengo 40 años y en una de sus pausas,  preguntó ¿Saben quienes son las únicas mujeres que saben dónde andan sus maridos el fin de semana? Y se respondió: Las viudas, las carcajadas se escucharon.

Marco Antonio Solís, hizo que en un lapso de dos horas, acompañado de coros, bailarinas e instrumentos musicales como la guitarra, el romanticismo aflorara, haciendo amena y divertida la noche, logrando incluso que la Reina del Carnaval cantara y coreara algunas de sus canciones.

En el repertorio que ofreció el cantante michoacano, estuvieron  “Se va muriendo mi alma”, “Quiéreme”, “Si te pudiera mentir”, “Tú me vuelves loco”, “Tres semanas”, “Como fui a enamorarme de ti”, “El milagrito”, “Mi mayor necesidad”, “¿A dónde vamos a parar?”, “Tu cárcel”, “Mas que tu amigo” y “La venia bendita”, entre otras más que fueron acompañadas al unísono por los miles de asistentes.

Mientras que el espíritu de los cuatro elementos vitales que dieron origen al Carnaval se mezclaron en la oscuridad y como el Ave Fénix resurgieron en uno sólo para escribir una página más en la historia de la máxima fiesta del pueblo en el marco de la celebración del 14 de febrero Día del Amor y la Amistad.

Participaron en las coreografías el Ballet y el Centro de Arte Danzario Vilanova, así como Dale Funk Dance Lifestyle y el Ballet Foklórico Infantil de Cultura.

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.