mayo 15, 2021 8:23 PM

Desempleo, uno de los destinos más probables de los egresados de una universidad en Sinaloa

SUSANA. Largo peregrinar en las filas del desempleo.
SUSANA. Largo peregrinar en las filas del desempleo.

Natalia Ramírez

Susana tiene 27 años, estudió ciencias de la comunicación en la Universidad de Occidente en Culiacán, Sinaloa y se graduó con mención honorífica. Después de un tiempo de buscar trabajo y no encontrarlo, decidió empezar a laborar por su cuenta… moviendo el hula hula en un crucero de la ciudad.

“Soñaba con ser comunicóloga, me imaginaba escribiendo para un periódico, recorriendo las calles de mi ciudad contando sus historias, esas que hacen la gente. Por alguna razón, terminé siendo yo la historia”.

Cuenta que al titularse tardó meses en encontrar trabajo; al paso del tiempo le llamaron de una empresa en la que la entrevistaron meses anteriores y le pidieron presentarse en tres días.

Tan sólo duro un año trabajando en un medio sinaloense, después de ese tiempo le dijeron que debían “prescindir” de sus servicios.

“Eso fue todo, mis únicos meses realizando el sueño que te platiqué, después, nada… hasta hoy”.

Un plástico redondo y brillante la envuelve; rojo, verde limón, amarillo, rosa y morado son los colores que rodean su cintura.  Sus caderas, piernas y brazos se mueven al ritmo de una canción mientras juega con su aro; con soltura éste va de un lugar a otro por su cuerpo, sube y baja a diferentes velocidades. Sonriendo, Susana presume lo buena que es con el hula hula.

El destino de los egresados

El último censo de población realizado en el tercer trimestre del 2014 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), arrojó que Sinaloa tiene una población de 2 millones 962 mil 047 habitantes, de los cuales, de una manera general, 1 millón 302 mil 021 personas son económicamente activas y 940 mil 768 no lo son; mientras que de las primeras, 79 mil 082 ciudadanos están desempleados.

En México, el 40 por ciento de los egresados universitarios se encuentran desempleados o con dificultades para encontrar una ocupación remunerada. Esto, de acuerdo con información que contiene un estudio realizado en 2013 por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

La asociación estableció que en la década pasada, el número de profesionistas en nuestro país aumentó a 2.8 millones, de los cuales, el 16 por ciento se mantuvo inactivo; lo que representó que la tasa de desempleo aumentara de 2.3 a 5.1 por ciento.

Pero, ¿Qué pasa en nuestro estado? Desde hace una década, nuestra entidad tiene el mayor índice de egresados universitarios en el país. Una encuesta realizada en 2012 por el Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (Codesin), arrojó que tan sólo el 30 por ciento de lo jóvenes trabaja en su área de estudio. Esto, debido a que hay más egresados que puestos formales.

Es por ello que la situación se complicará en los próximos cinco años, ya que la cifra de profesionistas desempleados podría rebasar los 3 millones.

En su estudio, CODESIN demostró que el 23 por ciento de los jóvenes egresados no creen que en Sinaloa haya oportunidad laboral en su área de estudio, mientras que el 77 por ciento sí lo cree.

En contraste, 68 por ciento cree que su campo de trabajo está saturado y el 5 por ciento, que no lo está.

De acuerdo con el mismo estudio, el 36 por ciento de los jóvenes que encuentran un trabajo en su área dicen que el sueldo es acorde a lo que realizan, 28 que no lo es y 36 por ciento es totalmente indiferente, aunque el 1 por ciento declaró haber elegido su carrera universitaria por la expectativa de un buen salario y el 33 por ciento por vocación.

El estudio de Codesin muestra que el 78 por ciento de los jóvenes prefieren una carrera que les dé cierta estabilidad laboral y 81 por ciento dicen haber elegido una escuela que les proporcionara herramientas suficientes para la vida.

El 42 por ciento de los encuestados no trabaja en un área afín a su área.

Números generales

En el más reciente reporte de empleo en Sinaloa —marzo 2014—, el Codesin informó que el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) contaba con 8 mil 346 trabajadores registrados, lo cual significó un aumento de 1.89 por ciento respecto a esa misma fecha del año anterior.

Esto contribuye a que Sinaloa siga estando por encima de la media nacional de desempleo (que es del 4.87 por ciento) manteniéndose desde hace años en un 6.02 por ciento.

La cuarta parte de la población en Sinaloa, es decir, el 26.6 por ciento, es joven de entre 15 a 29 años de edad, los cuales, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en el último estudio que dio a conocer a finales del 2014, representaban el 59.8 por ciento de la población económicamente activa del estado. Y a su vez, 11.5 por ciento de los chicos en ese rango de edad, se encuentran desempleados pero en busca de trabajo.

En el 2013, Consulta Mitofsky presentó un reporte de las principales preocupaciones que tiene la población sinaloense para evaluar a las autoridades del estado.

Esta encuesta arrojó que el desempleo es la mayor preocupación ciudadana, desplazando al porcentaje de la población que le aqueja el narcotráfico, la drogadicción y la inseguridad en el estado.

En tan sólo 10 meses, durante el gobierno del actual mandatario, Mario López Valdez, pasó de 10.1 por ciento de desempleados en septiembre  de 2013, a 19.6 por ciento en julio del 2014.

Información del Codesin arroja que el año pasado, Sinaloa se encontraba en el lugar 17 en la generación de empleo, bajando tres puestos respecto al año anterior, cuando se ubicaba en el 14.

Esto resulta contrastante con el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016, presentado por Malova al inicio su mandato, en el que se considera a los jóvenes como “la fuerza que necesita oportunidades para incorporarse y contribuir directamente al crecimiento de Sinaloa en todos sus ámbitos; ya no es suficiente limitarse a la creación de empleos, también debemos garantizar mayores salarios y mayor calidad en el ámbito laboral”.

El 15 de enero pasado, OCCMundial, empresa mexicana dedicada a la bolsa de trabajo, confirmó lo arrojado por Mitofsky pero a nivel nacional: la mayor preocupación de los profesionistas mexicanos por cuarto año consecutivo, es el empleo o la falta de éste, muy por encima de la economía y la seguridad.

Un número con esperanza

Susana es un retrato crudo de esta situación.

“¿Que si soy feliz haciendo esto?, tampoco soy infeliz, simplemente es lo que hago, lo tengo que hacer, no es que me alcance para vivir, ni mucho menos; sigo viviendo con mis padres, pero tengo que ocuparme. Además no lo hago todo el tiempo”.

Con el enorme aro en la mano habla de su familia, sus seis hermanos y sus padres, siempre juntos, todos universitarios, todos trabajando, menos ella. Dice ser la más chica de siete hermanos, a los cuales vio terminar sus estudios y ubicarse en el área que les correspondía.

“No sé si fueron los tiempos pero conmigo no funcionó. Tengo claro que es una situación nacional, no culpo  a un gobierno pero, qué más cambio. No hay día que no piense en eso”, reflexiona.

“Siempre temí ser parte de las estadísticas, y aun ahora que lo soy, sigo temiendo tener que aceptarlo, por eso no dejo de buscar la oportunidad”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.