mayo 8, 2021 8:36 PM

Encapsulan a Emilio: Autorizan extradición a EU, pero cierran el caso

Alleged Sinaloa drug kingpin Victor Emilio Cazares arrested

Un juez autorizó su extradición a los Estados Unidos, pero allá no hay información abierta sobre las acusaciones que pesan en su contra… lo que hace pensar que su caso ha sido encapsulado y que su juicio, si lo hubiere, será en secreto.

 

El futuro “legal” del narcotraficante Víctor Emilio Cázares Salazar parece tener su suerte marcada, luego que la Secretaría de Relaciones Exteriores en México aprobara esta semana una solicitud de extradición hecha por el Departamento de Estado de Estados Unidos, a petición de las fiscalías del Distrito Este de Nueva York y del Distrito Central de California, donde el capo enfrenta acusaciones por tráfico de droga.

Voceros del Departamento de Estado informaron a Ríodoce que ahora que la solicitud está aprobada, será cuestión de horas para que Cázares Salazar, el principal distribuidor de droga en la zona centro de California y Nevada, sea extraditado y enfrente la justicia americana.

“No podemos informar qué día se hará su extradición ni a dónde será llevado, pero el momento es cuestión de horas”, informaron voceros del Departamento de Estado.

Sin embargo, el caso parece haberse encapsulado, según voceros del Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ), quienes precisaron que en este momento no tienen acceso a información en torno a Cázares Salazar, incluso, que en su sistema de datos no aparece ningún archivo sobre él.

No así la DEA, que en su momento consideró a Cázares Salazar como el hombre más buscado gracias a la red de distribución que tenía en Estados Unidos, comparada únicamente a la de los hermanos Pedro y Margarito Flores, que hace apenas unos días fueron sentenciados a 14 años de prisión.

Según el procedimiento de extradición, Cázares Salazar sería entregado por elementos de la PGR a agentes de la DEA y del US Marshals, quienes lo retendrán hasta que sea presentado ante un juez federal, quien tras leerle las acusaciones por las que está detenido, le preguntará si se considera culpable o inocente y, a partir de ahí, quedará en poder del Buró de Prisiones en Estados Unidos (BOP).

Sin embargo, si el caso fue encapsulado, como lo fueron en su momento el de Osiel Cárdenas y el del sinaloense Javier Torres Félix, el JT, podría ser que a partir de su extradición ya no se sepa nada del capo, pues el juicio, si lo hubiere, se hará en el más completo secreto.

El capo fue detenido el 8 de abril de 2012, durante un operativo dirigido por la Policía Federal en las afueras de Guadalajara, y partir de entonces se desconoció su paradero, hasta que días después trascendió que el capo estaba encarcelado en la prisión de máxima seguridad del Altiplano, en el municipio de Almoloya de Juárez, Estado de México.

cazares cartel

El brazo fuerte del Chapo y el Mayo

 

De acuerdo con reportes de la DEA, Cázares Salazar era el principal puente para el trasiego de droga de México a Estados Unidos, incluso, el capo tenía varias células de distribución en la zona centro de California, sobretodo en las zonas de Los Ángeles y el Valle Imperial.

El reporte informa que desde el 2002, Cázares Salazar era el principal importador, distribuidor y lavador de dinero en esa zona, donde tenía familia, y había creado un imperio gracias a sus alianzas con Joaquín el Chapo Guzmán e Ismael el Mayo Zambada, jefes del Cártel de Sinaloa.

La droga la trasladaba por diferentes medios de México a Estados Unidos, incluyendo aire, tierra y mar, pero una vez que llegaba a la frontera de Estados Unidos, la movía al centro de California, para posteriormente transportarla en tráilers hasta los estados de Nueva York y Nueva Jersey, donde el capo tenía otras células de distribución.

Era tanto el poder alcanzado, sobre todo en California, que a partir del 2005 el capo fue señalado por la DEA como “objetivo prioritario”, por encima incluso del mismo Chapo y el Mayo, por lo que inició una cacería en su contra que no sólo involucró a agentes de la DEA, sino también a elementos del FBI, de ICE, US Marshals, y policías locales de los condados de Los Ángeles, Riverside, Ventura y San Bernardino.

Timothy J. Landrum, agente especial de la DEA, recordó que en 2005 se realizó una operación encubierta para atrapar a Cázares Salazar, la cual fue llamada Operación Imperial, pero se les escurrió de las manos porque tras tenderle una serie de trampas con su misma gente, y en el último momento el objetivo no apareció.

“Se cree que Cázarez Salazar fue avisado y entonces regresó a Sinaloa, donde tenía su base de operaciones”, informó entonces la DEA.

La cacería en contra del capo continuó, y a través de informantes y sistemas de inteligencia se le ubicó en repetidas ocasiones en Culiacán, Badiraguato, Mocorito, y en la zona de San Lorenzo, pero sin que se le pudiera en ningún momento arrestar. Fue entonces que el Departamento del Tesoro lo boletinó en febrero de 2007, emitiendo entonces una orden de arresto en su contra por lo que la cacería se intensificó.

Pero en 2008, al fragmentarse las relaciones entre los hermanos Beltrán Leyva, y las otras dos fracciones del Cártel de Sinaloa, la guerra al interior de esta organización criminal distrajo por un tiempo a las autoridades mientras la sangre corría por todo Sinaloa.

Una de las víctimas de esa guerra fue Arturo Meza Cárdenas, hijo de Blanca Margarita Cázares, la Emperatriz, quien fue ultimado a tiros junto con Edgar Guzmán López, hijo del Chapo Guzmán.

Un hermano del capo, Abel Cázares, fue muerto a balazos el 7 de octubre de ese mismo año, durante la guerra en su interior que vivió el cártel, por lo que Víctor Emilio cambió su residencia de Culiacán a Guadalajara.

Para entonces, la DEA ya seguía muy de cerca de Cázares Salazar, quien como último recurso se hizo una cirugía plástica, según archivos de la DEA, para cambiar su apariencia y así despistar a sus perseguidores.

No sería sino hasta principios de 2012 que elementos de la DEA, en coordinación con la Policía Federal Mexicana, lo ubicaron, y el 8 de abril de ese año lo detuvieron finalmente en las afueras de Guadalajara Jalisco, cerca de una comunidad conocida como La Venta del Astillero.

Según publicó entonces el diario Los Ángeles Times, Cázares Salazar lucía mucho más joven gracias a la cirugía que se hizo, y por momentos los agentes no lo pudieron reconocer, pero tras una serie de pruebas de ADN y de huellas dactilares, se confirmó que se trataba del capo.

victor cuadro

Expediente clasificado

“No existe información en nuestro sistema sobre Víctor Emilio Cázares Salazar; sabemos que la DEA tiene información sobre él, y en teoría debería haber información, pero por alguna razón no tenemos acceso a ella”, dijeron voceros del USDOJ.

No sería la primera vez que el gobierno de Estados Unidos encapsula un caso de un narcotraficante mexicano. Ocurrió con Héctor el Güero Palma, con Javier Torres Félix, y con Osiel Cárdenas Guillén, todos ellos extraditados, y cuyos casos se realizaron a puertas cerradas.

De acuerdo con expertos, es posible que muchos de ellos hayan recibido inmunidad policial a cambio de información sobre el modus operandi de la organización a la que pertenecían, aunque se desconoce por qué el caso de Cázares Salazar se encuentra encapsulado, cuando aún ni siquiera está en poder del gobierno americano.

En México, la defensa del narcotraficante había interpuesto todo tipo de amparos para evitar ser extraditado, pero no fue sino hasta esta semana que un juez federal concedió la extradición.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.