mayo 13, 2021 5:59 PM

Aterriza de emergencia avión de Aeroméxico en Mazatlán

avion siniestrado
Emergencia. Ruta Culiacán-Guadalajara

El avión tipo Embraer ERJ 145 del vuelo SLI2211 de Aeroméxico que llevaba a bordo 48 pasajeros, aterrizó de emergencia esta mañana en el Aeropuerto Internacional de Mazatlán a causa de fallas técnicas.

De acuerdo con la versión de Rodolfo Palma, ingeniero de sonido que viaja continuamente a Guadalajara, alrededor de 20 minutos después de haber despegado del aeropuerto de Culiacán se escuchó un fuerte sonido similar al del tren de aterrizaje, pero de mayor intensidad.

En esos momentos, indicó, empezó a salir humo que de inmediato penetró en todo el avión acompañado de un fuerte olor a hule quemado.

Desmintió la versión que ha circulado en algunos medios, en el que se indica que fueron los baleros de las llantas las que provocaron un chispazo, humo y fuego.

La más asustada fue la azafata, comentó, que en esos momentos estaba ofreciendo un refrigerio, y vimos como se le desfiguró la cara por el susto por lo que estaba pasando.

En esos momentos se notificó a los pasajeros que regresarían para aterrizar en Mazatlán.

“Nadie nos dijo ‘permanezca sentado’, ni dieron indicaciones para bajar o cómo hacerlo, ni qué precauciones o medidas tomar; llegamos, se bajó la tripulación y nosotros, los pasajeros, detrás de ellos, todos se bajaron por instinto”, mencionó.

Con el número de asiento 12-C, Rodolfo Palma fue entrevistado por personal de Aeronáutica Civil, ya que su lugar estaba ubicado cerca de donde se registró la falla y de la salida de emergencia.

“Lo que escuchamos en esos momentos fue que las alarmas del avión no detectaron ningún problema”, dijo.

A bordo de la nave también viajaban integrantes de la agrupación Titanes de Durango, niños, personas de la tercera edad que entraron en crisis nerviosas.

Agregó que los bomberos no sofocaron ningún fuego porque no hubo tal, lo que hicieron fue hacer una revisión de rutina donde se registró la falla y que como se observa la en la imagen que capturó en ese momento, hay una tapa en el piso que nada tiene que ver con la supuesta llanta incendiada.

“Por poco no la libramos”

Relató que fueron por lo menos tres horas las que tuvieron que permanecer en el aeropuerto a la deriva, sin que personal de Aeromexico los atendiera; la única que recibió atención fue la azafata porque entró en una crisis nerviosa mientras que el capitán abordó un taxi y se fue.

“Reclamamos a la aerolínea, y hasta que lo hicimos nos dijeron que a las 4:30 llegaría un vuelo a México y a ver si alcanzábamos la conexión para que abordar el que nos llevaría a Guadalajara”, expuso.

Leticia Santos, otra de las pasajeras afectadas por lo ocurrido calificó dijo que fue alarmante ver como el humo invadió todo el avión generándose movimientos bruscos.

“Pero la impresión más fuerte es ver que la azafata está en shock y no explicaba nada, el avión se “picó” para bajar y una vez que aterrizó nadie dijo ‘llegamos’ ni ‘pueden bajar’, ni ‘cambiamos ruta’…nada”, señaló.

Cada quien bajó sus pertenencias y aunque pidieron el equipaje que habían documentado, debieron pasar varias horas antes de que les fueran entregadas.

Cuestionó la actitud del personal de Aeroméxico, toda vez que no les permitía pasar a la sala, y con un comportamiento grosero no sólo nos los atendieron, sino que no les informaban lo que ocurría ni lo que harían para continuar con su viaje.

“Después de preguntar e insistir, nos dijeron que a ver si llegaba un avión, y ‘a ver si caben’ y ‘a ver si pueden hacer conexión en México’”, expuso.

Del nerviosismo y miedo, dijo, los pasajeros pasamos al enojo pues hubo gente que pagó 11 mil pesos por el boleto y nadie se hacía responsable.

“No es posible que una aerolínea de ese nivel no pueda enviar un avión de Culiacán”, consideró.

Entonces empezaron a surgir las versiones de que van a proceder legalmente y empezaron a organizarse para hacerlo de manera grupal.

Rodolfo Palma y Leticia Santos compañeros de viaje debieron pagar 4 mil 300 por la renta de un vehículo y llegar a Guadalajara a cumplir con sus compromisos, debiendo gastar además en casetas de peaje y gasolina.

“Estoy molesta, porque estoy de acuerdo que hay una falla y riesgos tambien y que la labor del piloto es buena porque bajó el avión bien, pero cero atención de Aeromexico ¿Quién se hace responsable? Nadie, nadie dio la cara, ni un representante de Aeromexico lo hizo, nadie sabe de reembolso dijeron que marcáramos al 01800”, expuso.

Hasta el momento la aerolínea no ha emitido una versión oficial de lo ocurrido.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.