mayo 15, 2021 8:01 PM

Incendia patronato a los bomberos en Los Mochis

Tomás Chávez y Carlos Enríquez. Humo negro.
Tomás Chávez y Carlos Enríquez. Humo negro.

A mediados del 2014, Eduardo Mendoza, tesorero del Patronato Pro Bomberos de Los Mochis, advirtió al comandante del cuerpo, Carlos Enríquez Contreras: “Yo mando, y te vas a ir a chingar a tu madre”, mientras calentaba para participar en un medio maratón patrocinado por una gasolinera.

Enríquez estaba en el mismo lugar no para practicar deporte, sino para salvaguardar la seguridad social de los asistentes, como era su obligación.

“Estaba muy molesto, porque acusaba que en esa carrera pedestre, en la que él corría, había muchas unidades y personal”, recuerda ahora el jefe de bomberos, que goza de vacaciones forzadas por casi todo febrero de 2015. Después de ellas, será cesado del cargo formalmente, por instrucción del presidente del Patronato, Tomás Chávez Salomón, quien lo consideró incapaz para el cargo y de mandato irregular, pues no fue propuesto por el organismo patrono ni protestado en el cargo, en enero del 2014.

—¿Y qué hiciste?

—Nada, ni modo que suspendiera el servicio porque él estaba encabronado.

Medio año después, la amenaza de Mendoza se hizo realidad. Enríquez Contreras era cesado por el Patronato y por el Ayuntamiento de Ahome, en una reunión emergente en la Secretaría de Gobierno del Ayuntamiento de Ahome, presidida por Álvaro Ruelas Echave.

Así, el Cuate, como se le conoce al jefe de bomberos, se sumaba al cese de comandantes que inició con Absalón Espinoza Serrano, continuó con Enrique Mariscal y concluyó con Carlos Morales, en el peor caso de corrupción del cuerpo conocido en Ahome.

Por obras del presidente del Patronato de Bomberos, Tomás Chávez Salomón, y de su segundo, Eduardo Mendoza, el Cuerpo de Voluntarios Bomberos de Los Mochis “José Camelo Vega” se convirtió en una brasa de problemas, en donde las denuncias más recientes son el saqueo de activos y la cacería de brujas.

Chávez Salomón y Mendoza corrompieron la costumbre, el orden y el habitual estado de las cosas en el cuerpo de emergencias, al meterse en el operativo, proteger a bomberos rijosos y buscabullas mediante una fingida ignorancia, y saltarse todos los protocolos y reglamentos para hacer tres movimientos de personajes clave en la nueva debacle de los bomberos de esta ciudad: Imponer a Ever Noriega como administrador, designar al nuevo comandante Jesús Alberto Flores Tirado, y cesar al comandante operativo, Carlos Enríquez Contreras.

La noche anterior (30 de enero 2014) al cese de Enríquez Contreras, éste fue citado de urgencia a la Secretaría del Ayuntamiento, a través del Coordinador de Protección Civil, Sergio Liera Gil. Cuenta que, una vez adentro, fue copado por el secretario de la comuna, Álvaro Ruelas Echave, los coordinadores de regidores del PAN, José Antonio Gutiérrez Román y del PRI, Carlos IV Nemesio Bloch Artola, respectivamente, y Tomás Chávez Salomón. Ahí le comunicaron el cese y le citaron para la entrega de la estafeta al día siguiente en el cuartel oriente.

El edil representante del cabildo ante el Patronato Pro Bomberos, Fernando Solís Verduzco y único con facultades legales para estar en la reunión, fue excluido intencionalmente.

Chávez Salomón explicó: “Ah que madres, quería imponer a su suegro, Pompeyo Borboa, iba a causar más desmadre”.

Solís Verduzco negó las imputaciones de Chávez Salomón y afirmó que estuvo en la reunión vía internet, que avaló lo sucedido y que jamás pretendió imponer a su suegro.

“El señor tiene su peso en bomberos, tiene calidad moral por más de 40 años de servicio a la comunidad, incluso es bombero mucho más antes de que yo llegara a regidor o de que yo me casara con su hija. Miente Tomás Chávez Salomón”.

La perversidad.- Carlos Enríquez Contreras obtuvo la comandancia de bomberos con el respaldo de la mayoría de tragahumos, luego de vencer en una lucha interna a Raúl López, quien se sumó a su rival, en enero del 2014.

La elección del personal de bomberos molestó a Tomás Chávez Salomón, que calificó el proceso como ilegal e irregular, pues para él y aún lo sostiene, los aspirantes eran indignos del cargo, así como ajenos al perfil que se requiere para ser comandante de bomberos.

“Le ordenamos que no hiciera cambios y los hizo, por eso salió, no era para el cargo”.

La justificación de Chávez Salomón se antepone al argumento que dio el secretario de la comuna, Álvaro Ruelas Echave, para el mismo cese, pese a que ambos la acordaron. “Fue por falta de liderazgo e indisciplina”.

La punta de la madeja.- Para el regidor representante del ayuntamiento en el patronato Pro Bomberos de Los Mochis, Fernando Solís Verduzco, el cese del comandante fue injusto. Es una mentira y justificación infantil que él sólo tiene la culpa de lo que sucede en el cuerpo de bomberos y en el patronato.

“El cese del comandante Enríquez es sólo la punta de la madeja que abrió la caja de pandora en la que se oculta el Patronato Pro Bomberos de Los Mochis y el propio cuerpo”.

Solís es crítico y tiene pregunta que nadie responde ¿Por qué tantos problemas en Bomberos? , ¿Qué se esconden? ¿A quién beneficia la salida de Enríquez? ¿Cómo maneja el Patronato el dinero? ¿A quién informa? ¿Quiénes son los proveedores?

Y con conocimiento de causa, asegura que en Bomberos debe de haber una investigación municipal que abarque desde el presidente del patronato y al tesorero hasta a los bomberos voluntarios y sus grupos de choque.

“No es posible que bomberos esté acaparado por un grupito de bomberos voluntarios y uno o dos civiles, uno de ellos con más de 10 años en el mismo cargo, Eduardo Mendoza”.

Lo que dicen:

Carlos Enríquez Contreras: “Fue perverso lo que hicieron. Son una mafia. Debieron cesar a mí, al administrador y a dos bomberos voluntarios más. Así se acaba el problema, pero nada más a mí me ocurrió. Lo dicho, son una mafia”.

Jesús Alberto Flores Tirado: “Yo vengo a trabajar. Si la quieren ahí está. Se las dejó, que lleguen otros, que compitan entre ellos o que el personal lo elija, es lo mejor para el cuerpo”

Tomás Chávez Salomón: “¿Eh?, yo no sé nada de los enfrentamientos. La elección inicial estaba mal. Nosotros debemos designar a los mandos. Y el regidor (Solis) iba a causar más problemas”.

Fernando Solís: “El cese de Enríquez en injusto. Debe de investigarse más al patronato y al cuerpo de bomberos, porque algo raro hay allí”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.